Jair Bolsonaro y médicos cubanos Foto © Granma

Doctora cubana escribe una carta a Bolsonaro en nombre todos los que han participado en el Programa Mais Medicos en Brasil

Esta noticia es de hace 1 año

La doctora cubana Yury Leydi Durán Sánchez ha escrito una carta al presidente Jair Bolsonaro -difundida por el perfil en Facebook Associação de Cubanos Livres no Brasil- en nombre de los médicos de la Isla que han participado en el Programa Mais médicos en el país sudamericano y también en el de quienes no pudieron por hacerlo; unidos todos por su común deseo de querer ejercer como profesionales de la salud en el país sudamericano.

En la misiva la galena cubana, que reside en Estados Unidos desde el año 2016, explica las razones por las que cree que los médicos cubanos tienen "el entrenamiento suficiente para conformar el Programa Más Salud, esta vez, con una remuneración justa y sin cadenas o vínculos esclavos, hasta que los exámenes correspondientes sean hechos. De la misma forma que otros países, como Chile y Perú (países de nuestro propio continente) que aceptan que los médicos aprobados trabajen durante un año bajo la supervisión hasta que el examen de validación sea realizado.".

Por ello pide al mandatario brasileño "que todos los médicos cubanos que queremos trabajar en el país que consideramos nuestra segunda patria, seamos capaces de reintegrar el programa y servir como hasta ahora a las personas que nos aguardan con los brazos abiertos. Para que podamos sostenernos con el sudor de nuestro esfuerzo y tener las herramientas y el tiempo suficiente para prepararnos para el Reválida. Que el Ministerio de Salud que una vez validó y homologó nuestros documentos, reconozca que la mayoría de nosotros, considerados desertores por nuestro país, Cuba, se nos niega cualquier documento que demuestre nuestra profesión, para mantener así amordazadas nuestras manos y privada nuestra libertad."

"Estamos listos para dar todo y desplazarnos a donde sea necesario para llevar con nosotros salud y calidad de vida para sus habitantes" asegura en la carta en la que habla a nombre no solo de los cubanos que han decidido permanecer en suelo brasiñelo tras la decisión el gobierno cubano de retirar a sus galenos, sino de otros que se encuentran exiliados en el exterior, "tan bien preparados y cosmopolitas como los demás médicos cubanos" pero que "no consiguieron solicitar la inscripción en Más Médicos, ya que eran automáticamente excluidos por el acuerdo Cuba-OPS".

"Hacemos la promesa de dedicar nuestro esfuerzo y sacrificio, para llegar a ser los médicos de un Brasil mejor, de un Brasil con atención médica de calidad, de un Brasil con Más Salud y con más médicos" afirma en su texto, en el que además agradece al presidente y al pueblo brasileños por tener el coraje "de defender nuestros derechos".

De un total de 8 mil 332 médicos cubanos que trabajaban como colaboradores en Brasil, al menos unos 2 mil decidieron desertar del programa y no regresar a la Isla luego de que Cuba suspendiera la misión médica a raíz de las siguientes declaraciones de Bolsonaro: “Queremos el Más Médicos. Ellos pueden continuar. Con reválida, salario íntegro y trayendo a la familia para acá. ¿Lo aceptarán?”, dijo el político.

A continuación, reproducimos íntegramente la carta de la Dra. Sánchez a Bolsonaro: 

Dra. Yury Leydi Durán Sánchez para:
Su Excelencia Presidente Jair Bolsonaro

Le escribo humildemente para hablar en nombre de los más de 2000 médicos cubanos que participaron del Programa Más Médicos para Brasil desde el año 2013, y que decidieron apoyar el más justo derecho del ser humano: la libertad.

Nosotros, humanos antes que médicos, dimos el corazón al servicio del pueblo brasileño y lo hicimos con alegría y satisfacción desde los lugares más inhóspitos de la Amazonia, las tierras áridas de Fortaleza y Ceará, hasta el viento helado de Río Grande do Sul. Hoy estamos construyendo un futuro diferente y queremos hacer de Brasil la cuna de ese futuro. Un país que acoge y ama al extranjero, que valora al ser humano y su lucha, que no se deja derrotar por nada ni a nadie. Con usted aprendimos lo que es ser valorado como persona y como profesional. Nunca antes un pueblo, y mucho menos un presidente, tuvo el coraje, como usted y su pueblo tuvieron, de defender nuestros derechos. Y por eso somos eternamente agradecidos.

