Barack Obama y Hillary Clinton en sendas imágenes de archivo Foto © Flickr / Gage Skidmore

Alarma en Estados Unidos tras oleada de paquetes-bomba

Esta noticia es de hace 1 año

La alarma en la clase política estadounidense se ha desatado tras conocerse el envío de varios paquetes explosivos a representantes políticos.

El lunes la policía halló un explosivo en la casa del magnate George Soros en Nueva York, mientras que el miércoles el Servicio Secreto interceptó dos paquetes explosivos dirigidos a Barack Obama y Hillary Clinton.

La noche del 23 de octubre de 2018 los servicios de inteligencia recuperaron un paquete dirigido a la exprimera dama en el condado de Westchester, Nueva York. Este hecho se convirtió en la antesala de lo que sucedió horas más tarde.

"Este 24 de octubre de 2018 a primera hora de la mañana, un segundo paquete enviado a la residencia del expresidente Barack Obama fue interceptado por personal del Servicio Secreto en Washington", aseguraron las autoridades en un comunicado.

La cadena de televisión de noticias CNN se convirtió en el otro blanco y fue necesario el desalojo de su sede en Nueva York. La evacuación inmediata del Time Warner Center incluyó el desplazamiento de un escuadrón especializado en desactivación de bombas.

Varios medios de comunicación apuntaron que el paquete sospechoso enviado a las oficinas del edificio Time Warner en Nueva York iba dirigido al exdirector de la Agencia Central de Inteligencia (CIA) John Brennan.

Uno de los artefactos llevaba adjunta lo que parecía ser una pequeña imagen de la bandera de ISIS, el grupo terrorista islámico, según informó el periodista de CNN Jim Acosta en su cuenta de Twitter.

La congresista demócrata por California Maxine Waters, objetivo de las críticas del sector más nacionalista del Partido Republicano, también recibió dos paquetes, de características muy similares a los que le llegaron a Bill y Hillary Clinton, Barack Obama, y la cadena de televisión CNN.

El fiscal general con Obama, Eric Holder, el congresista por Florida Debbie Wasserman Schultz, y el gobernador de Nueva York, Andrew Cuomo, recibieron también paquetes-bomba.

La Casa Blanca condenó estos sucesos amenazantes, primero a través de la portavoz Sarah Sanders, quien se refirió a estos incidentes como "actos terroristas despreciables". Posteriormente lo hizo el presidente Donald Trump.

Este clima de inseguridad y amenaza se produce a 12 días de que se celebren las elecciones legislativas en Estados Unidos.

Esta noticia es de hace 1 año
Archivado en:

Jose Nacher

Periodista de CiberCuba. Licenciado en Periodismo por la Universidad CEU Cardenal Herrera de Valencia, España. Redactor en Siglo XXI, Agencia EFE, Las Provincias y El Mundo.

Comentarios


¿Tienes algo que reportar? escribe a CiberCuba:

 +34621383985