Un trabajador en la tenería de Caibarién. Foto © Radio Caibarién

Los trabajadores de la tenería de Caibarién laboran en pésimas condiciones

Este artículo es de hace 1 año

Los trabajadores de la Tenería de Caibarién, una fábrica que convierte las pieles de los animales en cuero, se quejan de que –pese a las últimas inversiones– tienen pésimas condiciones que no hacen eficiente esta fábrica. 

Según el periódico oficialista Granma, los altibajos de la instalación y las supuestas mejoras no motivaron a los obreros. "Al no tener resultados económicos favorables, bajaron los salarios y las personas comenzaron a irse para la pesca, el turismo y otros sectores que pagaban más”, dice Miguel Sariol Espinosa, actual director de la tenería.

Aunque hace unos diez años realizaron una inversión que “no dio los resultados esperados por problemas de mala preparación, de contratación y de seguimiento” agrega Sariol, el panorama no ha cambiado en esa instalación. 

Las constantes roturas, escasez de productos químicos que deben ser traídos desde La Habana, dificultades con el almuerzo de los trabajadores, mucho de ellos sin medios de protección y una larga lista de problemas impiden que sus obreros se sientan atendidos.

“Aquí hemos pasado por todo” asegura el trabajador Ernesto Rojas González, quien lleva tres décadas trabaja en esta industria. “Si le digo que aquí hay equipos que costaron miles y miles de dólares y nunca llegaron a trabajar, usted no lo va a creer”, agrega.

Como ejemplo menciona una máquina de calzar y descalzar los rollos de cuchillas, un ingenio de tecnología italiana que por diversas razones no consiguió usarse.

Noelis Bello García, Jefe de Producción, afirma que a esto se suman otros equipos que nunca llegaron a funcionar como se esperaba por la falta de seguimiento, asesoría y otros problemas.

Aun cuando la Tenería de Caibarién aporta más del 85 % de las pieles que se producen en el país, la producción se ve muchas veces afectada por existir diversidad en los criterios técnicos.

En abril dejaron de recibir 932 unidades, el 15 por ciento del total que debía entregar el matadero de Sagua la Grande, porque no existió un consenso entre las partes para clasificar los cueros.

“No hay justificación para ello”, afirma el director de la empresa de Caibarién sobre este incidente porque su industria está en condiciones de procesar todo lo que le entreguen.

La Empresa de Talabartería Thaba, la industria deportiva, el Ministerio de Salud Pública, calzado ortopédico, así como el fondo de bienes culturales son los principales destinos que tienen las pieles procesadas en esta centenaria industria que data de 1860.

Este artículo es de hace 1 año

Archivado en:

Lázaro Javier Chirino

Periodista de CiberCuba. Licenciado en Estudios Socioculturales por Universidad de la Isla de la Juventud. Presentador y periodista en radio y televisión

Comentarios

Playlist de videos en CiberCuba



¿Tienes algo que reportar? escribe a CiberCuba:

editores@cibercuba.com

 +34621383985