Tren Habana-Santiago, año 2009 (Archivo) Foto © Flickr/Lezumbalaberenjena

Nuevo tren de pasajeros cubrirá la ruta Habana-Santiago de Cuba a partir de este verano

Este artículo es de hace 1 año

El ministro de Transporte de Cuba, Eduardo Rodríguez Dávila, ha dado a conocer que a partir del verano de este 2019 comenzará a operar un tren expreso que cubrirá la ruta Habana-Santiago de Cuba.

En declaraciones a la emisora santiaguera CMKC, Rodríguez Dávila ha precisado que el nuevo tren operará en días alternos y cubrirá una de los trayectos más demandados del país.

El servicio se podrá brindar gracias a la adquisición de nuevos coches que ya “están listos en China”, y que pronto “serán embarcados hacia la Isla”.

El titular de Transporte cubano señaló que el proceso también incluye una mejora en el procedimiento de venta de pasajes en Santiago de Cuba, pues actualmente los viajeros hacen colas de hasta dos horas al sol para poder comprar un boleto, situación que se complicará todavía más cuando se amplíe el servicio con el tren Habana-Santiago.

Datos de la Oficina Nacional de Estadísticas e Información (ONEI) -citados por DDC- apuntan que en 1992 los trenes cubanos trasladaban 33 millones de pasajeros, cifra que 14 años después, en 2016, habían descendido hasta los 7.8 millones de viajeros.

El lamentable estado de las vías nacionales, causante incluso de varios accidentes ferroviarios, figura como una de las causas de ese notable descenso. A ello se suma la escasez de locomotoras y de piezas de repuesto pese a que desde comienzos del siglo XXI, la Empresa de Ferrocarriles de Cuba hizo inversiones por valor de varios cientos de millones de dólares, que incluyó la importación de locomotoras desde China y vagones de segunda mano procedentes de Alemania, Irán y México.

En 2015 se emprendió también la recuperación de las vías férreas, pero con resultados parciales. En 2017 se anunció la modernización de las principales vías del sistema ferroviario cubano con la colaboración de Rusia, así como la compra, a ese mismo país, de más de 300 coches de pasajeros y 75 locomotoras.

No obstante, hasta el momento solo han llegado algunos lotes de locomotoras y las restantes deben ingresar al país en los próximos dos años.

El proyecto total con Rusia implica la inversión de unos 1.054 millones de dólares hasta el año 2030, a cargo de la compañía estatal de ferrocarriles RZD Internacional. 

Otra situación singular en los últimos años ha sido que la Estación Central de Ferrocarriles de La Habana, situada en La Habana Vieja, fue cerrada en 2016 debido a su estado constructivo y desde entonces lleva sometida a una labor de reparación, que debe dotarla de nuevos salones y servicios.

Sin embargo, el avanzado estado de deterioro impidió una mayor rapidez en la restauración, por peligro de derrumbe, a lo que se sumó el atraso de la llegada de algunos materiales, lo que ha provocado retraso en las obras.

Cuba fue el séptimo país del mundo en tener ferrocarril, solo por detrás de Inglaterra (1825), país al que siguieron Estados Unidos, Francia, Alemania, Bélgica y Rusia. 

El primer viaje oficial de ferrocarril en Cuba tuvo lugar en noviembre de 1837, con una línea que iba desde La Habana hasta las localidades de San Felipe y Bejucal.  

Este artículo es de hace 1 año

Archivado en:

Comentarios

Playlist de videos en CiberCuba



¿Tienes algo que reportar? escribe a CiberCuba:

editores@cibercuba.com

 +34621383985

Esta Web utiliza cookies propias y de terceros, para mejorar la experiencia de usuario, recopilar estadísticas para optimizar la funcionalidad y mostrar publicidad adaptada a sus intereses.

Más información sobre nuestra política de privacidad.