Se pronuncia en contra del matrimonio homosexual en Cuba frente a las cámaras de televisión

Esta noticia es de hace 1 año

Cuba inició ayer lunes 13 de agosto el proceso de consulta popular de la nueva Constitución con las primeras reuniones que, durante tres meses, analizarán el texto aprobado por los diputados la Asamblea Nacional del Poder Popular. En apenas 24 horas, ya se perfila como uno de los apartados más comentados el artículo 68, que establece el matrimonio entre dos personas “con aptitud legal para ello”, sin delimitar los sexos.

“Creo que si nosotros cometemos el error de aprobar que el matrimonio sea entre dos personas de un mismo sexo, pues al cabo de los años, nos vamos a dar cuenta de que vamos a estar todos equivocados y no vamos a poder dar atrás”, ha dicho un cubano cuya opinión ha sido recogida en este fragmento de un reportaje del Sistema Informativo de la Televisión Cubana.

En el lado contrario, la opinión de alguien que considera que el criterio expresado es “absoluto”, y precisa que en la “Constitución no dice en ningún momento que las personas tienen que casarse con personas del mismo sexo”, sino que sencillamente "amplía este concepto de matrimonio”, y argumenta que se trata de "darle oportunidad a todos los ciudadanos a que se casen con la persona que entiendan”.

El diario local Sierra Maestra ha indicado que en Santiago de Cuba los trabajadores de la heladería Jardín de las Enramadas iniciaron ayer el debate constitucional en esa provincia oriental, y la nota detalla que en la reunión una de las cuestiones más polémicas fue también la modificación del concepto de matrimonio.

En este sentido, uno de los trabajadores afirmó que, si bien no está en contra del derecho de las personas a disfrutar abiertamente de su orientación sexual, opina que no debe reconocerse legalmente ese tipo de uniones.

“Comprendo que si dos mujeres o dos hombres son pareja y tienen una vida y bienes materiales en común, al fallecer uno de los dos no hay una ley que asegure el derecho del que sigue viviendo a las cosas que adquirieron en común, como ocurre en las relaciones heterosexuales, que existe el reconocimiento legal de la unión que hubo entre ellos…por esa parte lo entiendo, pero la ley debe buscar otros mecanismos para proteger el derecho de las personas en esta situación, no el matrimonio", precisó.

Y añadió: “Me preocupa qué ejemplo les estaremos dando a los niños y a las niñas".

En el extremo contrario, otro ciudadano señaló: “Si estamos hablando de los derechos y garantías que asegura a cada ciudadano cubano la Constitución; si reconocemos que la sociedad cubana se opone a cualquier tipo de discriminación, ¿Cómo vamos a negarles a las personas el derecho a contraer matrimonio solo porque son homosexuales? Si hacemos eso estaremos discriminando a miles de personas".

Hasta el 15 de noviembre hay programadas unas 135.000 asambleas en las que los mayores de 16 años en la Isla ―unos 11.2 millones de habitantes― están llamados a expresar sus opiniones y a sugerir cambios, o no, en el texto de la próxima Carta Magna.

El proyecto propuesto como reforma parcial de la Carta Magna de la República de Cuba tendrá 224 artículos divididos en 11 títulos, 24 capítulos y 16 secciones y ya fue debatido y aprobado por la Asamblea Nacional a finales de julio.

Esta noticia es de hace 1 año
Archivado en:

Comentarios


¿Tienes algo que reportar? escribe a CiberCuba:

 +34621383985