Vehículo de Fedex Foto © Jason Lawrence/Flickr

Conductor de Fedex golpea a un hombre que le grita insultos racistas y luego este fallece

Este artículo es de hace 1 año

El afroamericano Timothy Warren fue víctima de un ataque racista mientras manejaba un vehículo de la empresa de entregas Fedex en Portland, Oregon.

Un ciudadano identificado como Joseph Magnuson comenzó a gritarle insultos racistas por conducir demasiado rápido. 

Warren, por su parte, se detuvo para explicarle que solo quería terminar su trabajo. No obstante, los improperios le agotaron la paciencia y le propinó un solo golpe sobre el ojo izquierdo a Magnuson, haciéndolo caer al suelo.

Magnuson, de 55 años, perdió el conocimiento brevemente y luego murió esa misma noche.

Aunque el incidente ocurrió el 26 de septiembre de este año, esta semana la fiscalía anunció que no presentará cargos contra Warren porque sus acciones fueron "en defensa propia".

Según un comunicado publicado esta semana por la Oficina del Fiscal de Distrito del Condado de Multnomah, Warren no pretendía matar a Magnuson y actuó en defensa propia durante el incidente.

De acuerdo con un dictamen del forense de Oregon, Magnuson estaba muy enfermo y fueron otras condiciones preexistentes las que jugaron un papel crucial en su muerte

"La herida que sufrió Magnuson en la cabeza debido al puñetazo de Warren fue superficial y no fatal", señaló el vicefiscal de Multnomah, Adam Gibbs, quien fue asignado para analizar el caso.

"La caída al piso agravó las condiciones prexistentes de Magnuson y resultó en su muerte", agregó.

Algunos testigos presenciales de los hechos contribuyeron a que no se catalogara como un delito la defensa de Warren.

El vicefiscal de Multnomah, Adam Gibbs, declaró que "que el Sr. Magnuson entonces" muy agresivamente "comenzó a gritarle al Sr. Warren que disminuyera la velocidad. El Sr. Warren detuvo su camioneta mientras el Sr. Magnuson continuó reprendiéndolo. Los testigos están de acuerdo en que el Sr. Magnuson llamó al Sr. Warren un "puto negro" en combinación con otras frases agresivas y abusivas "una y otra vez".

Según Gibbs, en Oregon no existe una regla que obligara a Warren a retirarse del lugar para evitar el "veneno racista" del que era objeto. Tenía derecho a enfrentarse verbalmente a su agresor, afirmó.

Este artículo es de hace 1 año

Archivado en:

Comentarios

Playlist de videos en CiberCuba



¿Tienes algo que reportar? escribe a CiberCuba:

editores@cibercuba.com

 +34621383985