Familiares de Assel Herrera (izquierda) y Assel Herrera (derecha) | Foto © Cubadebate Itsván Ojeda / Facebook Assel Herrera
Familiares de Assel Herrera (izquierda) y Assel Herrera (derecha) | Foto © Cubadebate Itsván Ojeda / Facebook Assel Herrera

Familiares de médico tunero secuestrado en Kenia aseguran vivir el momento más duro de sus vidas

América Latina Cuba

Publicado el Domingo, 14 Abril, 2019 - 16:08 (GMT-5)

Ada Correa Castañeira y Antonio Herrera Oduardo, padres del médico cubano Assel Herrera, secuestrado el 12 de abril en Kenia por el grupo terrorista Al-Shabaab, afirmaron estar viviendo “el trance más duro de sus vidas”.

En recientes declaraciones al diario oficialista Granma, los familiares del galeno narraron que la noche del pasado viernes fue “la más larga”, luego de haber conocido la noticia sobre el rapto de Assel y su colega, natural de Villa Clara, Landy Rodríguez.

Los padres del médico tunero rememoraron, durante la entrevista, el nacimiento de su hijo.

No ad for you

“Pesó como tres libras”, relató Ada, una antigua trabajadora de círculos infantiles. Mientras que Antonio, un jubilado de la central azucarero Antonio Guiteras, recordó que los médicos durante el parto “no creían que se salvaría, pero lo logró”.

La familia residente de Delicias, municipio tunero de Puerto Padre, asegura haber recibido múltiples llamadas telefónicas y muestras de apoyo por parte de los vecinos del área. “Somos gente noble, gente de pueblo”, comentó Esneider Herrera Correa, hermano del médico secuestrado.

De acuerdo con reportes de Granma, ya se han activado “todos los sistemas de apoyo previstos para estos casos”. Sin embargo, recientemente, Sheyla Herrera, hija de Assel, indicó que ningún funcionario de Salud Pública ha informado a la familia sobre el estado de su padre, o qué medidas se tomarán.

"Lo que hay en redes sociales es lo único que se sabe", dijo a Radio Martí. "Solo dijeron que estaban haciendo todo lo posible".

Assel Herrera y Landy Rodríguez forman parte del contingente de 100 galenos cubanos que arribaron el pasado año a Kenia, tras un acuerdo firmado entre ambos países.

Los médicos, un cirujano y un especialista en medicina general, fueron secuestrados alrededor de las 09.00 hora local (06.00 GMT) cerca de la frontera con Somalia, cuando se dirigían al Hospital de Mandera.

El sábado el Gobierno de Kenia descartó la posibilidad de pagar un rescate para asegurar la liberación de los galenos.

“No alentaremos el pago del rescate a los delincuentes por una cuestión de procedimiento porque eso alentaría los secuestros”, dijo el portavoz de la policía del país africano, Charles Owino, durante una conferencia de prensa.

En estos momentos, un grupo de al menos 10 ancianos de la ciudad de Mandera han partido a Somalia para negociar con sus homólogos la intervención ante el grupo islamista Al-Shabaab y poder liberar a los médicos cubanos.

Por ahora, solo se conoce que el Comité Asesor de Seguridad Nacional se reunirá con mayor frecuencia para revisar los avances desarrollados en el caso.Tanto el Ministerio de Salud de Kenia, como el de Asuntos Exteriores, están en constante comunicación con sus homólogos en La Habana para mantenerlos actualizado de la situación.

El grupo Al-Shabaab posee vínculos con Al Qaeda. Los terroristas realizan frecuentes asaltos en Kenia, principalmente en la región de la frontera norte. Su objetivo es presionar al Gobierno de Kenia para que retire sus tropas de la fuerza de paz de la Unión Africana de Somalia.

En una entrevista con la prensa local el año pasado, ambos especialistas habían mostrado preocupación por la inseguridad en el área.


¿Tienes algo que reportar? Envíalo a CiberCuba:

editores@cibercuba.com 
 +34-962-353-194


Cargando ...

Comentarios

Siguiente artículo:

Privacidad y uso de cookies:

Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros, para mejorar la experiencia de usuario, recopilar estadísticas para optimizar la funcionalidad del sitio y entregar contenido y publicidad adaptados a sus intereses.

Más información sobre nuestra política de privacidad.