Ariel Ruiz Urquiola en Cuba: "No se va a acabar mi pelea, estando vivo o estando muerto"


América Latina, Cuba,
200 shares - 4 comentarios

Publicado el Miércoles, 11 Diciembre, 2019 - 12:56 (GMT-4)


El científico cubano Ariel Ruiz Urquiola, quien llegó este lunes a la Isla, dijo que seguiría luchando por sus derechos.

"No se va a acabar mi pelea, estando vivo o estando muerto... No tengo miedo a la muerte (...) yo creo en la liberación, y yo soy un hombre libre por dentro y por fuera", dijo.

Ariel se encontraba en Europa, donde le diagnosticaron VIH, una enfermedad que asegura se la inocularon mientras estuvo en presidio en la Isla.

No ad for you

Ahora ha regresado a Cuba con un tratamiento de última generación: "Este es mi país. Yo no tengo otro país, yo nací en Cuba, respeto a todos los cubanos", dijo en declaraciones para CiberCuba.

El biólogo, que fue expulsado de la Universidad de La Habana, relató que a su llegada a la Isla recibió un trato "respetuoso", tanto por los trabajadores de la oficina de migración como por los aduaneros. 

Cuando salió del aeropuerto se sorprendió de ver a su madre afuera, pues según dijo, no le gustan las bienvenidas.

Horas antes, la madre de Ariel Ruiz Urquiola tenía su casa de La Habana cercada por la Seguridad del Estado para impedirle recibir a su hijo.

No obstante, la madre declaró: "No me va a pasar nada, ni a mi ni a quien me acompañe, ni a mi hijo. No puede pasar nada".

El activista Oscar Casanella, amigo de la familia, trató de acompañar a la madre pero fue detenido por los agentes de la policía política cubana para que no acudiera al aeropuerto. 

Sobre la detención de Casanella, Ariel dijo que era no solo "arbitraria sino también ridícula". También dijo sentir "un pesar grande, ajeno".

Ariel Ruiz Urquiola denunció recientemente que promoverá una demanda contra el gobierno cubano ante Naciones Unidas y la Unión Europea por haberlo infectado con el virus de la inmunodeficiencia humana (VIH) durante su estancia en la salas de Penados y de Cuidados Especiales del hospital "Abel Santamaría", en Pinar del Río.

Respecto a esta situación y su enfermedad el científico dijo: "Valgo para mi propia causa tanto vivo como muerto".

"Aun ahora que tengo un bicho dentro de mi cuerpo, que es anómalo, que es una cepa letal, que está bien controlado con un medicamento de última generación. Aún en esas condiciones, sigo siendo libre", sostuvo.

Urquiola también afirmó que la pelea ya no está en sus manos, sino que está en las manos de un cuerpo legal de dos organizaciones internacionales. "Es una demanda por un crimen, y los crímenes no pueden quedar en impunidad", refirió.

La periodista Iliana Hernández le preguntó si se atendería de la enfermedad en los centros cubanos, lo cual Ariel negó rotundamente. 

"Por un problema de principios yo no entro a un hospital cubano", a no ser que sea para defender la causa de su hermana Omara, paciente de cáncer, dijo.

"Yo no voy a entrar a la misma institución que sirvió de base paramilitar para extraer el VIH y usar médicos o enfermeros para hacer semejante inoculación", sostuvo Ariel.

El tratamiento con el que el biólogo regresó a la Isla termina el 10 de febrero. Luego debe regresar a Alemania porque tiene una cita médica el 13.


¿Tienes algo que reportar? Envíalo a CiberCuba:

editores@cibercuba.com 
 +34-962-353-194


Recibe todo el contenido de CiberCuba sin censura por Telegram:

CiberCuba en Telegram


Comentarios

Esta Web utiliza cookies propias y de terceros, para mejorar la experiencia de usuario, recopilar estadísticas para optimizar la funcionalidad y mostrar publicidad adaptada a sus intereses.

Más información sobre nuestra política de privacidad.