Operativo policial Foto © Henry Constantin

Fuerte operativo policial en Camagüey por la presencia de Díaz-Canel

Este artículo es de hace 2 años

Un gran operativo policial ha sido desplegado en la provincia de Camagüey durante la visita de Miguel Díaz-Canel a ese territorio. La gente sabe que el gobernante está por la zona no por las noticias, sino por la presencia de policías en las calles. 

Así lo dio a conocer en un post en la red social Facebook Henry Constatin, director de La Hora de Cuba, quien dijo: "Cientos de hombres y mujeres jóvenes, uniformados o no, innecesarios en un pueblo que supuestamente es feliz con su Gobierno, patrullan las principales esquinas de Camagüey desde hace días, dedicados a poner multas y perseguir todo lo que huela a economía ilegal o expresión de disgusto". 

Además, señaló: "Si al menos uno de ese millar de guardias regados por la ciudad hubiera estado en la esquina donde una joven fue asesinada la noche del 10 de octubre pasado, ella estaría viva hoy. Si al menos uno hubiera estado al pie de la estatua de bronce del Teatro Principal la noche en que intentaron robársela –una de las pocas esculturas bellas de la ciudad- ella todavía estaría ahí, en su pedestal. Si al menos un guardia de esos vigilara las puertas de unos cuantos comedores del Gobierno y el Partido, en los que entra más carne de res que la que sus funcionarios producen, no habría tanta necesidad de llenar de policías las calles para evitar que alguien le diga a Díaz-Canel las cuatro -o más- verdades que él no quiere –o no le dejan- oír".

Según la ACN, el actual gobernante cubano comenzó hoy una visita a Camagüey, que abarcará un recorrido por instalaciones económicas y sociales.

"En las oficinas, mientras tanto, esos funcionarios se apuran memorizando los escasos resultados optimistas que tienen a mano, para recitárselos al aparente nuevo jefe, en medio de empresas e instituciones maquilladas a toda prisa para lucir bellas y puras a la vista del visitante, antes de que la corrupción, ineficiencia y burocracia cotidianas las vuelva a inundar", apunta Constatin. 

Como siempre, se le mostrará a Díaz-Canel lo mejor que pueda tener la provincia. Ya lo llevaron a una escuela en el municipio de Florida y a un pequeño puerto pesquero.

"No irá a ver las carencias de los ancianos que andan vendiendo limones o jabas o recogiendo latas y botellas para sobrevivir a las pensiones más bajas de todo el planeta, y a los que la Policía expulsa, revisa o arresta por estos días, porque no tienen licencia para vender", sostiene Constantin en su denuncia. 

"Él no irá a esperar la guagua de regreso a casa en una parada atiborrada de gente al sol ni en la lista de espera de la terminal provincial, ni irá a atenderse sus malestares con un estudiante de Medicina –casi los únicos que quedan sin exportar- tras una espera infinita en el cuerpo de guardia del hospital provincial, ni tendrá que comprar ilegalmente cemento o carne de res para mantener en pie la casa y la salud de su familia".

Para cerrar su denuncia pública, Constantin concluyó: "Por la noche, tras un día de visitas, frases aburridas, datos inútiles y mentiras abundantes, se acostará el presidente, y entonces a lo mejor se preguntará cuándo será que podrá caminar por las calles cubanas -las que él escoja- sin tantos policías protegiéndolo -y vigilándolo-, y cuándo podrá vivir sin tantas mentiras alrededor. Y eso, Díaz-Canel, si no te llenas de valor y haces algo distinto, compadre, no te va a suceder nunca".

Este artículo es de hace 2 años

Archivado en:

Comentarios

Playlist de videos en CiberCuba



¿Tienes algo que reportar? escribe a CiberCuba:

editores@cibercuba.com

 +34621383985

Esta Web utiliza cookies propias y de terceros, para mejorar la experiencia de usuario, recopilar estadísticas para optimizar la funcionalidad y mostrar publicidad adaptada a sus intereses.

Más información sobre nuestra política de privacidad.