Oficina de la ONAT en Santa Clara Foto © CiberCuba

¿Perderán sus licencias miles de cuentapropistas cubanos el 7 de marzo?

Este artículo es de hace 1 año

El plazo de 90 días, establecido por el gobierno cubano para que los trabajadores no estatales pongan en regla sus licencias, vence el próximo 7 de marzo. A medida que avanza el mes de febrero va quedando menos tiempo a los miles de cuentapropistas que aún no han formalizado su reinscripción en las direcciones municipales de trabajo y seguridad social, y de la oficina nacional de administración tributaria, ONAT.

¿Qué sucederá, ampliarán el plazo o harán un retiro masivo de patentes?

La situación se torna realmente preocupante en territorios como Villa Clara, una de las provincias con mayor número de licencias otorgadas en el país con el 8,1% del total, y donde en este minuto solo un escaso número de esos trabajadores han concurrido a las instancias establecidas.

Oficina de la ONAT en Santa Clara / CiberCuba

Según especialistas consultados dentro de la dirección provincial de la ONAT solamente se han presentado unos 5.000 cuentapropistas de los 47.000 que deben concurrir en el plazo establecido. “Habría que tramitar más de 40.000 casos en poco más de 20 días hábiles, que es lo que nos viene quedando, lo cual es algo prácticamente imposible si tenemos en cuenta la fuerza de trabajo de que disponemos”, argumentó la fuente.

De un cálculo sencillo resulta que sería necesario procesar unas 2.000 licencias cada jornada para poder cumplir con la colosal tarea, cuando en la oficina de Santa Clara, la mayor de la provincia, se atienden como máximo unas 50 solicitudes diarias.

Negocios privados en Santa Clara / CiberCuba

Por si fuera poco, la mitad de los cuentapropistas villaclareños, unos 23 200 están obligados además a reinscribirse en las direcciones municipales de trabajo y seguridad social, según dio a conocer mediante la radio santaclareña CMHW, Dunia Abreu, subdirectora de trabajo y seguridad social en el territorio.

Se trata de los trabajadores con más de una licencia autorizada, aquellos cuya actividad haya cambiado de nombre, o se haya unificado con otra, y la totalidad de los trabajadores contratados, según lo establece la legislación vigente.

“Previendo que se fuera a formar este cuello de botella habíamos venido citando un grupo de trabajadores de manera escalonada pero no se personaron en las oficinas, y ahora es que se ha empezado a congestionar el asunto. Les hacemos un llamado para que, aunque no hayan sido citados, concurran a nuestras oficinas, porque de lo contrario el 7 de marzo procederemos a la cancelación de sus licencias, según lo dispone la Resolución 11 del Ministerio de Trabajo”, indicó la subdirectora de trabajo y seguridad social.

La situación más crítica de la provincia es la que presenta la capital provincial, pues según dio a conocer el portal web del canal Telecubanacán, “solo unos 1.069 trabajadores por cuenta propia han realizado el proceso de los 7.450 que deben acudir a actualizar su documentación para ejercer las diferentes actividades bajo esa estipulación”, indica el reporte.

Cafeterías particulares en Santa Clara / CiberCuba

Al indagar sobre la posibilidad de que se extienda el plazo para la mencionada reinscripción, las fuentes consultadas por CiberCuba se mostraron escépticas, e indicaron que hasta el momento no se ha informado nada al respecto. Mientras que entre los cuentapropistas entrevistados existen criterios contrapuestos.

Algunos asumen que la actual congestión fue programada por los gobernantes a fin de atropellarlos en una maratón burocrática de 90 días de plazo, a fin de recortar las licencias. Otros, sin embargo, parecen confiados en que se alargará el período.

Trabajadores por cuenta propia en Santa Clara / CiberCuba

“Recuerda que dos días antes de que entraran en vigor las nuevas disposiciones —el 7 de diciembre pasado—, ellos tuvieron que ceder en algunos temas como el hecho de que pudiéramos realizar más de una actividad, o el número de asientos permitido en una paladar. Ahora pasará lo mismo, tendrán que ampliar el plazo, porque cancelarles la licencia a miles de cuentapropistas a nivel nacional tendría un costo político que no creo que estén dispuestos a pagar”, reflexionó Omar, un joven con licencia de elaborador vendedor de alimentos.

Según estadísticas divulgadas por Juventud Rebelde, al cierre de 2018 en la isla ejercían el trabajo no estatal un total de 580 828 mil personas, lo cual constituye el 13% de la fuerza laboral activa.

Este artículo es de hace 1 año

Archivado en:

Comentarios

Playlist de videos en CiberCuba



¿Tienes algo que reportar? escribe a CiberCuba:

editores@cibercuba.com

 +34621383985