Al fondo, el auto verde responsable del accidente en el malecón de La Habana. | Foto © Twitter / Hatzel Vela
Al fondo, el auto verde responsable del accidente en el malecón de La Habana. | Foto © Twitter / Hatzel Vela

Cubanos opinan que el conductor y el gobierno son responsables del accidente en el malecón de La Habana


América Latina Cuba

Publicado el Miércoles, 22 Mayo, 2019 - 11:32 (GMT-5)


Con la triste coincidencia de haber ocurrido casi el mismo día que el desastre aéreo del 18 de mayo de 2018, el trágico accidente que sucedió en la madrugada de este domingo en el malecón de La Habana mantiene consternada a la población de la isla. Mientras más de un cubano hace referencia a las “casualidades de la vida”, otros se concentran en hablar de cómo podrían evitarse tan “lamentables hechos”.

De acuerdo con Omar, quien vive a unas cuadras del Malecón, “choferes borrachos hay en la madrugada por toda La Habana ¿Y la policía? De vacaciones, en vez de estar con alcoholímetros. Incluso si el culpable del accidente fue un conductor negligente, que había ingerido bebidas alcohólicas y venía conversando y con música alta, el gobierno tiene responsabilidad porque no es exigente con los infractores ni le da la suficiente importancia a los problemas técnicos que tiene la mayoría del envejecido parque automotor cubano".

"Para nadie es un secreto que ese parque no sirve y poco o nada se hace para arreglarlo", apunta. “Por un lado, al chofer que rebase los límites de velocidad, hay que suspenderle la licencia. Por otro, hay que darle la oportunidad a los propietarios de vehículos de poder importar autos para sustituir el suyo o que las autoridades se los pongan en Cuba y les den la posibilidad de cambiarlos”, asegura este ingeniero retirado.

No ad for you

Hasta el momento han fallecido unas cinco personas como resultado de ese accidente en el malecón habanero, entre ellos un periodista de la agencia estatal Prensa Latina. Entre los 18 heridos estaban dos extranjeros que ya están de regreso a Florida

La arrendataria privada Teresa se pregunta “¿cómo con 40 multas recibidas, cinco de ellas por peligrosidad, no se le había retirado al chofer la licencia de conducción de por vida? ¿Qué administrativo pagará por un vehículo que seguía circulando a pesar de que desde el 2007 no pasaba por una revisión técnica? Ahora sí investigaron rápido para calmar a la opinión pública. Lamentablemente solo cuando hay muertes se toman medidas drásticas".

“Por otro lado, ¿quién puede negar el hecho de que manejamos autos de 60 años o más, en su inmensa mayoría llenos de inventos, modificaciones y parches, en carreteras que están en muy mal estado y muy pobremente iluminadas y señalizadas y que eso tiene que ver con los accidentes que ocurren?", apuntó. 

“Los carros son tan viejos que no pueden mantenerse en buenas condiciones y las carreteras están pésimas. Eso es un hecho, no es discutible ni está sujeto a las preferencias políticas de nadie. Y tampoco es discutible que carros viejos y carreteras malas provocan accidentes", ejemplifica.

“Muchos desastres se evitarían si no existieran las regulaciones para comprar un vehículo en otro país y entrarlo a Cuba. Seguiremos con carros que se caen a pedazos cuando podríamos comprarle unos nuevos tal vez a China y venderlos a precios razonables. Así, podrían recoger los almendrones para chatarra o para ponerlos en un museo. Que no justifiquen más con bloqueo que por eso no avanzamos”, afirma la cuentapropista.

En la misma línea opina un usuario en el sitio oficialista Cubadebate: "Mucho se haría si se abriese la forma de importar vehículos nuevos entregando los viejos con más de 30 años... Cosa que el bloqueo no impide para nada…”

Sin embargo, otro opina que “hay unos cuantos conductores que se creen Fangio y andan en esos almendrones volando, además de que el Malecón (por ser una vía rápida), siempre se ha prestado para carreras y apuestas entre autos. El contén de todo el litoral es bastante alto. Soy conductor y les digo que si un vehículo va despacio, es improbable poder subir a la acera y mucho menos avanzar tantos metros barriendo personas”.

