Susely Morfa (i) Ejemplares del Diccionario de la RAE Foto © YouTube/screenshot

Susely Morfa: todo un castigo en Twitter para la gramática y la lengua española

Esta noticia es de hace 1 año

La Primera Secretaria del Comité Nacional de la Unión de Jóvenes Comunistas, Susely Morfa, es una de las figuras de la política cubana más activa en Twitter, red social donde va dejando a diestra y siniestra sobradas muestras de que la redacción, la composición y la ortografía no es un ámbito en el que se desenvuelva muy bien.

En este caso, la reacción no se hizo esperar entre los internautas, que corrieron en su auxilio por la incorrecta utilización de "vienes", en lugar de "bienes".

Lo de Susely ya no es una errata aquí o allá, sino una marca sostenida de identidad escrita, muy a tono con su proyección verbal; un asunto que parece ir acorde también con su ritmo de pensamiento desbocado: puro caos.

La Real Academia Española se encarga de avisarle de algo, en este caso:

(Fuente: RAE)

Varios internautas también se han dado cuenta del error e, incluso, le han llegado a preguntar dónde estudió.

"Cómo me divierten tus tweets. Mano arriba los "Rencoristas", ha bromeado otro.

Ciertamente, no hay más que asomarse a la cuenta de Twitter de la primera Secretaria de la UJC cubana para ir sumando desconcierto tras desconcierto gramatical.

A Lula le ha dicho Susely: "Sepa que no está sólo y que la luz termina por hechar a la oscuridad": además de la tilde sobrante, esperemos que la luz no "eche" también a la ortografía.

En Susely Morfa hay por doquier errores de concordancia, problemas con la acentuación, puntuación y sintaxis caótica.

Decididamente sus tweets parecen más escritura automática dictada desde otra dimensión, que el resumen ordenado de una mente que, presuntamente, debe representar a los jóvenes cubanos. (Nótese a continuación el uso de "ingerencia" en lugar de "injerencia").

Twitter parece ponerlo especialmente fácil para evitar errores, estamos ante el reto de 140 caracteres que obligan a un resumen mental y a masticar palabras e ideas en busca de la palabra exacta y motivadora. 

Valga aclarar que lo anterior no es lo mismo que marear el discurso con una abundancia de adjetivos como esta: "Los incrédulos desesperanzadores enemigos morirán ahogados en sus tormentosas ofensas y diabólicas guerras", nos dice la primera Secretaria de la UJC.

La revisión de lo escrito, desde luego, tampoco demora demasiado en la citada red social, siempre que se esté en poder de los conceptos gramaticales y de las normas ortográficas, es decir, siempre que se sepa escribir.

Sin embargo, lo de Susely Morfa ―conocida también como la “psicóloga millonaria”― es puro flujo de conciencia, arrebato sintáctico y gramatical que ya ha dejado numerosas críticas entre sus lectores, que empiezan a darse cuenta de que lo de Susely es demasiado.

Resulta curioso cómo en el siguiente intercambio, incluso en el momento en que defiende su ortografía, Susely comete errores: "A y solo faltó la tilde a(preparó)", dice, ignorando absolutamente la H de la interjección "Ah!".

(Fuente: Twitter/Susely Morfa)

Aunque ciertamente no es infrecuente encontrar algunas erratas, errores ortográficos o de contenido en las redes sociales de varios políticos a nivel mundial, también debe subrayarse que Susely traspasa la línea de errores permisibles en las redes sociales de una figura política.

¿Culpa del teclado del teléfono, de las prisas con que presuntamente van los políticos? Esas excusas son las aludidas por los políticos internacionales cuando reciben críticas similares. Sin embargo, en Cuba todo se cocina a otro ritmo, y cuesta creer que Susely no tiene tiempo de leer y de revisar lo que escribe.

El tema de los errores de las figuras políticas en la redes sociales ha llevado, incluso, a que algunos medios de prensa o avezados internautas agrupen las faltas y hagan pequeños listados de vez en cuando.

Especialmente curioso resulta el caso de Don Andrés Bello (@DonAndresBell0), una cuenta de Twitter que se encargaba de corregir los errores ortográficos de los políticos.

Como si se tratara de un examen de ortografía y gramática, @DonAndresBell0 restaba “puntos” por cada error. Por cierto, allí no faltaba un sitio para Nicolás Maduro, otro político que es un castigo para la lengua española.

¿Hay que exigirles buena ortografía a los políticos? Decididamente sí: un político no puede ser observado solo por la calidad de sus ideas, sino también por su proyección pública (oral y escrita), que en el caso que nos ocupa, Susely Morfa, cuenta además con malos antecedentes.

Todavía hoy cuesta borrarse de la cabeza la imagen de la psicóloga durante la Cumbre de Panamá, con aquellos ojos desorbitados y dándose golpes de pecho con ese salario suficiente para pagarse un viaje.

Es de suponer que si el salario entonces le alcanzaba para pagarse un viaje a Panamá, también le sobre ahora para comprarse un libro de sintaxis y gramática. Sus lectores en Twitter se lo agradecerán.

Esta noticia es de hace 1 año
Archivado en:

Comentarios


¿Tienes algo que reportar? escribe a CiberCuba:

 +34621383985