Jabones en una tienda de La Habana Foto © Facebook/ Damián Piñón Alonso

“Ay señor, no se bañe hoy”: Cubano cuenta cómo fue maltratado en un tienda de La Habana al intentar comprar dos jabones

Este artículo es de hace 2 años

Un cubano indignado con el maltrato al cliente en un mercado de la Habana Vieja decidió divulgar en las redes sociales la insólita respuesta que recibió por parte de una dependienta que se negó a venderle jabones. A 48 horas de publicada, su historia se ha compartido más de 1.000 veces y acumula cerca de 550 comentarios en Facebook.

Se trata del usuario Damián Piñón Alonso, a quien la dependienta de la tienda ubicada en O'Reilly entre las calles Aguacate y Villegas le sugirió “no bañarse” para no verse obligada a venderle dos jabones de la marca Lux.

“Ay señor, no se bañe hoy”, fue la respuesta que recibió Piñón Alonso cuando insistió en comprar los jabones que horas antes la dependienta había ordenado en el mostrador. “Le pregunté por qué no me los podía vender y me contestó que se había pasado el día acomodándolos y que hasta mañana no los vendería”, escribió el usuario.

En una reflexión que encabezó con la frase “Hasta cuando seremos maltratados por nosotros mismos dentro de nuestro propio país”, Piñón Alonso explica que ese día había visitado muchas tiendas de la capital y no encontraba los jabones de esa marca.

“Le dije: ‘Mire, si ya la mercancía está en el piso, con su precio y todo, usted tiene que venderlos’. Y ¿saben cuál fue su respuesta? ‘Ay señor no se bañe hoy’. Fue cuando decidí tomarle fotos al estante y le dije ‘estas son las cosas que hay que subir a Internet’”, relató.

Según Piñón, cuando la empleada constató que se encontraba tomando fotos del estante, se dirigió a él con un tono irónico y le dijo: “A ver, venga, cuántos jabones quiere ¿una caja?”

El hombre le dejó saber que se trataba de una falta de respeto hacia el consumidor y buscó infructuosamente a un jefe o administrador de tienda. “Estos abusos, este atropello, son las cosas que espero algún día dejen de existir en el país”, escribió.

Piñón dejó fotos en su perfil que evidencian la disponibilidad del producto en dicho mercado e hizo un llamado a compartir el suceso, que tildó de indignante, en aras de que no vuelva a ocurrir.

“Si les parece que pueden ayudarnos con este indignante hecho, compártanlo con todos sus amigos y que se haga viral”, concluyó.

Este artículo es de hace 2 años

Archivado en:


¿Tienes algo que reportar? escribe a CiberCuba:

editores@cibercuba.com

 +1 786 3965 689

Necesitamos tu ayuda:

Como tú, miles de cubanos leen y apoyan el periodismo independiente de CiberCuba. Nuestra independencia editorial comienza por nuestra independencia económica: ninguna organización de ningún país financia CiberCuba. Nosotros hacemos nuestra propia agenda, publicamos nuestras opiniones y damos voz a todos los cubanos, sin influencias externas.

Nuestro diario se ha financiado hasta hoy solamente mediante publicidad y fondos propios, pero eso limita lo que podemos hacer. Por esto pedimos tu ayuda. Tu aporte económico nos permitirá hacer más acciones de periodismo investigativo y aumentar el número de colaboradores que reportan desde la isla, mientras conservamos nuestra independencia editorial. Cualquier contribución, grande o pequeña, será muy valiosa para nuestro futuro. Desde solo 5$ y con solo un minuto de tu tiempo puedes colaborar con CiberCuba. Gracias.

Contribuye ahora

Comentarios

Playlist de videos en CiberCuba