Rainel Panfet y Arlenis Romero Foto © Facebook / Yudeskia Llanes Agete

Rainel Panfet y Arlenis Romero: unidos por el básquet y el amor

Este artículo es de hace 1 año

Conocidos ambos en ámbitos basquebolísticos, el amor toca a las puertas hace más de 6 años cuando el pequeño entrenador Rainel Panfet se prenda de la destacada jugadora Arlenis Romero.

Para él fue un amor a primera vista; para ella, una maratón, o sea, amor a largo tiempo pues no fue fácil convencer a la pinareña.

Finalmente, triunfó el amor y la boda se realizó el 22 de marzo de este 2018 en San Salvador, tierra que han adoptado y que aman, sin olvidar al Pequeño Caimán.

“Coincidimos en una competencia que se efectuaba en Villa Clara, y en la paladar de la Lupe León (estelar basquebolista ya retirada), él me enfiló los cañones. ¡Ahí empezó todo! Y como ves, ya estamos esperando el primer bebé".

Cortesía de los entrevistados

Arlenis, prima del destacado pitcher zurdo Liván Moinelo, se retiró en este 2018 de la selección nacional de baloncesto tras 13 años de fructífero andar.

“Lamentablemente, no pude alcanzar el oro en Barranquilla, y eso me duele muchísimo. En ese juego final contra Colombia, primero nos confiamos pues en la eliminatoria las habíamos superado por 20 puntos; segundo, yo fallé una pelota que representó el empate para ellas y el alargue; y tercero, estuve desafortunada en el tiempo extra.

“Me hubiera gustado y trabajé para ello, nuestra medalla de oro; no pudo ser. Ahora juego aquí en El Salvador, en la liga profesional, en pos de un futuro seguro para mi hija y nosotros dos.

“Yo nací en San Juan y Martínez, Pinar del Río, el 2 de febrero de 1984. Bien pronto, estudiando el cuarto grado en la escuela primaria de mi barrio, fui captada para la EIDE provincial Ormani Arenado. Ahí permanezco hasta el noveno grado.

“Es entonces que paso al Centro de Alto Rendimiento CEAR Giraldo Córdova Cardín, en Cojímar, donde termino el 12mo, para, posteriormente, graduarme en el 2009 de la Licenciatura en Cultura Física en la Universidad de las Ciencias de la Cultura Física y el Deporte Manuel Fajardo en La Habana".

Como cualquier deportista cubana, Arlenis interviene en Juegos Escolares y Juveniles Nacionales, y desde bien temprano, con 16 años, integra la preselección nacional. A los 21, en el 2005, ya es miembro del equipo grande como jugadora regular.

“Yo tuve muy buen desempeño en los campeonatos nacionales de baloncesto de Cuba con mi equipo de Pinar del Río; era su capitana. Participé en Torneos Nacionales de Ascenso y en Ligas Superiores, desde los 15 años.

“Siempre estuve entre las primeras anotadoras, ganamos varios títulos, implantamos un récord bien difícil: 28 victorias consecutivas. En 2016 conquistamos el cetro por cuarta ocasión consecutiva en la LSB, y ahí tuve una sobresaliente actuación ante Guantánamo en la discusión del título".

Con esta labor a nivel nacional, la chica de San Juan y Martínez también se hizo grande en el seleccionado nacional, en el cual sobresale a partir del 2005.

Victorias en Juegos Centrocaribeños, medallas a nivel continental, actuaciones en Torneos de las Américas así como en el Campeonato Mundial de Turquía adornan el palmarés de la pinareña.

También la espectacular jugadora ha formado parte de equipos foráneos, como contratada; así por ejemplo, en el 2016 juega con el Club San Simón de Cochabamba, que se impuso en la primera versión de la Liga Boliviana de Baloncesto para damas, Libobasquet.

Ahora, en la liga salvadoreña, se desempeña con el Santa Tecla, dirigido por su esposo, quien la utiliza como base, escolta y alero, o sea en las posiciones 1, 2 y 3, por lo que la Moinelo resulta de gran utilidad, aunque ahora está de receso por su embarazo.

Cortesía de los entrevistados

Arlenis, antes de darle paso a tu Panfet, ¿podrías decirme tu equipo ideal del básquet femenino cubano?

“Sí, pero con excepción de doña Leonor Borrell, me voy a referir a las que vi jugar; o sea, además de la Borrell, Yamilé Martínez, Yaquelín Plutín, Yaima Boulet, Tania Seino, Yuniseni Soria, Lissette Castillo, Taimara Suero, Oyanaisis Gelis, Yamara Amargo y Klenia Noblet, y como DT, Armandito Acosta".

Bien, ahora toda la atención recae en Reinel Panfet, DT en LSB (Ligas Superiores, f y m) y que ha construido una excelente carrera en el básquet salvadoreño, tanto en el Santa Tecla femenino como el varonil.

Si bien como jugador sólo intervino en un Torneo de Ascenso, su liderazgo como DT se patentizó en su paso por los Torneos de Ascenso y las LSB: tres veces medallista de bronce con las Capitalinas en el ascenso y tercero también en una LSB; campeón en la Liga Superior del 2015 con Capitalinos, con record para esa competencia al eslabonar 35 éxitos al hilo; segundo en la LSB de 2016 y cuarto en 2017.

