Joven cubano invidente suspende los exámenes para la Universidad por burocracia del sistema educativo de la Isla

Cuando el joven se encontraba realizando los exámenes de ingreso a la Educación Superior, le salió al paso una pregunta dedicada a la geometría plana, la cual le era imposible resolver por su condición visual. 

César Reynerio Sánchez Molina Foto © Giordan Rodríguez Milanés/Facebook

Este artículo es de hace 2 años

César Reynerio Sánchez Molina, un joven cubano invidente cuyo mayor sueño es llegar a la Universidad, se ha topado en el intento con la burocracia y la falta de entendimiento de una sociedad como la cubana, a la cual le falta mucho aún por lograr en cuestiones de cómo tratar a sus discapacitados. 

Cuando el joven se encontraba realizando los exámenes de ingreso a la Educación Superior, le salió al paso una pregunta dedicada a la geometría plana, la cual le era imposible resolver por su condición visual. 

El sistema educativo cubano contempla que se exonere de preguntas de geometría del espacio a débiles visuales, pero no menciona en ningún momento la geometría plana -algo que también se le hace imposible a este tipo de discapacitados-, por tanto, esa falla burocrática hizo que Molina suspendiera el examen. 

"No pudo hacerla, por supuesto, su cerebro no tiene la capacidad de representarse la forma tal como la conocemos nosotros. Suspendió el examen. La opción que le dan las autoridades de Granma es presentarse a la segunda convocatoria. El mismo perro con diferente collar", escribió Giordan Rodríguez Milanés, quien publicó la historia del joven en su perfil de Facebook.

Molina "chocó con la Instrucción # 3 del Ministro de Educación Superior, firmada por el actual presidente Miguel Díaz-Canel Bermúdez, cuando era el titular de esa enseñanza en Cuba. Según está Instrucción # 3, los estudiantes invidentes que realicen el examen de ingreso de Matemáticas a la universidad, sólo serán exonerados de responder la pregunta de geometría del espacio. O sea, si saliera en examen una pregunta de geometría del espacio, el invidente respondería en base al resto, puesto que un ciego de nacimiento no tiene modo de representarse la forma de los objetos tal como nosotros y los examinadores (recordemos que la geometría del espacio se refiere a las representación en tres dimensiones: longitud, ancho, altura, y las perspectivas asociadas)", dijo Milanés.

Luego agregó: "Increíblemente, la Instrucción Ministerial # 3 no exonera a los estudiantes invidentes de la geometría plana como, si desde el punto de vista de un ciego de nacimiento, hubiera alguna diferencia entre la forma representada en dos dimensiones y la forma representada en tres dimensiones. ¿Cómo puede abstraerse y representarse figurativamente la forma si nunca la ha visto, si su mente jamás ha estado en contacto con la profundidad o la perspectiva? No puede. La propia instrucción referida a la geometría del espacio reconoce que no puede. ¿Por qué no lo reconoce también para la geometría plana?".

"Resulta evidente que César Reynerio no aspira a una carrera en la cual tenga que proyectar figuras ni estudiarlas. Pero, ¿qué le impediría ejercer su profesión a un psicólogo, a un programador de software o a un profesor de biología, o de historia, el desconocimiento de cualquiera de las geometrías? ¿Para qué necesitaría un médico la geometría de Euclides o Euler?", se pregunta Milanés.

Finalmente expresó: "Otra vez la vida es más rica y diversa que un papel escrito tras el buró, y terrible resulta la inflexibilidad".

Al gobierno cubano le falta mucho en cuanto a la atención que le presta a los discapacitados de todo tipo. Recientemente, algunos discapacitados entrevistados por Diario de Cuba afirmaron que había falta de preocupación por ellos de parte de las autoridades. 

Archivado en:


¿Tienes algo que reportar?
Escribe a CiberCuba:

editores@cibercuba.com

 +1 786 3965 689

Necesitamos tu ayuda:

Como tú, miles de cubanos leen y apoyan el periodismo independiente de CiberCuba. Nuestra independencia editorial comienza por nuestra independencia económica: ninguna organización de ningún país financia CiberCuba. Nosotros hacemos nuestra propia agenda, publicamos nuestras opiniones y damos voz a todos los cubanos, sin influencias externas.

Nuestro diario se ha financiado hasta hoy solamente mediante publicidad y fondos propios, pero eso limita lo que podemos hacer. Por esto pedimos tu ayuda. Tu aporte económico nos permitirá hacer más acciones de periodismo investigativo y aumentar el número de colaboradores que reportan desde la isla, mientras conservamos nuestra independencia editorial. Cualquier contribución, grande o pequeña, será muy valiosa para nuestro futuro. Desde solo 5$ y con solo un minuto de tu tiempo puedes colaborar con CiberCuba. Gracias.

Contribuye ahora

Comentarios

Playlist de videos en CiberCuba


Esta Web utiliza cookies propias y de terceros, para mejorar la experiencia de usuario, recopilar estadísticas para optimizar la funcionalidad y mostrar publicidad adaptada a sus intereses.

Más información sobre nuestra política de privacidad.