Un campesino cubano en Guantánamo, en una foto de archivo. Foto © Radio Baracoa

Campesino cubano: "Hacía como 4 semanas que no traían el yogurt para los niños a los que le quitaron la leche"

Este artículo es de hace 1 año

Alexander Matos es un campesino cubano que vive en un pueblo llamado Nibujón, a medio camino entre Moa y Baracoa. En una entrevista concedida a la periodista cubana Maite Rosas, de Radio Martí, cuenta cómo se vive en medio del campo, a 40 kilómetros de la ciudad más cercana.

Esa distancia, que no representa nada en el primer mundo, en Cuba se convierte en un abismo entre la civilización y el monte. Prueba de ello es que los vecinos de Nibujón tienen problemas con el abastecimiento del yogurt de los niños. "Viene una vez a la semana. Ya al otro día, el yogurt no sirve. Ahora mismo hacía como cuatro semanas que no venía el yogurt para los niños que les quitaron la leche", se queja Matos.

Tampoco los abastecen de cárnicos. "Aquí no viene nada. Esto es un campo. Como estamos lejos de la ciudad aquí no traen nada. Aquí la gente sobrevive con los animalitos que crían y con lo que luchan porque aquí no viene nada", insiste.

Les falla además el transporte. "No se puede salir de aquí a ningún lado. Estamos incomunicados en este monte, a 40 kilómetros pa' cualquiera de los lugares a los que tú sales. A la vez que sales para la carretera a coger un carro para ir a Baracoa, tienes que virar pa' la casa porque no hay en qué irse", añade.

Matos insiste en que en Nibujón no hay ambulancia. "Aquí tú te enfermas y tienes que buscar un carro y pagarlo, si no, te mueres".

Y no es el único problema de la comunidad. "Aquí a los campesinos los tienen abandonados. No hay ni presidente de la UBPC (Unidad Básica Cooperativa de Producción). Todo el que coge eso lo deja porque no le dan nada. Aquí la gente está acostumbrada a producir cada cual para sobrevivir. El 90% de la población aquí está en contra. Casi nadie votó en las elecciones (referendo del 24 de febrero). Fueron poquitica gente. Salió el barrio peor del municipio completo. Aquí hay personas que almuerzan una vez a la semana. No se preocupan por este barrio".

Alexander Matos reconoce que sí hay una escuela en Nibujón. Es un internado, pero a los estudiantes los mandan a casa la mayoría de las veces porque la turbina que bombea el agua tiene los kilowatts limitados y cuando se acaban no arranca".

Todavía quedan en Nibujón afectados por el último ciclón viviendo en "temporales de esos" que es lo mismo que vivir en una cueva, según explica, y "se están muriendo".

Este artículo es de hace 1 año

Archivado en:


¿Tienes algo que reportar? escribe a CiberCuba:

editores@cibercuba.com

 +1 786 3965 689

Necesitamos tu ayuda:

Como tú, miles de cubanos leen y apoyan el periodismo independiente de CiberCuba. Nuestra independencia editorial comienza por nuestra independencia económica: ninguna organización de ningún país financia CiberCuba. Nosotros hacemos nuestra propia agenda, publicamos nuestras opiniones y damos voz a todos los cubanos, sin influencias externas.

Nuestro diario se ha financiado hasta hoy solamente mediante publicidad y fondos propios, pero eso limita lo que podemos hacer. Por esto pedimos tu ayuda. Tu aporte económico nos permitirá hacer más acciones de periodismo investigativo y aumentar el número de colaboradores que reportan desde la isla, mientras conservamos nuestra independencia editorial. Cualquier contribución, grande o pequeña, será muy valiosa para nuestro futuro. Desde solo 5$ y con solo un minuto de tu tiempo puedes colaborar con CiberCuba. Gracias.

Contribuye ahora

Tania Costa

(La Habana, 1973) vive en España. Ha dirigido el periódico español El Faro de Melilla y FaroTV Melilla. Fue jefa de la edición murciana de 20 minutos y asesora de Comunicación de la Vicepresidencia del Gobierno de Murcia (España)

Comentarios

Playlist de videos en CiberCuba