Brody Allen Foto © Team Brody/ Facebook

Municipio de Ohio adelanta la Navidad por un niño enfermo de cáncer en estado terminal

Este artículo es de hace 2 años

El municipio de Colerain, un suburbio de Cincinnati, en el estado de Ohio, ha celebrado ya las Navidades de este año. Uno de sus habitantes, un niño de dos años enfermo de cáncer, morirá antes de diciembre, y sus familiares y vecinos han querido adelantar las fiestas para que el pequeño pueda disfrutarlas.

Según narra local10.com, Brody Allen pasó más de 90 días en el Cincinnati Children's Hospital. Tras una intensa y dolorosa quimioterapia, los escáneres cerebrales revelaron que sus cinco tumores embrionarios estaban intactos. Un tratamiento de radiación nada podría hacer. Por ello, la familia Allen decidió llevarlo a casa.

“No puede usar el lado izquierdo de su cuerpo, su habla ha cambiado y tiene temblores. Pero en la casa, no se deprime”, dijeron sus padres.

La familia creó una cuenta en Facebook llamada Equipo Brody para informar del estado de salud del niño. Un día, preguntaron cómo conseguir luces de Navidad: querían celebrar las vacaciones con su hijo.

Esa solicitud se hizo viral, y miles de personas se unieron al grupo.

Al salir del hospital, el centro comercial del barrio de Brody había colocado carteles digitales de Feliz Navidad, las calles se habían adornado con muñecos de nieve inflables y las guirnaldas estaban puestas sobre las cercas.

El domingo pasado el pequeño Brody Allen ejerció de Gran Mariscal en un desfile navideño con temas de superhéroes, en el que no faltó incluso Santa Claus encima de un camión de bomberos, jóvenes porristas y una espectacular demostración de fuegos artificiales.

“Esta es una comunidad de personas con diversos orígenes, creencias, etnias y géneros que se unen para Brody”, dijo Matt Castleman, pastor de la iglesia Crossroads West Side, en Cincinnati.

El reverendo organizó con la estación de radio local un 'flashmob' frente a la casa del niño. Un teatro cedió vestuario de renos y elfos, y numerosos voluntarios distribuyeron regalos y cantaron temas como Silent Night tomados de la mano.

“La familia Allen sabía que veníamos, pero se sorprendieron cuando aparecimos con cientos de personas. Hacía tanto calor que no se podía decir si la gente lloraba o sudaba”, dijo Castleman.

Según la tía del menor, Brody parece ahora más feliz. “Él ama a la gente y no tiene miedo de nadie”.

Mientras, en Internet han creado el hashtag #TeamBrody para enviar dinero a la familia, gracias al cual han recaudado 37.000 dólares para los gastos médicos.

El padre del pequeño, Todd Allen, escribió emocionado: “El mundo colectivamente se ha acercado para abrazar a nuestro hijo”.

Este artículo es de hace 2 años

Archivado en:

Comentarios

Playlist de videos en CiberCuba



¿Tienes algo que reportar? escribe a CiberCuba:

editores@cibercuba.com

 +34621383985