Datos oficiales aseguran que en 2018 se detectaron “deficiencias técnicas” principalmente en los frenos, la dirección y las luces del 44 % de casi 64 mil autos inspeccionados. Igualmente, se retiraron más de 36 mil permisos de circulación de vehículos que no tenían la revisión técnica actualizada.

El taxista Ulises, cree que  “la situación es muy dura”. “Miles de carros rodando con más de seis décadas, llenos de inventos, con cero seguridad y sin pasar controles serios. Eso es una receta para que sigan creciendo los accidentes".

"Lo ideal sería que vendieran carros en Cuba, pero a precios lógicos porque los de hoy son un absurdo. Aquí un carro con diez años de uso vale tanto como un apartamento en el Vedado y más de diez veces lo que vale en países del área. Eso es una burla que, además, cuesta vidas humanas”, expresa.

Sin embargo, agrega el chofer particular: “¿De dónde sacamos el dinero para comprar cientos de carros nuevos cuando estamos contando lo que tenemos para comprar alimentos básicos? ¿Dónde metemos los carros en La Habana si se libera el mercado del automóvil? Es una ciudad con una infraestructura vial pasada de moda. La solución, al menos primera, es desarrollar el transporte público, hacerlo 100% eficiente y seguro”.

Según cifras de la Comisión Nacional de Seguridad Vial, los accidentes de tránsito son la quinta causa de muerte en Cuba, donde en 2018 se registraron 10.070 siniestros, que dejaron 683 muertos y 7.730 heridos.

En palabras del pequeño empresario Oliver, de 31 años, “es hora de que se restrinja la circulación vial de esos dinosaurios rodantes y que permitan aprovechar los miles de autos que dejan de usarse en las empresas turísticas".

“¿Por qué no se les da el derecho a los propietarios de carros antiguos de comprar uno de esos autos antes de ir al desguace? Así, se obtiene una materia prima inestimable de acero de los años 50, se obtienen con la venta divisas convertibles y aumenta la seguridad vial”, asegura quien este cubano que tiene un restaurante propio en La Habana Vieja.

En tanto Carlos, quien maneja un ‘almendrón’ desde hace cinco años, considera que “hay que aplicar medidas más enérgicas para evitar muertes, lesiones, dolor. Los accidentes de tránsito no deberían estar entre las principales causas de muerte en Cuba. Hay demasiada imprudencia e insensibilidad porque la policía no está concentrada en su trabajo. Está siempre encima de nosotros como si los boteros fueran los únicos que infringen alguna norma de seguridad vial. Hay carros estatales en los que da miedo montarse y nadie los mira". 

“Lo que necesitamos es que cambien el código penal y que el sistema sea más confiable. ¿A nadie se la ocurrido pensar en por qué las personas que residen en el exterior vienen a nuestro país, alquilan autos y conducen por las calles como locos desenfrenados, la mayoría bajo los efectos del alcohol? ¿Harán lo mismo en el exterior? Pues claro que no porque allí las leyes son más que estrictas y nadie se atreve a violarlas”, concluye el conductor de 37 años.

Las cinco causas fundamentales de accidentes de tránsito en Cuba son no prestar atención al volante, no respetar el derecho de vía, el exceso de velocidad, los desperfectos técnicos y conducir bajo los efectos del alcohol. En la isla ocurrió un accidente cada 52 minutos en 2018. 


¿Tienes algo que reportar? Envíalo a CiberCuba:

editores@cibercuba.com 
 +34-962-353-194


Recibe todo el contenido de CiberCuba sin censura por Telegram:

CiberCuba en Telegram


Cargando ...

Comentarios

Siguiente artículo:

Privacidad y uso de cookies:

Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros, para mejorar la experiencia de usuario, recopilar estadísticas para optimizar la funcionalidad del sitio y entregar contenido y publicidad adaptados a sus intereses.

Más información sobre nuestra política de privacidad.