Tienda La Puntilla Foto © CiberCuba

Los empleados de La Puntilla tienen "terminantemente prohibido" hablar del escándalo de las manzanas

Este artículo es de hace 2 años

"El escándalo de las 15 mil manzanas" ha acaparado titulares por estos días, luego de que los trabajadores de la tienda estatal La Puntilla vendieran esa cantidad del producto a unos clientes.

Ahora los empleados del centro comercial ubicado en Miramar, La Habana, tienen "terminantemente prohibido" hacer refrencia alguna a lo sucedido, según pudo constatar la agencia Efe al acercárcele a dos trabajadores. 

No obstante, alcanzaron a decirle: "Lo que has leído en internet es verdad".

La pasada semana, el bloguero oficialista Iroel Sánchez hizo público un artículo en el que develó el suceso a modo de denuncia a los administradores y trabajadores de La Puntilla. 

El centro comercial recibió el 31 de agosto una gran cantidad de manzanas, las cuales son una especie de "producto preciado" en Cuba, pues rara vez pueden verse en las tiendas. 

A pesar de que existe la restricción de que se venda un lote por persona -100 manzanas-, esta vez los empleados vendieron a un grupo de jóvenes unas 150 cajas, el equivalente a 15 000 manzanas. 

Por esta cantidad los clientes pagaron 6.750 dólares, algo que indignó al resto de las personas presentes, que ya no pudieron alcanzar los frutos. 

Para nadie es un secreto el funcionamiento del mercado negro en Cuba, donde existen cadenas de compra y venta desde los centros estatales, los cuales benefician a unos y perjudican a otros. Es en sí un medio de subsistencia para quienes revenden, y una frustración para quienes no pueden acceder o deben pagar el producto casi al doble. 

No obstante, un directivo del supermercado que pidió permanecer en el anonimato dijo a Efe que el suceso "no es tan feo como dicen" y negó relación alguna con los compradores. "Cada uno se llevó el máximo permitido y no pudimos hacer nada", aseguró.

También confesó que él y sus subordinados están siendo objeto de una rigurosa investigación de las autoridades y temen perder sus puestos de trabajo.

Por su parte, Julio, de 55 años y cliente habitual de La Puntilla, dijo que "en todos los lugares del mundo existe gente inescrupulosa que se aprovecha de las necesidades de la sociedad". Según él, la causa de la escasez "la conoce el mundo entero. Estamos bloqueados financieramente por Estados Unidos".

Efe por otra parte, entrevistó al economista cubano Ricardo Torres, quien dijo que la especulación en Cuba es un problema difícil de erradicar a pesar de los esfuerzos de las autoridades.

"En toda sociedad la mayoría dedica tiempo y energía a lo que es más lucrativo. Si es rentable el desvío de recursos, será más difícil detenerlo porque la gente buscará formas de esquivar los controles", explicó.

Torres cree que "la causa fundamental es la escasez generalizada, que ha moldeado ciertos comportamientos en los dueños de negocios y en la población".

Según el experto, "la falta de divisas, agravada por unas débiles exportaciones, un sistema de distribución insuficiente, problemas de deuda y el embargo estadounidense, está en la raíz de la escasez crónica que padece Cuba y que en último término vacía los estantes de sus comercios". 

Luego de que el suceso se hiciera público y fuera replicado por medios estatales, la empresa estatal CIMEX, perteneciente a las Fuerzas Armadas, expulsó a los trabajadores involucrados en la venta de manzanas, y los envió ante la justicia.

Una nota de prensa publicada en Cubadebate sostuvo que "se procedió por la Sucursal Habana Oeste, a la que pertenece La Puntilla, y por la Dirección de Supervisión del Grupo Empresarial CIMEX a la formulación de la denuncia del hecho ante las autoridades judiciales y a la imposición de la medida disciplinaria de Separación Definitiva de la entidad".

También se hicieron públicos los nombres y cargos de los involucrados así como los dependientes de almacén.

Este artículo es de hace 2 años

Archivado en:

Playlist de videos en CiberCuba


Comentarios


¿Tienes algo que reportar? escribe a CiberCuba:

editores@cibercuba.com

 +34621383985