Prudencio Loyrafuls Foto © Michigan Department of Corrections

Gobierno de EE.UU se niega a deportar a un cubano que cumplió condena por tráfico de drogas

Este artículo es de hace 1 año

El Servicio de Inmigración y Aduanas de los Estados Unidos se ha negado a deportar a un cubano recientemente liberado, luego de cumplir una condena de 30 años en prisión por tráfico de drogas, informó este miércoles The Associated Press (AP).

Prudencio Loyrafuls había sido condenado a cadena perpetua en 1989, por tráfico de cocaína en el territorio estadounidense. El ciudadano, original de la Isla, llevaba casi 9 años en el país norteamericano en el momento de su arresto.

El pasado mes de diciembre las autoridades federales decidieron rebajar su sentencia a 30 años, por lo que el cubano de 72 años fue puesto en libertad condicional. En un primer momento, se asumió que el exprisionero sería extraditado a su país de origen.

Sin embargo, el Servicio de Inmigración y Aduanas de los Estados Unidos (ICE, por sus siglas en inglés) se negó y, desde enero, Loyrafuls ha sido trasladado a diferentes instalaciones.  

Reportes de la agencia de prensa indican que el cubano estuvo alojado en un hospital de la prisión en Jackson. También se ha movido entre las cárceles de Muskegon y los suburbios de Detroit, en el estado de Míchigan.

Prudencio no domina completamente el inglés y necesita de una silla de ruedas para trasladarse. El Departamento de Correcciones lleva semanas intentando encontrar una solución para ubicar al cubano.

"Simplemente no lo vamos a dejar en el centro de la ciudad y le diremos 'buena suerte'", declaró a AP, Chris Gautz, portavoz del departamento.

Según explicó, Prudencio no es considerado una amenaza para la seguridad pública, pero afirmó que su manutención sí representa un gasto considerable para los contribuyentes. Por tanto, la deportación del exconvicto aún se mantiene sobre la mesa.

El cubano no fue un preso modelo, durante su estadía en la prisión de Michigan acumuló un total de 32 multas por mala conducta. Tampoco se mostró arrepentido de sus actos en la audiencia pública desarrollada en diciembre para reevaluar su caso. La mayoría de sus declaraciones fueron hostiles y otras, no tenían sentido.

A pesar de ello, los jueces finalizaron la condena de Loyrafuls y fue puesto en libertad condicional. No obstante, el Servicio de Inmigración y Control de Aduanas de los Estados Unidos se negó a responsabilizarse por el individuo.

Khaalid Walls, funcionario de ICE, dijo que había sido una cuestión de "discreción fiscal" después de una "revisión exhaustiva" y se negó a revelar más detalles.

El Departamento de Correccionales colocará al cubano en un centro de vivienda asistida, a lo largo de la presente semana.

"Pagaremos hasta que se puedan arreglar otras fuentes. El objetivo es generalmente de 90 días o menos ", anunció Joelle Craddy, representante de la entidad.

 

Este artículo es de hace 1 año

Archivado en:

Comentarios

Playlist de videos en CiberCuba



¿Tienes algo que reportar? escribe a CiberCuba:

editores@cibercuba.com

 +34621383985