Trabajadores desanimados en la Empresa Láctea de Villa Clara. Foto © Granma

El Ministerio de la Industria Alimentaria es el responsable de la leche cortada en Santa Clara, según la prensa oficialista

Esta noticia es de hace 1 año

El diario oficialista Granma acusa al Ministerio de la Industria Alimentaria de abandonar las inversiones en la Empresa Láctea de Villa Clara al priorizar la atención en las zonas oriental y occidental de la Isla, pese a que desde el Gobierno provincial y el partido le reclamaban atención. Estas declaraciones llegan tras el escándalo del reparto de leche cortada en Santa Clara.

Según el rotativo, el presidente cubano Miguel Díaz-Canel comprobó durante su visita a Villa Clara que la provincia había estado "desatendida" y acusó al ministerio de "falta de visión y de coherencia en la planificación".

Al Granma "le resulta difícil entender" por qué no se priorizaron inversiones en una industria capaz de producir cada año 46 millones de litros de leche. Esto ha traído como consecuencia una crisis tecnológica y económica con "un alto costo moral", asegura en un amplio reportaje.

"Equipos rotos o deteriorados, salideros por doquier, paredes sin pintar, éxodo de fuerza de trabajo calificada, bajos salarios, problemas con la capacidad de frío y de procesamiento de la materia prima, además de una situación compleja con la transportación". Así resume el rotativo oficialista el estado actual de la industria láctea de Villa Clara.

Ha habido días en los que se han perdido 30.000 litros de leche por el fallo de la cadena de frío. Aparte, cada día se pierden otros 5.000 litros por causas no especificadas.

El Ministerio de la Industria Alimentaria no tuvo en cuenta que la capacidad de la fábrica de Villa Clara es de 45.000 litros al día, pero está recibiendo 180.000 debido al cierre de las pasteurizadoras de Placetas y Sagua la Grande. Así que la leche que no se podía procesar había que enviarla a Artemisa, Matanzas, La Habana o Cienfuegos, lo que encarecía el proceso por el gasto en combustible. Según Díaz-Canel, "una barbaridad" ya que cada camión gasta 500 litros de diésel por viaje, sin contar el salario de los trabajadores.

La "poca capacidad de frío" está detrás del deterioro de productos como las cuajadas, que se usan en la fabricación del queso; o  la imposibilidad de conservar el suero extraído a la leche.

Como consecuencia del mal estado de la industria láctea en Villa Clara ha fallado el suministro de leche, yogurt, helado y queso. Las líneas de fabricación están obsoletas y la planificación socialista las ha acabado de hundir.

Esta noticia es de hace 1 año
Archivado en:

Comentarios


¿Tienes algo que reportar? escribe a CiberCuba:

 +34621383985