Centro de detención de Tornillo, Texas, diciembre de 2018. Foto © Captura de video de Telemnudo

Estados Unidos prevé instalar dos carpas para la detención de migrantes en El Paso

Este artículo es de hace 1 año

El gobierno de Estados Unidos busca abrir dos campamentos para migrantes en la zona fronteriza de El Paso, Texas, que comenzarían a funcionar a finales de abril. Se espera que las carpas sean instaladas en las ciudades de El Paso y Donna.

Los campamentos consistirían en dos carpas de grandes dimensiones que albergarían a 500 personas por cada una de estas instalaciones.

La administración de Donald Trump ya ha abierto el proceso de licitación con el propósito de que las obras inicien lo antes posible. Es probable que estas carpas estén listas en dos semanas y continúen prestando servicios hasta el cierre del año, según indica The Associated Press (AP). Se cree que el costo de las instalaciones pudiera alcanzar los 37 millones de dólares.

Las “ciudades carpas”, como le llaman muchos a los centros de detención de migrantes en Estados Unidos, pudieran estar divididas por género o áreas familiares y espacios para los niños que llegan solos a la frontera.

Los habitantes temporales de las carpas dormirían en colchonetas y contarían con áreas de lavado y baño, además de un perímetro cercado destinado a la "recreación".

Los campamentos vendrían a albergar a los migrantes detenidos en la frontera que solicitan asilo político y a los que se les ha prohibido recientemente salir en libertad bajo fianza. Ahora tendrían que esperar su audiencia con un juez de migración en estas “ciudades carpas”.

La Oficina de Aduanas y Protección Fronteriza de los Estados Unidos (CBP, por sus siglas en inglés) ha registrado en El Paso un aumento del 710 por ciento, solo en lo que va de abril, en relación con el mismo periodo de 2018.

De este modo, esta agencia gubernamental alega que los nuevos centros de detención en el radio fronterizo señalado permitirían un mayor control del flujo migratorio que aumentó en los últimos meses.

Estos campamentos para refugiados en Estados Unidos han despertado polémica en tiempos recientes, a causa de las condiciones en que deben esperar los migrantes por largos periodos, sin certezas de lo que vendrá. Una vez entran a estas carpas no saben si serán deportados o si le concederán asilo en territorio estadounidense.

Hace menos de un año, por ejemplo, se denunciaron varios casos espeluznantes de abusos que sufrieron los niños migrantes albergados en un centro juvenil en el estado de Virginia, en el suroeste de Estados Unidos.

Por otra parte, se han reportado casos de intento de suicidios y afectaciones mentales graves en migrantes que han permanecidos en estos centros.

Aproximadamente ocho meses atrás, un grupo de cuatro cubanos se cortaba las venas para llamar la atención de las autoridades en un centro de detención.  Fue su acto de protesta por las condiciones en que eran obligados a vivir y, además, por miedo a no ser escuchados y tener que regresar a Cuba deportados.

Este artículo es de hace 1 año

Archivado en:

Comentarios

Playlist de videos en CiberCuba



¿Tienes algo que reportar? escribe a CiberCuba:

editores@cibercuba.com

 +34621383985