Policía de Hialeah. | Foto © Policía de Hialeah / Facebook
Policía de Hialeah. | Foto © Policía de Hialeah / Facebook

Dueños de una clínica en Hialeah se declaran culpables de traficar con medicinas

Los dueños de la clínica East Medical Office Inc, en Hialeah, se declararon culpables este martes de distribuir ilegalmente miles de píldoras de oxicodona.

David Bosch, de 46 años, y Tania Sánchez, de 47, distribuyeron prescripciones falsas de al menos 7.500 tabletas de ese medicamento. La pareja pagaba a un médico 125 dólares por cada receta.

Además de ellos también se declaró culpable Odalys Abreu, de 45 años, quien se dedicaba a reclutar pacientes para la clínica.

No ad for you

Abreu reclutó al menos a 18 personas que pagaron aproximadamente 250 dólares por cada supuesta "consulta médica" para recibir sustancias controladas, especialmente oxicodona, que no eran médicamente necesarias. 

Los tres serán juzgados el próximo 7 de noviembre por "conspiración para distribuir sustancias controladas".

Las autoridades dijeron que hay una cuarta persona implicada en los hechos que se encuentra prófugo de la justicia. Se trata de Ledif Acanda Machado, de 39 años.

De acuerdo a la Fiscalía en Florida han proliferado las llamadas "fábricas de pastillas” que se encargan de la distribución ilícita de medicinas. 

"El Departamento de Justicia se ha comprometido a reducir la asombrosa cantidad de sobredosis de opiáceos en este país y culpar a todas las partes responsables, desde los propietarios de clínicas ilegales hasta los reclutadores de pacientes, por su papel en este flagelo mortal", dijo el Secretario de Justicia Auxiliar Benczkowski.

Comentarios

Siguiente artículo:

Privacidad y uso de cookies:

Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros, para mejorar la experiencia de usuario, recopilar estadísticas para optimizar la funcionalidad del sitio y entregar contenido y publicidad adaptados a sus intereses.

Más información sobre nuestra política de privacidad.