Enriquito, hijo de una de las víctimas mortales del accidente aéreo Foto © Radio Angulo

Uno de los fallecidos en accidente aéreo iba a celebrar el cumpleaños de su hijo de 12 años en Holguín

Este artículo es de hace 2 años

Enriquito González no celebró su cumpleaños número 12 como cualquier niño quisiera y probablemente nunca más pueda hacerlo sin rememorar el dolor de haber perdido a su padre en una de las peores tragedias que ha vivido Cuba.

Según recoge un reportaje de la emisora Radio Angulo, horas antes del siniestro, el pequeño había hablado por teléfono con su papá, quien lo llamó desde La Habana para felicitarlo y decirle que en poco tiempo se reunirían para celebrar.

Enrique González Arguelles, de 48 años de edad, se encuentra entre las 110 víctimas que perecieron el pasado viernes, cuando un Boeing 737 se estrelló poco después de despegar en las cercanías del Aeropuerto Internacional de la capital.

Radio Angulo

El pasado domingo, en horas de la noche los restos de Boris, como le decían en la comunidad, fueron recibidos por cientos de vecinos, amigos y familiares en Pueblo Nuevo en Cabonico, en Mayarí (Holguín, de donde eran naturales 67 fallecidos).

Al trabajador de la forestal le sobreviven dos hijos, uno de 10 años, cuatro hermanos y su esposa Edelmis Gutiérrez. Sus restos mortales, acompañados por una foto, flores y velas, fueron velados en la sala de su casa de madera junto a sus vecinos, familiares y amigos cercanos.
 

Este artículo es de hace 2 años

Archivado en:

Comentarios

Playlist de videos en CiberCuba



¿Tienes algo que reportar? escribe a CiberCuba:

editores@cibercuba.com

 +34621383985