Escuela Especial Nguyen Van Troi, en Chambas, Ciego de Ávila Foto © Invasor/ Pastor Batista

Quejas por la lentitud de la reforma de la escuela especial de Chambas, destrozada por Irma

Este artículo es de hace 2 años

A pocos días de concluir el curso escolar, los 71 alumnos matriculados en la Escuela Especial Nguyen Van Troi, en Chambas, Ciego de Ávila, que fue severamente dañada en septiembre pasado por el huracán Irma, continúan recibiendo sus clases repartidos en otros colegios.

No habían hecho más que empezar el actual periodo docente cuando el meteoro arrasó el local. Ochos meses después, solo se ha solucionado el techado de las cuatro naves destinadas a la enseñanza y a los dormitorios.

El resto, según el periódico Invasor, muestra las huellas de una reparación lenta e inacabada: escombros amontonados, paredes sin pintar, aulas vacías…

El temor de muchos es que suceda lo que ha pasado muchas veces en Cuba: el corre corre de última hora.

Los estudiantes de la Van Troi presentan una discapacidad intelectual en grado leve y moderado, con otras patologías como síndrome de Down, parálisis cerebrales o limitaciones físicas y motoras.

Su distribución en otros centros ha obligado a sus profesores, dueños de una especialización, a adiestrar a los maestros de las nuevas escuelas donde han sido insertados los niños.

Lo delicado del tema fue expuesto por la psicopedagoga, Yanet Rodríguez:

“Si por algo añoramos ver terminada y lista nuestra escuela, es por esos 71 niños y niñas que desde el pasado año permanecen distribuidos por otros centros de enseñanza primaria, donde continúa el régimen de estudio; aunque no es igual”, concluyó.

 

Este artículo es de hace 2 años

Archivado en:

Comentarios

Playlist de videos en CiberCuba



¿Tienes algo que reportar? escribe a CiberCuba:

editores@cibercuba.com

 +34621383985