Una familia que quiso contar su dolor

Esta noticia es de hace 2 años

Carlos y Grettel de la Cruz Cutiño eran dos hermanos que viajaban a visitar a sus abuelos en Holguín, cuando la muerte los sorprendió el pasado 18 de mayo en el accidente aéreo en La Habana.

Aurora Cutiño Alfaro, su madre, quiso contar su historia a la televisión cubana.

“Es un compromiso mío que esto siga, que mis hijos no mueran, y por eso decidí que se hiciera esta entrevista, para que el mundo entero y sus amigos sepan que Carlitos y Grettel no…, en estos momentos están de viaje”.

Los hermanos nacieron en Holguín, pero desde hace años toda la familia decidió radicarse en la capital debido a la grave enfermedad que padecía el joven.

“Logró terminar el 12 grado con profesores que le pusieron en la casa, logró entrar a la Cujae, y en el mes de julio recibirá su título post-morten. Fue todo un reto contra la vida. Por los sueños de mi hijo es que soporto todo esto”, relató orgullosa Aurora, en medio de su dolor.

                                        Foto: Carlos Miguel de la Cruz Cutiño/ Facebook

La joven Grettel trabajaba en el departamento de contabilidad de un banco popular de ahorro.

                                                     Foto: Grettel Isel de la Cruz Cutiño/ Facebook

Su hermana mayor, Isailys, religiosa, expresó que está convencida de que sus dos hermanos están en el cielo. “Están muy bien cuidados y protegidos, confío en que Dios los tiene con él”, dijo.

Los restos de ambos jóvenes, que aún no han sido identificados, serán expuestos en la Casa de Cultura del Cotorro, para luego ser trasladadas a Holguín.

Esta noticia es de hace 2 años
Archivado en:

Comentarios


¿Tienes algo que reportar? escribe a CiberCuba:

 +34621383985