Cubanos indignados por los altos precios del pescado por la libreta de abastecimiento


América Latina, Cuba,
339 shares - 3 comentarios

Publicado el Jueves, 30 Mayo, 2019 - 15:04 (GMT-4)


Los nuevos parámetros de la venta liberada normada del pescado -tipo jurel- fijados por el Gobierno de Cuba, así como sus exorbitantes precios, han sido materia de denuncia nuevamente por parte de los consumidores.

“Estoy muy disgustada por los altos precios. Hoy dos pescaditos así chiquitos para dos personas, 35 CUP  (...) las personas como yo que estoy jubilada, pero he vuelto a trabajar, pueden pagar un poquito más pero las personas que están jubiladas me parece que el poder adquisitivo no alcanza”, comentó una mujer recientemente a Cubanet.

“El pueblo está muy disgustado con eso”, agregó.

Ante un nuevo período de escasez en la Isla, marcado por el desabastecimiento en las tiendas estatales de productos de primera necesidad, el Gobierno ha puesto en práctica un nuevo plan de distribución de los alimentos.

De acuerdo a reportes del medio, los núcleos que estén integrado por una o tres personas tienen derecho a un solo pescado. Aquellos cuyo número alcance los seis, reciben dos. Mientras que a las familias de ocho en adelante, se les vende tres pescados enteros, con cabeza y vísceras incluidas, por 20 CUP la libra.

Un coste, sumamente elevado, si se tiene en consideración que de este tipo de pescado se puede sacar como máximos dos comidas.

“Siete personas, tres pescados, 70 pesos (...) Mi mamá coge 200 pesos de chequera, no puede comprar el pescado”, detalló otra cubana. “Muchos viejos pensionados, retirados, no lo pueden comprar”.

Ante lo que parece ser un nuevo “Período Especial” el Gobierno cubano anunció a principios de mayo la aplicación de una serie de medidas para regular la venta de productos alimenticios. Situación por la cual culparon a la administración del presidente de los Estados Unidos, Donald Trump.

Medios oficiales reportaron las declaraciones de la ministra del Comercio Interior (MINCIN), Betsy Díaz, quien dijo que las medidas pretenden garantizar una distribución "justa y racional" de productos básicos como el pollo, el huevo, la salchicha, y artículos de higiene.

Díaz reiteró que las regulaciones de estos productos con ventas en cantidades limitadas tiene por objetivo evitar el acaparamiento, que calificó como "un flagelo con el que estamos conviviendo", pero sin mencionar como causa del desabastecimiento a la improductividad de las industrias nacionales.


¿Tienes algo que reportar? Envíalo a CiberCuba:

editores@cibercuba.com 
 +34-962-353-194


Recibe todo el contenido de CiberCuba sin censura por Telegram:

CiberCuba en Telegram


Comentarios

Esta Web utiliza cookies propias y de terceros, para mejorar la experiencia de usuario, recopilar estadísticas para optimizar la funcionalidad y mostrar publicidad adaptada a sus intereses.

Más información sobre nuestra política de privacidad.