Se agrava la difícil situación de los impedidos físicos en Cuba

Esta noticia es de hace 2 años

¿Vela correctamente el Gobierno cubano por los derechos y las necesidades de las personas con discapacidad en Cuba? A esa pregunta intenta responder este reportaje de Cubanet, que interroga a varias personas que padecen algún tipo de discapacidad o a sus familiares directos.

Los entrevistados se quejan de la falta de recursos y de atención por parte de los trabajadores sociales. Reciben dinero insuficiente del Estado o incluso hay quien asegura no tener asignada una "chequera", como el caso de un hombre que perdió una mano en un accidente laboral hace más de 20 años.

No es la primera vez que salen a la luz casos muy delicados que se quejan de la falta de atención de las instituciones dedicadas a garantizar los derechos de las personas en la Isla que padecen algún tipo de impedimento físico, personas que, ante el insuficiente apoyo del Estado, quedan condenadas a subsistir gracias al apoyo de familiares, amigos, vecinos o incluso de la caridad internacional.

A la queja por la falta de apoyo hacia las personas discapacitadas en Cuba se suma el acoso policial hacia organizaciones que, con carácter no gubernamental, intentan atender y apoyar las necesidades de esos grupos más vulnerables.

Es el caso del Instituto de Defensa de Comunidades Vulnerables (perteneciente a la Red de Cultura Inclusiva Cuba), una ONG que no se considera opositora al Gobierno pero que, no obstante, es perseguida como si lo fuera porque intenta hacer una labor altruísta fuera del ámbito gubernamental.

Recientemente las autoridades cubanas impidieron que dos miembros de esa organización se presentara en el noveno grupo pre-sesión del Comité sobre los Derechos de las Personas con Discapacidad de las Naciones Unidas.

Entre los reclamos generales a nivel nacional se encuentra la existencia de barreras arquitectónicas en la mayoría de los servicios públicos de las ciudades o, incluso, el acceso de los discapacitados a la educación superior, porque no existen preuniversitarios para discapacitados.

Sin embargo, lo que se debate en este reportaje de Cubanet es todavía más elemental, la simple subsistencia y calidad de vida de una comunidad especialmente vulnerable, que carece en muchos casos de sillas de ruedas, bastones o muletas, a lo que se suma la falta de una alimentación o vivienda dignas, que haga más llevadera su situación.

Hace poco más de un años, los recortes superiores al 60% en las ayudas para la compra de material por las filiales de la Asociación Cubana de Limitados Físico Motores (ACLIFIM), dejó a los impedidos físicos en una situación todavía más delicada.

Esta noticia es de hace 2 años
Archivado en:

Comentarios


¿Tienes algo que reportar? escribe a CiberCuba:

 +34621383985