Edificio de doce plantas en Villa Clara Foto © CiberCuba

Vecinos de un 12 plantas en Villa Clara llevan meses viviendo con el elevador roto

Este artículo es de hace 1 año

Julián quiere vender su apartamento. No es que no le guste, por el contrario, se siente afortunado: es espacioso, confortable, no le falta el agua y la vista es increíble, “pero yo no soy una paloma, no puedo vivir encerrado allá arriba”, jaranea este santaclareño residente en uno de los 12 plantas del Sandino, ubicados en las inmediaciones del estadio de béisbol del mismo nombre.

Tanto él como sus vecinos han debido afrontar por varios meses las incomodidades que implica vivir sin elevador.

“Yo te invito a que hagas un cálculo sencillo: cuenta un día la cantidad de veces que entras y sales de tu casa gestionando esto o aquello, porque tú sabes que en Cuba vivimos así, en el corre corre. Si llega algo a la bodega o a la shopping tienes que salir corriendo porque se acaba, luego vuelves y compras otra cosa, luego vas para la farmacia, luego llegó el pan, después a buscar el nieto a la escuela. Y entonces imagínate que vives en un décimo piso y para hacer todo eso tienes que subir y bajar escaleras. Dime la verdad ¿hay quien lo aguante? Pues mira, nosotros lo estamos aguantando”, ilustra el jubilado de 72 años, con total claridad y sentido humor.

CiberCuba / Edificio 12 plantas en Villa Clara

Cuenta que en días pasados una vecina compró un refrigerador, y al monto —ya exagerado de por sí— del artículo, debió añadirle otros 500 pesos para que le subieran el equipo hasta su apartamento.

“Porque eso no es un favor que le puedas pedir a un vecino. Ni siquiera a un familiar”, recalca Julián.

“Nos han peloteado todo cuanto han querido. Cuando se rompió el elevador lo primero que dijeron es lo que ya todo el mundo podía suponer: que había que mandarlo a comprar afuera. Luego cuando lo importaron entonces dijeron que vivienda tenía que mandar a reparar la rampa, y la repararon, pero lo que se hizo no sirvió, y los técnicos que tienen que instalar el elevador dijeron que así no se podía mpntar. Conclusiones: aquí estamos sufriendo, y esperando a que se pongan de acuerdo”, añade.

CiberCuba / Edificio 12 plantas en Villa Clara

Con anterioridad los vecinos del edificio contiguo también debieron esperar varios meses para que alguien se dignara a atender sus reclamos, y por fin les instalaran un equipo nuevo.

Hoy funciona, pero con un horario restringido, de modo que si alguien se enferma a deshora o necesita utilizarlo ante una urgencia no podrá disponer de él. Eso, además de que algunos vecinos deciden no servirse de él porque aseguran que quedó con ciertos desperfectos, y temen que ocurra un accidente.

Villa Clara es la provincia más envejecida del país, y por lo tanto en estos edificios como en cualquier otro de los existentes en el territorio, residen varias personas de la tercera edad que se ven realmente imposibilitados de bajar de sus viviendas. Sin embargo, no se trata de un problema de edades, todos lo sufren por igual.

“Nadie dice nada ni ve nada, porque los que pudieran destrabar el asunto no sufren lo mismo que nosotros. Hay días que no tengo ánimos ni para ir a trabajar, ya no quiero bajar más, lo que quisiera es tirarme”, comenta una joven profesora.

Este artículo es de hace 1 año

Archivado en:

Playlist de videos en CiberCuba


Comentarios


¿Tienes algo que reportar? escribe a CiberCuba:

editores@cibercuba.com

 +34621383985