Ciego de Ávila será sede del Juego de las Estrellas de la 58 Serie Nacional de Béisbol

Provincias como Mayabeque, Holguín, Santiago de Cuba, Las Tunas o Artemisa parecían una mejor opción, atendiendo a sus saltos respectivos de calidad con respecto a campañas precedentes.

Ciego de Ávila Foto © Vanguardia

Este artículo es de hace 2 años

A 20 días de la celebración, este lunes fue escogida la provincia de Ciego de Ávila como sede del Juego de las Estrellas correspondiente a la 58 Serie Nacional de Béisbol, que se celebrará el 21 de octubre.

No obstante, un día antes, el sábado 20, ya habrá movimiento de estrellas en Ciego, pues se realizarán el juego de veteranos y las pruebas de habilidades de los jugadores en activo, mientras que el 21 será la competencia de los jonroneros y luego el choque entre las estrellas actuales de Oriente y Occidente.

Como preámbulo, aunque no tiene nada que ver con lo que sucederá luego, el viernes 19 se realizará la selección de refuerzos con vistas a la segunda etapa de la temporada.

Como es habitual, se esperó demasiado para la elección de la sede. Presumiblemente, se escogió a Ciego por la posición dominante que han mantenido los tigres en el campeonato, aunque su ventaja como líderes sea insignificante.

El criterio de selección de sede debería ser menos triunfalista y atender a verdaderos méritos. Debería premiarse la actuación descollante o inusitada, o el regreso de un equipo grande. De momento, el único mérito de Ciego consiste en haberse recuperado de una temporada anterior en la que no clasificó a la segunda etapa, aunque tampoco lo hizo mal.

Más se lo merecían Mayabeque y Holguín, por ejemplo: los huracanes por estar tendiendo la mejor actuación de su historia, y los cachorros por haber sostenido la mejor racha victoriosa de este campeonato, en el que sí regresan luego de un desempeño malo el año pasado. También podía haberse premiarse el empuje del histórico Santiago, el despegue artemiseño en el campeonato anterior, sostenido en este, el retorno de Villa Clara, uno de los cuatro grades históricos, o la mejor época que vive Las Tunas, subcampeón en 2017 y metido en los primeros lugares en 2018.

Todos esos equipos tienen méritos que van más allá de ejercer un dominio escaso en la campaña actual, y tienen aficiones, con excepción de los villaclareños y los santiagueros más viejos, poco habituadas a ser tenidas en cuenta para recibir celebraciones.

El balance histórico del Juego de las Estrellas marcha igualado a 30 victorias por bando, empate conseguido el año pasado con el éxito de los Orientales de 6 carreras por 4 en Pinar del Río.

Este artículo es de hace 2 años

Archivado en:


¿Tienes algo que reportar?
Escribe a CiberCuba:

editores@cibercuba.com

 +1 786 3965 689

Necesitamos tu ayuda:

Como tú, miles de cubanos leen y apoyan el periodismo independiente de CiberCuba. Nuestra independencia editorial comienza por nuestra independencia económica: ninguna organización de ningún país financia CiberCuba. Nosotros hacemos nuestra propia agenda, publicamos nuestras opiniones y damos voz a todos los cubanos, sin influencias externas.

Nuestro diario se ha financiado hasta hoy solamente mediante publicidad y fondos propios, pero eso limita lo que podemos hacer. Por esto pedimos tu ayuda. Tu aporte económico nos permitirá hacer más acciones de periodismo investigativo y aumentar el número de colaboradores que reportan desde la isla, mientras conservamos nuestra independencia editorial. Cualquier contribución, grande o pequeña, será muy valiosa para nuestro futuro. Desde solo 5$ y con solo un minuto de tu tiempo puedes colaborar con CiberCuba. Gracias.

Contribuye ahora

Comentarios

Playlist de videos en CiberCuba


Esta Web utiliza cookies propias y de terceros, para mejorar la experiencia de usuario, recopilar estadísticas para optimizar la funcionalidad y mostrar publicidad adaptada a sus intereses.

Más información sobre nuestra política de privacidad.