Santa Clara | Foto © CiberCuba
Santa Clara | Foto © CiberCuba

Otro avión para Santa Clara, y ya suman tres

América Latina Cuba

Como una verdadera fiebre puede catalogarse ya la costumbre de instalar aviones y helicópteros en parques y diferentes espacios públicos de Santa Clara. No pocos se cuestionan el significado de esa inusual tendencia estética, que hasta la fecha ha dotado a la ciudad de cuatro aeronaves ornamentales.

“Yo no sé cuál es el sentido sinceramente. Serán monumentos a la emigración, porque Santa Clara es uno de los lugares de Cuba de donde más gente se ha ido”, bromea Oriol un estudiante universitario que espera su guagua en la parada contigua al primero de los aviones.

Esa aeronave, fue emplazada hace 7 años, entre la calle Bengocchea y la doble vía que circunda el área del Sandino, en las proximidades de la mencionada terminal de ómnibus de la ruta 3, y el complejo gastronómico El Güije.

No ad for you

El avión del Sandino, —como empezó a reconocérsele muy pronto—, fue en su momento el restaurant más sugerente de la ciudad, pues los concurrentes podían degustar comidas ligeras mientras descubrían los misterios que reservaba el interior de la estrecha nave.

CiberCuba

De hecho, como la apertura de ese avión-cafetería tuvo lugar tras la reforma migratoria que eliminó las trabas del gobierno para que los cubanos pudieran viajar, muchos santaclareños acostumbraban a decir con sorna: ¡Vamos a entrenarnos al avión del Sandino!

Tan favorable fue aquel primer aterrizaje que los gobernantes de la urbe enseguida trataron de multiplicar la iniciativa y para ello colocaron, muy cerca del mencionado avión, un helicóptero MI 8PS que estaría dedicado especialmente al entretenimiento de los niños, y cuya inauguración se dedicó al cumpleaños 90 de Fidel.

Al nuevo aparato enseguida el pueblo lo reconoció como el Helicóptero del Sandino, y por extensión, esta área urbana comenzó a reconocerse oficialmente con el eufemístico nombre de Terminal aérea Sandino.

CiberCuba

Aunque el entusiasmo comenzó a decaer al mismo ritmo que la calidad de las ofertas y el buen servicio gastronómico, los gobernantes continuaron con su obsesivo afecto por los aeroplanos y, a pesar de que les incomodaran los chistes de contenido migratorio y político, no tardaron en emplazar otra aeronave, esta, de tipo militar.

CiberCuba

Por la parte trasera de El Güije, y muy cerca de La Esquina del Home —también en el área del Estadio Sandino— asomó su fuselaje el nuevo miembro de la familia, otra reliquia de la era soviética ataviada de camuflajes.

CiberCuba

Muchos creían que aquel delirio por los aviones lo padecía la entonces presidenta del gobierno provincial, Jorgelina Pestana Mederos; y esa creencia se vio reforzada cuando al ser defenestrada de su cargo, en un juicio totalmente secreto, la funcionaria pasó a ocupar una responsabilidad —también secreta— en el aeropuerto villaclareño Abel Santamaría.

Sin embargo, cuando ya todos daban por curada aquella psicosis aérea un nuevo avión ha sido emplazado ahora en el reinaugurado Palacio de los Pioneros de Santa Clara, adyacente al conocido parque de La Audiencia. Quizás sea esta última iniciativa la más acertada de todas las que en los últimos tiempos han convertido a Santa Clara en un verdadero museo de la aviación.

Al pasar por el lugar varios niños se amontonan junto a la cerca perimetral imaginándose pilotos de su propia nave, mientras María Elena, una vecina de 81 años asegura casi emocionada desde su portal: “ya no me voy a morir sin haber visto un avión”.

Comentarios

Siguiente artículo:

Privacidad y uso de cookies:

Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros, para mejorar la experiencia de usuario, recopilar estadísticas para optimizar la funcionalidad del sitio y entregar contenido y publicidad adaptados a sus intereses.

Más información sobre nuestra política de privacidad.