Ésta es Rosa, la buena samaritana que ayuda a cubanos en Trinidad y Tobago

Ella y su marido han acogido en sus tierras a 72 cubanos.


Este artículo es de hace 2 años

Rosa es de Trinidad y Tobago. Ella y su marido llevan más de dos años preocupados por los inmigrantes cubanos que han ido llegado a su país. La semana pasada la pareja dio un paso más y acogió en sus tierras a 72 cubanos que no tenían dónde vivir. 

Ella les ofreció un platanal de su propiedad, que queda al fondo de su casa, para que los refugiados pudieran levantar un campamento donde poder instalarse, después de ser expulsados de una nave en la que vivían junto a otro grupo de compatriotas.

La situación de los cubanos en Trinidad y Tobago es límite tanto para los solicitantes de asilo como para los que han conseguido ya el estatus de refugiado. Viven en condiciones higiénico sanitarias precarias. Rosa les ha cedido sus tierras, que es todo lo que podía hacer, pero éstas no están habilitadas acoger a tantas familias.

El Alto Comisionado de la ONU para los Refugiados (ACNUR) retiró la ayuda que venía dando a los cubanos en noviembre del año pasado y éste fue el detonante para el empeoramiento de las relaciones con el exilio cubano en Trinidad y Tobago.

Tras protestar ante la sede de Acnur en Puerto España, los cubanos fueron detenidos por entorpecer el tráfico y encarcelados en una prisión de máxima seguridad, de la que salieron pocos días después tras pagar las respectivas multas.

Una vez en la calle, un empresario trinitario les ofreció desinteresadamente una nave para que pudieran instalarse por un mes, pero tras cumplirse el plazo pidió a quienes no tenían el estatus de refugiado, que abandonaran el local.

Quedaron en la calle 72 cubanos, entre ellos, incluso, familias con el estatus de refugiados reconocido, como por ejemplo la de Andris Moiset González y Lázara Islem Planas Cárdenas, con sus dos hijas de 11 y 14 años.

Ellos viven en el platanal que Rosa les ha cedido sin pedirles nada a cambio ni ponerles fecha para marcharse. Ella sabe que los cubanos en Trinidad y Tobago no pueden trabajar y están a la espera de que los reasienten en otros países porque el suyo es sólo una nación de tránsito.

Rosa es de los muchos trinitarios que han tendido la mano a los inmigrantes cubanos cuando su Gobierno y la ONU les dieron la espalda.

Archivado en:


¿Tienes algo que reportar?
Escribe a CiberCuba:

editores@cibercuba.com

 +1 786 3965 689

Necesitamos tu ayuda:

Como tú, miles de cubanos leen y apoyan el periodismo independiente de CiberCuba. Nuestra independencia editorial comienza por nuestra independencia económica: ninguna organización de ningún país financia CiberCuba. Nosotros hacemos nuestra propia agenda, publicamos nuestras opiniones y damos voz a todos los cubanos, sin influencias externas.

Nuestro diario se ha financiado hasta hoy solamente mediante publicidad y fondos propios, pero eso limita lo que podemos hacer. Por esto pedimos tu ayuda. Tu aporte económico nos permitirá hacer más acciones de periodismo investigativo y aumentar el número de colaboradores que reportan desde la isla, mientras conservamos nuestra independencia editorial. Cualquier contribución, grande o pequeña, será muy valiosa para nuestro futuro. Desde solo 5$ y con solo un minuto de tu tiempo puedes colaborar con CiberCuba. Gracias.

Contribuye ahora

Tania Costa

(La Habana, 1973) vive en España. Ha dirigido el periódico español El Faro de Melilla y FaroTV Melilla. Fue jefa de la edición murciana de 20 minutos y asesora de Comunicación de la Vicepresidencia del Gobierno de Murcia (España)

Comentarios

Playlist de videos en CiberCuba