Por todo lo que se sabe, para entrar en el programa definitivamente fueron necesarios varios requisitos, con los cuales cada uno de nosotros cumplió sin excepciones.

1. Médicos especialistas en Medicina General Integral (Medicina Comunitaria).
2. Experiencia médica internacional (al menos en dos países).
3. Comando básico de la lengua portuguesa (de portugués sr tomó dos cursos, uno en Cuba, proporcionado por profesores brasileños y otro, más técnico, en Brasil).
4. Cumplir con el programa de Acogimiento y pasar el examen de medicina oral donde se destacó el conocimiento detallado sobre los protocolos de salud brasileños.
5. Participar en el curso de especialización en Medicina Comunitaria durante el primer año del contrato, donde se presentó un trabajo de curso (TCC) y un examen final para verificar los conocimientos adquiridos.

Como un sexto requisito, y aunque no lo liste no deja de ser relevante, residir en la isla. Eso afectó a muchos de los médicos cubanos exiliados en el exterior. Por lo tanto, esos hermanos, tan bien preparados y cosmopolitas como los demás médicos cubanos, no consiguieron solicitar la inscripción en Más Médicos, ya que eran automáticamente excluidos por el acuerdo Cuba-OPS, algo que no podría ignorar en esta petición. Todos nosotros, con vasta experiencia en países como Venezuela, Guatemala, Haití (por no mencionar los muchos otros países de África, Oceanía, Asia, Emiratos Árabes Unidos), estamos listos para dar todo y desplazarnos a donde sea necesario para llevar con nosotros salud y calidad de vida para sus habitantes.

Por estas razones, creo que tenemos el entrenamiento suficiente para conformar el Programa Más Salud, esta vez, con una remuneración justa y sin cadenas o vínculos esclavos, hasta que los exámenes correspondientes sean hechos. De la misma forma que otros países, como Chile y Perú (países de nuestro propio continente) que aceptan que los médicos aprobados trabajen durante un año bajo la supervisión hasta que el examen de validación sea realizado. Países como España, donde los médicos trabajan en la atención primaria bajo la aprobación de sus diplomas. Estas son opciones que el Ministerio de Salud debería tener en cuenta.

Como estos ejemplos existen muchos otros, pero respetando su precioso tiempo, me limito a exponer nuestra propuesta: que todos los médicos cubanos que queremos trabajar en el país que consideramos nuestra segunda patria, seamos capaces de reintegrar el programa y servir como hasta ahora a las personas que nos aguardan con los brazos abiertos. Para que podamos sostenernos con el sudor de nuestro esfuerzo y tener las herramientas y el tiempo suficiente para prepararnos para el Reválida. Que el Ministerio de Salud que una vez validó y homologó nuestros documentos, reconozca que la mayoría de nosotros, considerados desertores por nuestro país, Cuba, se nos niega cualquier documento que demuestre nuestra profesión, para mantener así amordazadas nuestras manos y privada nuestra libertad.

Para usted, Presidente, a quien admiramos y en quien depositamos todas nuestras esperanzas, hacemos la promesa de dedicar nuestro esfuerzo y sacrificio, para llegar a ser los médicos de un Brasil mejor, de un Brasil con atención médica de calidad, de un Brasil con Más Salud y con más médicos.

Gracias, Excelencia, por escuchar nuestras sinceras palabras.
Todos los médicos cubanos que queremos servir al pueblo de Brasil.
Dra. Yury Leydi Duran Sánchez.
7 de enero de 2019

Esta noticia es de hace 1 año
Archivado en:

Comentarios


¿Tienes algo que reportar? escribe a CiberCuba:

 +34621383985

Esta Web utiliza cookies propias y de terceros, para mejorar la experiencia de usuario, recopilar estadísticas para optimizar la funcionalidad y mostrar publicidad adaptada a sus intereses.

Más información sobre nuestra política de privacidad.