Autoridades de Miami durante la presentación de la bandera de la Pequeña Habana Foto © Twitter/City of Miami

Llueven las críticas a la nueva bandera de La Pequeña Habana

Este artículo es de hace 1 año

La presentación, hace hoy una semana, de la bandera de la Pequeña Habana por parte de Joe Carollo, comisionado de la ciudad de Miami, y de otras autoridades, ha generado controversia y opiniones encontradas entre los residentes.

La bandera fusiona las enseñas cubana y norteamericana, y añade un gallo como protagonista en el centro; mientras que el borde inferior aparece rematado por varias banderas latinoamericanas y una frase: Little Havana, U.S.A, la que tiene libertad.

Algunos se muestran complacidos y creen que es una bandera con "aché", pero abundan quienes critican el diseño o lo tildan de kitsch, como el bloguero y escritor satírico conocido como Siro Cuartel, quien en una publicación en su perfil de Facebook ha subrayado que "duele" que a partir de ahora los residentes de Miami tengan que vivir "con la deshonra de tal bandera", y argumenta que "el resultado estético artístico opaca y embadurna toda la poesía histórica que debió ser un emblema perdurable para La Pequeña Habana".

La bandera ha generado no solo debate en las redes sociales, sino también un buen número de memes de quienes cuestionan el gusto estético del autor, el artista de origen cubano Luis Miguel Rodríguez.

“Un meme mal hecho”, “Eso no es bandera. Es una mesa para jugar dominó”, “La cosa más horrenda que ojos humanos hayan visto”, “gloriosamente malo”, “Es la bandera más fea que he visto en mi vida”, son apenas algunos de los comentarios que ha generado la enseña.

Incluso la prensa, en concreto The Miami New Times la calificó como “una pesadilla horrible”.

Carollo, sin embargo, se ha defendido de la controversia diciendo que la polémica fue iniciada por un grupo de personas que, desde Cuba, inundaron la página de Twitter de la Ciudad de Miami con mensajes ofensivos y defensores del régimen.

“A nuestros residentes les ha gustado la bandera. Este es un nuevo comienzo para La Pequeña Habana”, dijo vía telefónica a un medio de prensa local.

“Una piñita de admiradores locales de Fidel Castro y su hermano Raúl llenaron el Twitter de la Ciudad de críticas a la bandera”, añadió.

Luis Miguel Rodríguez, por su parte, ha explicado que con su diseño quiso “representar alegremente” a los residentes en Miami. Para hacerlo prefirió evadir el formalismo y el carácter "plano" de otras banderas.

Ha destacado que la bandera cubana aparece más grande que las demás porque los ciudadanos de la Isla fueron los primeros en llegar a Miami, mientras que el gallo representa a La Pequeña Habana y el carácter luchador de quienes la habitan.

El artista ha querido subrayar que no cobró nada por diseñar la bandera, y lamenta que haya quienes no se sientan complacidos ni identificados con su creación.

Se prevé que la bandera de la Pequeña Habana sea izada en el parque del dominó, aunque todavía se desconoce la fecha. Los negocios del área también podrán tener la suya si así lo desean.

A la presentación del nuevo símbolo de la Pequeña Habana asistieron también los alcaldes de esa Ciudad y del Condado de Miami-Dade, Francis Suárez y Carlos A. Giménez, respectivamente.

“Es un cuadro bonito, pero ¿Alguien pensó cómo se vería en un mástil ondeando en el viento?”, se preguntó uno de los comentaristas. Es de presumir que pronto habrá respuesta para esa pregunta.

Este artículo es de hace 1 año

Archivado en:

Comentarios

Playlist de videos en CiberCuba



¿Tienes algo que reportar? escribe a CiberCuba:

editores@cibercuba.com

 +34621383985