Foto © CiberCuba

Mujeres canadienses, desesperadas por trabas consulares a sus esposos cubanos

Este artículo es de hace 1 año

Unos 180 casos de matrimonios entre cubanos y canadienses que desde julio de 2018 están realizando trámites para reunificarse, continúan separados debido al cierre de la oficina de inmigración canadiense en La Habana, informó Le Journal de Montréal.

Según el gobierno canadiense, anualmente se tramitan más de 700 solicitudes de patrocinio entre ambos países.

La embajada de Canadá en Cuba suspendió el pasado 8 de mayo la mayoría de sus servicios, una medida que dio continuidad a la reducción de su personal en enero, debido a las enfermedades sufridas por varios funcionarios causadas, al parecer, por ataques sónicos.

Ello ha obligado a los cubanos que quieran obtener una visa canadiense a viajar hasta Trinidad y Tobago, a casi cuatro horas de vuelo de La Habana, para someterse a pruebas biométricas  y médicas obligatorias.

“Es impensable que los cubanos puedan permitirse tales viajes. Estamos hablando de tres viajes que pueden costar unos 10.000 dólares”, admitió Johanne Boivin-Drapeau, una asesora de inmigración canadiense regulada.

Con ella coincidió Andréanne Tousignant, trabajadora de una juguetería, quien debía encontrarse con su esposo cubano en unos meses y ahora deberá destinar su dinero para pagar las pruebas que debe superar para recibir la visa.

Su consejero de inmigración le orientó que debía dejar 2.000 dólares para cubrir los gastos médicos, las pruebas biométricas, los billetes de autobús, la validación de documentos y los gastos de administración.

“En lugar de presentarle a su hijo, me quedaré con el dinero para sus pruebas biométricas. Esperamos que algo cambie. Tratamos de mantenernos positivos”, añadió la mujer de 37 años, quien está embarazada.

Mélissa Jiménez-Éthier está casada con un cubano desde 2017. Ella mandó a Cuba los documentos legales en dos etapas: en octubre de 2018 y en marzo pasado. Desde entonces, continúan sin noticias. Lo peor es que tienen una niña de cinco meses.

“Estoy exhausta. (El gobierno) ya no está ahí para ayudarnos. Soy ciudadana canadiense y necesito respuestas a mis preguntas e información sobre lo que sigue”, cuestionó.

Este sábado 25 de mayo un grupo de cubanos residentes en Canadá se manifestaron para exigir que se restablezca la sección de inmigración de la embajada de Canadá en La Habana, y que sus familiares en la Isla puedan agilizar sus trámites migratorios.

Los isleños se congregaron en el complejo Guy-Favreau, en Montreal, con banderas cubanas, carteles y consignas, en los que solicitaron la ayuda del primer ministro de Canadá, Justin Trudeau, y exigieron el derecho de estar con sus seres queridos.

Este artículo es de hace 1 año

Archivado en:

Comentarios

Playlist de videos en CiberCuba



¿Tienes algo que reportar? escribe a CiberCuba:

editores@cibercuba.com

 +34621383985