Colas para comprar la Constitución y para comprar el pan en Cuba. | Foto © CiberCuba.
Colas para comprar la Constitución y para comprar el pan en Cuba. | Foto © CiberCuba.

Colas en Cuba para comprar el pan... y la Constitución

América Latina Cuba

Publicado el Domingo, 6 Enero, 2019 - 10:58 (GMT-5)

Los cubanos se han levantado este 6 de enero ajenos a la celebración de los Reyes Magos en gran parte del mundo. Fiel a la rutina de los últimos meses, la cola del pan se ha convertido en el común denominador de la mayor parte de las familias de la Isla.

La 'revolución' ha celebrado su 60 aniversario con las fábricas de harina de capa caída por falta de piezas de repuesto, según la versión oficial, y eso se nota en la maltrecha canasta básica del ciudadano de a pie.

Pero este domingo de Reyes una nueva cola le ha dado los buenos días a Cuba: la del estanquillo, donde ha salido a la venta el borrador final de la Constitución que se someterá a referendo el próximo 24 de febrero.

No ad for you

Mucho estaba tardando ya el Gobierno cubano en publicar el documento con los cambios introducidos a la Carta Magna que en 2018 se reformó parcialmente. Tras el proceso de debate popular, celebrado entre el 13 de agosto y el 15 de noviembre, el nuevo texto mantiene sus 11 títulos, aunque algunos cambian de ubicación; conserva 24 capítulos y 18 secciones (2 más que en el folleto impreso anteriormente) y 229 artículos (5 más).

"De los 224 artículos se modifican 134. Casi el 60% de los artículos tienen un cambio. Se eliminan los artículos 4, 18 y 30. Sólo eliminado totalmente el 18. El 4 y el 30 se eliminan como artículos, pero pasan a formar parte de otros", explicó el secretario del Consejo de Estado, Homero Acosta, ante la Asamblea Nacional del Poder Popular, el pasado 21 de diciembre.

Los cubanos se han dado prisa en adquirir el texto constitucional porque antes de los debates en los barrios sólo salieron a la venta 2 millones de ejemplares de folletos del proyecto de Constitución. Dando por buenas las cifras del Gobierno de Díaz-Canel, que aseguran que en esos debates del texto reformado de la Carta Magna participaron más de 8 millones de personas, significa que la mayor parte de los cubanos (6 millones) que asistieron a las más de 133.000 reuniones no tuvo acceso al texto constitucional antes de debatirlo.

El borrador final que se someterá a referendo sale a la venta casi mes y medio antes de convocar las urnas en las que se preguntará a los cubanos si ratifican la Constitución. Habrá que marcar un sí o un no.

El Gobierno cubano se ha empeñado a fondo, con toda su artillería mediática, para defender un sí a una Carta Magna que declara al Partido Comunista como fuerza política dirigente superior del Estado y condiciona el enriquecimiento a la preservación de límites "compatibles con los valores socialistas".

Entre los cubanos contrarios al sí hay quienes apoyan el #YoVotoNo y otros que proponen no acudir a las urnas. Los defensores del #YoVotoNo, que son mayoría entre quienes no apoyan la Constitución, creen que marcar la respuesta negativa es más difícil de manipular que una baja participación.

Comentarios

Siguiente artículo:

Privacidad y uso de cookies:

Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros, para mejorar la experiencia de usuario, recopilar estadísticas para optimizar la funcionalidad del sitio y entregar contenido y publicidad adaptados a sus intereses.

Más información sobre nuestra política de privacidad.