Taxi rutero en La Habana. | Foto © CiberCuba
Taxi rutero en La Habana. | Foto © CiberCuba

Nuevo experimento de transporte privado de pasajeros en La Habana a partir de octubre


Publicado el Viernes, 13 Julio, 2018 - 14:18 (GMT-4)


El próximo 8 de octubre comenzará en La Habana un experimento de transporte de pasajeros con un sistema de 26 piqueras y 23 rutas asociadas, cuyos choferes tendrán varios incentivos económicos y fiscales.

Ese día se darán a conocer las 23 rutas y sus características, informó el portal Cubadebate.

Marta Oramas, viceministra de Transporte, reveló en rueda de prensa que el objetivo principal “es buscar un equilibrio entre los intereses del pueblo, los de los transportistas que decidan participar, y los del Estado y el gobierno”.

No ad for you

Podrán participar transportistas con vehículos de tipo: auto, jeep, panel y microbús con capacidad para entre cuatro y 14 pasajeros, que hoy constituyen 6.119 titulares de licencias de operación de transporte.

Para crear los itinerarios se tuvieron en cuenta la cercanía a los centros asistenciales, la vinculación con otros transportistas (estatales, cooperativos) y que incluyan nudos de intercambio poblacional.

En este momento ya se encuentran operativas 14 de las 23 rutas, y 18 de las 26 piqueras previstas.

El precio del servicio será de cinco pesos el pasaje, en tramos de hasta ocho kilómetros.

“Si un pasajero comienza su viaje en un punto de un tramo y termina en un punto de otro tramo, el precio del pasaje es la suma de los tramos que ha recorrido. Es el mismo principio que hoy funciona en los servicios en ruta que están operando en la capital”, explicó la dirigente.

Entre los incentivos que tendrán quienes se sumen a esta iniciativa está el precio diferenciado del combustible, adquirido mediante tarjeta magnética, a razón de dos CUP el litro de diésel, 10 CUP el de gasolina motor, 13 CUP el de regular, y 16 CUP el de especial.

Además, está previsto que compren partes y piezas en un mercado mayorista “de acuerdo con la disponibilidad estatal”, con un descuento del 20% del precio minorista.

“Se prevé fundamentalmente la planificación de los recursos más gastables en el servicio, que son las baterías y los neumáticos”, aclaró la viceministra.

Por otra parte, el Ministerio de Transporte desarrolla un plan para habilitar una red de talleres con más de 30 locales en la ciudad, a los cuales podrán acceder estos porteadores privados.

Estos deberán cumplir con consumos mínimos y máximos de combustible de acuerdo con el tipo de vehículo, su capacidad y la clase de combustible que emplean.

“Se establece un consumo mínimo obligatorio. Un consumo anual, distribuido por meses, que el transportista tiene que cumplir en el servicio autorizado, en la ruta contratada con el operador Empresa Provincial de Transporte”, añadió la funcionaria.

Los titulares de licencias de operación de transporte podrán acogerse a las modalidades de taxis libres, clásicos o de alto confort, aunque solo a una de ellas, porque son excluyentes.

Los primeros operarán bajo el régimen de oferta y demanda y sus precios no estarán regulados.

“Y no podrán interferir, no podrán gestionar pasaje en las rutas asociadas a este sistema de piqueras, y tampoco interferir en los servicios de alto confort o clásico. Este último es todo el servicio que se desarrolla a cualquier lugar del país, a cualquier destino, desde las piqueras exclusivas para el turismo, en hoteles, en casas de renta, en centros feriales, centros comerciales, desde la propia agencia de taxis”, aclaró Oramas.

En los meses de agosto y septiembre será la fase de capacitación y preparación del proyecto, en la que las autoridades del sector se reunirán directamente con los 6.119 porteadores privados, en grupos de 20.

A partir de octubre y durante los siguientes cuatro meses el experimento se ampliará a las provincias de Mayabeque y Artemisa, y se añadirá a La Habana un grupo de titulares de licencias, con capacidades que no están entre los cuatro y 14 pasajeros.

Posteriormente, en el transcurso de un año debe extenderse al resto del país.

En relación con el tema tributario Vladimir Regueiro, director de Políticas Fiscales del Ministerio de Finanzas y Precios, explicó que al presentar la declaración jurada, se reconocerá como gasto deducible el descuento de todo el combustible que haya adquirido el titular de la licencia mediante la tarjeta magnética en la red de servicentros.

La tarjeta magnética, habilitada por FINCIMEX previo contrato, permitirá la comprobación de los gastos en combustible a través de los servicentros, por parte de la Oficina Nacional de Administración Tributaria.

Además de este descuento del 100% del combustible, se podrá deducir hasta un 40% de otros gastos de la actividad, del cual solo se deberá justificar el 50%.

“O sea se deberá justificar solo el 20% de los gastos de la actividad diferentes del combustible”, puntualizó Regueiro.

Un estímulo consistente en la concesión de bonificaciones en el pago del impuesto, mediante una reducción del 10 al 20% de la base imponible para el cálculo del impuesto a pagar al final del año, al presentar la declaración jurada, lo tendrán aquellos que cumplan varios requisitos.

Ellos son: que el valor de los ingresos que se declaren sea superior, como mínimo, en un 2% al definido como mínimo; no tener incumplimientos en otros tributos a la ONAT y no haber cometido infracciones de tránsito u otra violación al prestar el servicio.

Precisó Regueiro que para adquirir el combustible a través de FINCIMEX en los servicentros y otros recursos en las tiendas mayoristas es obligatorio habilitar una cuenta bancaria fiscal en pesos cubanos y con un saldo mínimo de tres cuotas fijas mensuales, a cuenta del impuesto sobre los ingresos personales.

La solicitud de licencia de operación de transporte debe hacerse en el municipio de residencia. La licencia no sólo dirá la modalidad de transporte, sino que especificará la ruta en que opera.

Los municipios pueden renovar las licencias a sus habitantes en las rutas que pasan por su territorio.

A este experimento se le aplicará la eliminación de la exención del no-pago por el uso de fuerza de trabajo de hasta cinco empleados.

Ello significa que deberá pagarse el impuesto incluso por la contratación de un solo trabajador.

Comentarios


¿Tienes algo que reportar? Envíalo a CiberCuba:

editores@cibercuba.com 
 +34-962-353-194


Recibe todo el contenido de CiberCuba sin censura por Telegram:

CiberCuba en Telegram


Siguiente artículo:

Esta Web utiliza cookies propias y de terceros, para mejorar la experiencia de usuario, recopilar estadísticas para optimizar la funcionalidad y mostrar publicidad adaptada a sus intereses.

Más información sobre nuestra política de privacidad.