Justin Trudeau Foto © DoD News/Flickr

"Canadá rompe con el mundo libre al aliarse con Cuba", afirma ONG

Este artículo es de hace 1 año

El Gobierno de Canadá "rompió con el mundo libre" al adherirse a regímenes como Siria, Irán y Corea del Norte para votar en contra de las ocho enmiendas presentadas el pasado primero de noviembre en Naciones Unidas y que buscaban responsabilizar a Cuba por "violaciones generalizadas de derechos humanos", según refirió la Organización No Gubernamental UN Watch.

El pasado mes, Estados Unidos presentó ocho enmiendas a la resolución cubana contra el embargo, que se sometió a votación el pasado 31 de octubre en la ONU.

En ese entonces el canciller cubano, Bruno Rodríguez Parrilla, calificó dichas enmiendas como “una nueva maniobra política” de Washington y señaló que las enmiendas se refieren a los derechos humanos y la Agenda 2030 de la ONU para el Desarrollo Sostenible.

Ahora la ONG dice que el país del norte teme "enojar a Cuba por la candidatura de Canadá a un puesto en el Consejo de Seguridad de la ONU", dijeron los funcionarios de la ONG.

También apuntaron que el Gobierno de Justin Trudeau "considera que es estratégicamente importante mantener una relación relativamente estrecha con el régimen comunista de Cuba, por razones comerciales y políticas".

"Canadá se encuentra en medio de una intensa campaña de cabildeo para ganar un asiento rotativo en el Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas entre 2021-2022. Cuba es considerada vital para los votos de la ONU, ya que tiene influencia sobre muchos estados miembros de la ONU de África y América Latina", de acuerdo con diplomáticos canadienses citados por el periódico The Globe and Mail, y refrenciados por la ONG.

De acuerdo con la agencia Efe, entre las enmiendas planteadas por Estados Unidos está una que "llama a Cuba a otorgar plenamente a sus ciudadanos derechos y libertades civiles, políticos y económicos internacionalmente reconocidos, incluyendo la libertad de reunión, la libertad de expresión y el libre acceso a información".

Washington, por su parte, defiende otra enmienda que llama a la isla a poner en marcha un proceso para responder a "todos los casos de violaciones graves de los derechos humanos" y urge al Gobierno cubano a "terminar con la impunidad ante esas violaciones".

Otra de las enmiendas refleja "gran preocupación de que en Cuba la ausencia de mujeres en los órganos más poderosos de toma de decisiones, incluido el comité ejecutivo del Consejo de Ministros y el liderazgo militar superior, socave gravemente los esfuerzos colectivos para implementar el Objetivo 5 de Desarrollo Sostenible, destinado a lograr la igualdad de género y empoderar a todas las mujeres y niñas(…)".

De acuerdo con UN Watch, Canadá a diferencia de la Unión Europea, Australia, Suiza, Japón y docenas de otras democracias, se unió a Siria, Irán y Corea del Norte en la votación del "No", por lo que se alía con el régimen castrista.

La ONG sofstuvo que el Gobierno de Trudeau "se puso al lado del régimen de Castro" cuando votó "No" a la quinta de las mociones que exhortó a La Habana, sus órganos judiciales y de seguridad, a "crear y mantener, en la ley y en la práctica, un entorno seguro y propicio en el que una sociedad civil independiente, diversa y pluralista, pueda operar sin obstáculos e inseguridad indebidas".

La organización condenó a Canadá por oponerse a que el Gobierno "ponga fin a las restricciones generalizadas y graves, tanto en la ley como en la práctica, sobre el derecho a la libertad de expresión, opinión, asociación y reunión pacífica, tanto en internet como fuera de las redes, incluso poniendo fin al hostigamiento, la intimidación y la persecución de los opositores políticos, defensores de los derechos humanos, activistas de los derechos de las mujeres y de las minorías, líderes laborales, activistas de los derechos de los estudiantes, periodistas, bloggers, usuarios de redes sociales y administradores de páginas de redes sociales, trabajadores de los medios de comunicación, líderes religiosos y abogados".

También señaló que el país del norte se haya sumado a los países que están en contra de que Cuba "libere a las personas detenidas arbitrariamente por el ejercicio legítimo de sus derechos humanos, considere la posibilidad de rescindir condenas indebidamente duras por ejercer tales libertades fundamentales, y ponga fin a las represalias contra las personas, incluidas aquellas que cooperan con los mecanismos de derechos humanos de las Naciones Unidas".

Por otra parte, UN Watch condenó que Canadá también se opusiera a una de las enmiendas, que se refiere a "iniciar un proceso integral de rendición de cuentas en respuesta a todos los casos de violaciones graves de los derechos humanos, incluidos los que afectan a los poderes judiciales y de seguridad" y a poner "fin a la impunidad de tales violaciones".

Este artículo es de hace 1 año

Archivado en:

Comentarios

Playlist de videos en CiberCuba



¿Tienes algo que reportar? escribe a CiberCuba:

editores@cibercuba.com

 +34621383985