Cortesía de los entrevistados

“En el 2016, al concluir la LSB, fui convocado al grupo de entrenadores que trabajó en la preparación del equipo masculino que participaría en el Centrobasquet de Panamá, dirigido por el profesor Daniel Scott.

“Al regreso, se realizó un cambio en la plantilla de entrenadores y fuimos incluidos en el nuevo grupo de trabajo Yoany Zaldívar y yo.

“Por aquel entonces recibí una propuesta de trabajo por parte del Santa Tecla Basketball club de El Salvador, en la persona de su presidente, el ingeniero Guillermo Miranda, oferta que fue rechazada por la dirección del baloncesto nacional por el compromiso que tenía ese momento con la selección.

“Viajamos a China a una gira de preparación de 30 días con vistas al sistema de ventanas clasificatorias para el campeonato mundial; algo beneficioso: ganamos el tope y se destacaron jugadores que hoy son de gran peso dentro del equipo CUBA.

“Lamentablemente, al regresar, yo no estaba incluido en la nueva dirección (en eso influyó la mala actuación de Capitalinos en la LSB 2017) y esto coincidió con una nueva propuesta del Santa Tecla (está vez para trabajar con el femenino) y ahí sí acepté.

“Mi llegada a este país y sus ligas de básquet han marcado un crecimiento en todos los aspectos desde el punto de vista profesional. El nivel de la liga es ascendente y con alto contenido competitivo".

¿Has puesto en práctica nuevos métodos de dirección?

“Mira, el estilo de dirección que aplico es el mismo que aprendí estando cerca de eminencias del baloncesto cubano. Tuve el honor de trabajar con Bárbara Bécquer, Miguelito Calderón, Armando Acosta, Eduardo Moya, y muchísimos otros grandes entrenadores de mi país.

“Y mis últimos momentos en el baloncesto cubano los pasé al lado de Pepe Ramírez, de quien aprendí muchísimo, pues es un maestro en el deporte de las cestas, experimentado, sabio.

“Creo que la decisión del INDER de entregarle la dirección de la escuadra masculina es más que correcta, digna de felicitar: el gran material humano con que cuenta Cuba en el sexo masculino está en muy buenas manos. Mira lo que fue capaz de hacer en Barranquilla, un bronce que hacía años que no se lograba e, incluso, pudieron llegar a la discusión de las medallas".

Antes de proseguir, a tu esposa le pregunté su equipo Cuba ideal, entre las féminas, tú, dime el masculino.

“Roberto Carlos Herrera, Leonardo Pérez, José Luis el Pollito Díaz, Ángel Oscar Caballero, Lázaro Borrell, Sergio el tigre Ferrer, Georfri el Gato Silvestre, Amiel Vega, Richard Matienzo, Andrés Gibert, Jasiel Rivero y Javier Justiz. DT: Miguel Calderón, José Ramírez y Carmelo Ortega. Sé que los integrantes del seleccionado bronce olímpico de Münich eran buenísimos, pero te hablo de los que vi jugar".

Volvamos al Salvador: ¿qué me dices de tu participación en la liga del Salvador? que ya adelantaste, va cogiendo nivel, ?cuenta con el apoyo popular? ¿te sientes realizado?

“Pues sí. Aquí he dirigido ya tres torneos femeninos, con un sub campeonato y dos títulos consecutivos; y en el masculino, acabo de debutar con la corona".

Si echas una ojeada atrás, ¿a quién o quiénes agradeces más?

“Podría decirte que de amuleto en mi carrera como entrenador tengo la conexión directa con Carmelo Ortega: una relación casi familiar y algo desconocida. Fue como un padre para mí y con quien tuve la dicha y desgracia de compartir su último día de vida. Su hijo es como mi hermano, en mi época de jugador.

“Inolvidable ese almuerzo que compartimos juntos, Carmelo y yo; ahí me dejó su legado como director técnico, sus mañas, su ingenio, sus experiencias. Al día siguiente sufrió un accidente y falleció. Eso me marcará toda la vida.

“Y antes de concluir, agrega ahí que soy cubano: nacido y criado con la Revolución, salí legalmente de Cuba y cumplo con todos mis deberes y responsabilidades como ciudadano cubano; vivo orgulloso de mi país, de mi deporte, de quién soy".

Pienso que Panfet, con todo su talento demostrado, en Cuba y El Salvador, pudiera ser considerado en un futuro para trabajar con nuestras selecciones nacionales. Su juventud y aptitudes pudieran ser consideradas.

Por ahora, desearle lo mejor, la mayor de las dichas a esta pareja de cubanos que esperan un bebé.

Este artículo es de hace 1 año

Archivado en:

Julita Osendi

Graduada de Periodismo en la Universidad de La Habana 1977. Periodista, comentarista deportiva, locutora y realizadora de más de 80 documentales y reportajes especiales. Entre mis coberturas periodísticas más relevantes se hallan 6 Juegos Olímpicos, 6 Campeonatos Mundiales de Atletismo, 3 Clásicos

Comentarios

Playlist de videos en CiberCuba



¿Tienes algo que reportar? escribe a CiberCuba:

editores@cibercuba.com

 +34621383985