La Policía de Miami precisa que la adolescente cubana fallecida por una bala perdida debía cumplir con el toque de queda

La joven al escuchar los disparos corrió para refugiarse, pero fue alcanzada por una bala perdida.


Este artículo es de hace 2 años

Continúa bajo investigación en Miami el fallecimiento de una adolescente cubana de 16 años por una bala perdida, mientras se encontraba en el estacionamiento de un restaurante en la madrugada del pasado domingo.

Los detectives encargados del caso averiguan si Ana Lauren Álvarez Hernández, de 16 años, se encontraba en compañía de algún adulto, pues por su edad estaba sujeta al toque de queda decretado a finales de mayo para menores de 17 años, que limita a las 11 de la noche la hora en que los menores pueden estar solos en la calle.

"El toque de queda siempre está", ha recordado Argemis Colome, portavoz de la policía de Miami-Dade, en alusión al toque de queda activado por el condado de Miami-Dade para proteger la vida de menores como parte del Grupo de Intervención contra la Violencia (GVI).

Según reportes de los testigos, referidos por la policía, la joven al escuchar los disparos corrió para refugiarse pero fue alcanzada por una bala perdida.

En el lugar del fatídico suceso todavía se pueden ver rastros de sangre, una prenda de ropa y una vela que alguien colocó para homenajear a la víctima.

Algunos residentes en la zona han declarado a la cadena America Tevé que el lugar suele ser punto de encuentro de los adolescentes, que van al lugar algunos para pasar el rato, y otros a beber alcohol o a ver de cerca a los aviones, pues el restaurante se encuentra en las inmediaciones del aeropuerto de Miami.

En la madrugada del domingo, sobre las 2:45 de la madrugada, un grupo de hombres que no tenía relación alguna con la víctima –según ha subrayado el portavoz de la policía en declaraciones a Telemundo 51– iniciaron un altercado y uno de ellos sacó un arma de fuego y comenzó a disparar. Una de esas balas fue la que alcanzó a la jovencita, que se encontraba con un grupo de amigos.

Ana Lauren Álvarez Hernández estudiaba en Coral Gables Hight, y a través de Twitter el superintendente de las escuelas públicas, Alberto Carvalho, ha dicho que lamenta mucho la tragedia.

El toque de queda activado a finales de mayo, que incluye a menores de 17 años, se trata de una ordenanza existente que no se estaba aplicando en el condado, y que busca proteger a menores de la violencia con armas.

El GVI, que se ha implementado en otras ciudades de Estados Unidos, está diseñado para reducir los homicidios y la violencia con armas de grupos callejeros.

En Miami-Dade el toque de queda opera entre las 11 de la noche y las 6 de la mañana de domingo a viernes, y entre la medianoche y las 6 de la mañana el fin de semana.

Archivado en:


¿Tienes algo que reportar?
Escribe a CiberCuba:

editores@cibercuba.com

 +1 786 3965 689

Necesitamos tu ayuda:

Como tú, miles de cubanos leen y apoyan el periodismo independiente de CiberCuba. Nuestra independencia editorial comienza por nuestra independencia económica: ninguna organización de ningún país financia CiberCuba. Nosotros hacemos nuestra propia agenda, publicamos nuestras opiniones y damos voz a todos los cubanos, sin influencias externas.

Nuestro diario se ha financiado hasta hoy solamente mediante publicidad y fondos propios, pero eso limita lo que podemos hacer. Por esto pedimos tu ayuda. Tu aporte económico nos permitirá hacer más acciones de periodismo investigativo y aumentar el número de colaboradores que reportan desde la isla, mientras conservamos nuestra independencia editorial. Cualquier contribución, grande o pequeña, será muy valiosa para nuestro futuro. Desde solo 5$ y con solo un minuto de tu tiempo puedes colaborar con CiberCuba. Gracias.

Contribuye ahora

Comentarios

Playlist de videos en CiberCuba