Médicos cubanos en Brasil en una imagen de archivo Foto © Facebook / Unidad Central de Cooperación Médica

Alcaldes y autoridades de la salud en Brasil piden a Bolsonaro que revise su posición sobre los médicos cubanos

Este artículo es de hace 1 año

La retirada de los médicos cubanos de Brasil no ha sentado nada bien entre alcaldes y autoridades de Salud del país latinoamericano, que pidieron al presidente Bolsonaro que revise su posición.

El Consejo Nacional de Secretarias Municipales de Salud (Conasems) y el Frente Nacional de Alcaldes (FNP) lamentaron, a través de un comunicado, la "interrupción de la cooperación técnica entre la Organización Panamericana de la Salud (OPS) y el gobierno de Cuba, que posibilitaba el trabajo de cerca de 8.500 médicos en el Programa Más Médicos".

Ambas entidades no culparon de lo ocurrido al gobierno cubano, ya que pidieron un cambio en la postura de las autoridades brasileñas. Para estas instituciones "los cambios drásticos en las reglas del programa" fueron determinantes para la decisión de los dirigentes de la Isla.

"En carácter emergente, sugieren el mantenimiento de las condiciones actuales de contratación, renovadas en 2016 por el gobierno de Michel Temer, y confirmadas por el Supremo Tribunal Federal en 2017", rezó la nota.

En el texto se exoneró a los gobernantes cubanos pero también se omitió las duras condiciones en las que trabajan los médicos que son destinados a misiones médicas.

"Más de 29 millones de brasileños serán desatendidos"

Asimismo recordaron a Bolsonaro los problemas de desatención que se pueden generar en el país. "Con la decisión del Ministerio de Salud de Cuba, anunciada este miércoles, de rescindir la asociación más de 29 millones de brasileños serán desatendidos", añadieron.

"Los cubanos representan actualmente más de la mitad de los médicos del programa. Por lo tanto, la rescisión repentina de estos contratos apunta a un escenario desastroso en al menos 3.243 municipios", alertaron.

Además revelaron que de los 5.570 municipios del país, "solo 3.228 (79,5%) tienen médico por el programa y el 90% de las consultas de la población indígena son hechos por profesionales de Cuba".

En el texto también defendieron que el Programa Más Médicos ha dejado mejoras en el sistema de salud. "La interrupción abrupta de la cooperación con el Gobierno de Cuba impactará negativamente en el sistema de salud, aumentando las demandas por consultas en las redes de media y alta complejidad, además de agravar las desigualdades regionales", rezó el comunicado.

"El Conasems y la FNP alertan al gobierno recién electo para los inminentes e irreparables perjuicios a la salud de la población, incluso para el sector que no es atendido por el programa Más Médicos", avisaron.

"La cancelación abrupta de los contratos en vigor supondrá una afectación cruel para toda la población, especialmente para los más pobres. No podemos renunciar al principio constitucional de la universalización del derecho a la salud, ni estar de acuerdo con ese retroceso", concluyeron.

Este artículo es de hace 1 año

Archivado en:

Jose Nacher

Periodista de CiberCuba. Licenciado en Periodismo por la Universidad CEU Cardenal Herrera de Valencia, España. Redactor en Siglo XXI, Agencia EFE, Las Provincias y El Mundo.

Comentarios

Playlist de videos en CiberCuba



¿Tienes algo que reportar? escribe a CiberCuba:

editores@cibercuba.com

 +34621383985

Esta Web utiliza cookies propias y de terceros, para mejorar la experiencia de usuario, recopilar estadísticas para optimizar la funcionalidad y mostrar publicidad adaptada a sus intereses.

Más información sobre nuestra política de privacidad.