Ana Margarita Martínez Foto © Ana Margarita Martínez

Juez niega a exesposa de espía cubano embargar compañías de vuelos a Cuba

Este artículo es de hace 9 años

Un juez de Estados Unidos dictaminó que la exesposa de un espía cubano no puede embargar los fondos que Cuba recibe de compañías de vuelos chárter a la isla caribeña para obtener el pago de una indemnización de 27,1 millones de dólares, informó hoy el diario El Nuevo Herald.

El magistrado Federico Moreno dijo que la cubano-estadounidense Ana Margarita Martínez no tiene la licencia para manejar fondos cubanos que otorga la Oficina de Control de Activos Extranjeros (OFAC) del Departamento del Tesoro de Estados Unidos, encargada del cumplimiento de las sanciones a Cuba. El fallo significa que las compañías del sur de Florida mencionadas en la acción judicial podrán pagar el dinero que no estaba percibiendo el Gobierno cubano mientras se dirimía el caso interpuesto por Martínez y que la industria de los vuelos a Cuba estima entre 5 millones y 10 millones de dólares.

El abogado, que representa a las ocho compañías de vuelos chárter, Ira Kurzban, dijo que el fallo confirmó el argumento que esgrimió desde que la defensa de Martínez presentó la orden de embargo en febrero de 2010. "Yo he dicho todo este tiempo que las leyes eran muy claras en que no se podía embargar dinero (cubano) sin recibir una licencia de OFAC. Esta demanda fue insustancial desde un principio", dijo Kurzban al diario. El abogado de Martínez, Tom Withrow, adelantó que revisaría el caso y se reunirá con su clienta la semana próxima para decidir si recurren el fallo. Las compañías de vuelos chárter que recibieron órdenes de embargo eran Marazul, ABC, C&T, Xael, Wilson International Service, Cuba Travel Services, Airline Brokers y Gulfstream Air Charter.

En 2001, otro juez ordenó una indemnización de 20 millones de dólares para Martínez por los daños sufridos durante su matrimonio fraudulento con el agente cubano Juan Pablo Roque. En su dictamen, el magistrado determinó que Martínez fue utilizada, bajo órdenes del Gobierno de La Habana, por su exesposo, quien fingió ser un desertor de la Fuerza Aérea Cubana para cubrir sus actividades de espionaje en Florida (Estados Unidos). Roque fue acusado de integrar la "Red Avispa" de espías cubanos que se infiltraron en varias organizaciones anticastristas del sur de Florida y fue desmantelada en 1998. A la mujer se le concedió otra compensación por 7,1 millones de dólares en el mismo caso, en 2001.

En una entrevista con Efe el año pasado, Martínez, quien reside en Miami, expresó al pedir la orden de embargo que había esperado mucho tiempo por el pago de la indemnización. "Es muy difícil encontrar fondos cubanos, por lo que decidimos que se podría hacer a través de las empresas de vuelos chárter que le pagan al Gobierno cubano un porcentaje por los viajes", precisó. El dinero de ambas indemnizaciones sería pagado con los fondos en cuentas congeladas que el Gobierno de Cuba tiene en bancos de Estados Unidos desde 1960, tras el embargo que impuso Washington a La Habana. De hecho, el expresidente George W. Bush (2001-2009) ordenó en 2005 que le pagaran 198.000 dólares de esas cuentas.

Martínez y Roque se conocieron en 1992 después de que él dijo que había desertado de la base naval estadounidense en Guantánamo (Cuba) y dos años después se casaron. Pero el cubano regresó a la isla caribeña el 23 de febrero de 1996, en la víspera del derribo por aviones "Migs" cubanos de dos avionetas de la organización "Hermanos al rescate" del exilio, en aguas internacionales. En el incidente murieron cuatro de sus miembros, tres de ellos estadounidenses, y un juez dictaminó que el Gobierno cubano tenía que pagar a sus familiares una indemnización de 187 millones de dólares. El matrimonio entre Martínez y Roque fue posteriormente anulado en 1998 tras el regreso del cubano a la isla. EFE Fuente: Univisión

Este artículo es de hace 9 años

Archivado en:

Necesitamos tu ayuda:

Como tú, miles de cubanos leen y apoyan el periodismo independiente de CiberCuba. Nuestra independencia editorial comienza por nuestra independencia económica: ninguna organización de ningún país financia CiberCuba. Nosotros hacemos nuestra propia agenda, publicamos nuestras opiniones y damos voz a todos los cubanos, sin influencias externas.

Nuestro diario se ha financiado hasta hoy solamente mediante publicidad y fondos propios, pero eso limita lo que podemos hacer. Por esto pedimos tu ayuda. Tu aporte económico nos permitirá hacer más acciones de periodismo investigativo y aumentar el número de colaboradores que reportan desde la isla, mientras conservamos nuestra independencia editorial. Cualquier contribución, grande o pequeña, será muy valiosa para nuestro futuro. Desde solo 5$ y con solo un minuto de tu tiempo puedes colaborar con CiberCuba. Gracias.

Contribuye ahora

Comentarios

Playlist de videos en CiberCuba



¿Tienes algo que reportar? escribe a CiberCuba:

editores@cibercuba.com

 +34621383985

Esta Web utiliza cookies propias y de terceros, para mejorar la experiencia de usuario, recopilar estadísticas para optimizar la funcionalidad y mostrar publicidad adaptada a sus intereses.

Más información sobre nuestra política de privacidad.