Jaina Rodríguez Tamayo y sus dos hijos Foto © Facebook / Jaina Rodríguez

La trágica historia de una cubana que cruzó la frontera para salvarle la vida a su hijo en EE.UU

Este artículo es de hace 1 año

La cubana Jaina Rodríguez Tamayo agradece a Estados Unidos el tratamiento que ha recibido su hijo, tras una década de malos tratos en Cuba. Según explicó en el programa Magdalena de Cuba, de Martí Noticias, Alessandro padece el síndrome Melas, un tipo de encefalopatía mitocondrial que la medicina de la Isla no trata.

Los doctores que atendían su caso le pronosticaron que el pequeño iba a morir. Ella supo de una niña cubana que fue tratada en España y obtuvo grandes mejorías pero cuando fue a pedir ayuda a las autoridades le dijeron que era un tratamiento muy caro que ellos no podía cubrir.

Jaina no se dio por vencida y reclamó ante las diferentes instancias sin ser escuchada. Cuando su caso se hizo público el Gobierno intentó callarla.

“Estuve 10 años tratando que mi hijo fuera atendido, que me dieran un diagnóstico, que se preocuparan para que tuviera calidad de vida. Pero no, al contrario, mi hijo sufrió maltratos sistemáticos por parte de médicos y enfermeras en Cuba”, cuenta.

La última vez que lo atendió en un hospital cubano el niño llegó muy grave y le aseguraron que iba a morir. Pero ella, sin perder las esperanzas, comenzó a viajar a México. En una ocasión lo hizo con el pequeño pero se asustó mucho y regresó porque el niño empeoró en el viaje.

Luego de ir seguidamente al país azteca para adquirir los medicamentos y la alimentación requerida, Jaina sisntió miedo que tomaran represalias en su contra y el niño quedara desamaparado. Así que decidió el 23 de julio pasado tomar un vuelo a Cancún con sus dos hijos. El estado de salud de Alessandro empeoró y después de que le hicieran varios exámenes en un hospital en Cancún supo que había sufrido 10 infartos cerebrales a lo largo de su vida, de los cuales jamás le informaron en Cuba.

En declaraciones para Marti Noticias, la joven explica que una vez que el pequeño mejoró decidió cruzar la frontera de Estados Unidos. "No fui maltratada en ningún momento, fui tratada muy bien, a mi hijo se le llamó al 911 para tener su tratamiento y le dieron su alimentación especial”.

“Mi hijo ahora no tiene la posibilidad de recuperar todas las funciones que el perdió en su cerebro, ya no es elegible para terapia génica porque llega 10 años teniendo danos neurológicos. Pero me dice (la especialista que atiende su caso en EE.UU.) que está en el lugar indicado y no van a dejar de luchar porque pueda sobrevivir a esa enfermedad mortal y darle una vida mejor... Y eso incluye que en 10 años nunca fue a la escuela en Cuba y en Estados Unidos mi hijo va a poder estudiar”, agrega.

Jaina hizo un llamado a todas las madres en Cuba que están pasando por situaciones similares a las suyas. "Álcense, grítenle al mundo lo que pasan, para que no sigan sufriendo. Porque hay mucha gente en el mundo a los que sí le importan nuestra situación, y sí le importa ayudarnos”.

Este artículo es de hace 1 año

Archivado en:

Comentarios

Playlist de videos en CiberCuba



¿Tienes algo que reportar? escribe a CiberCuba:

editores@cibercuba.com

 +34621383985

Esta Web utiliza cookies propias y de terceros, para mejorar la experiencia de usuario, recopilar estadísticas para optimizar la funcionalidad y mostrar publicidad adaptada a sus intereses.

Más información sobre nuestra política de privacidad.