Teniente coronel Emiro Brito Valerio (izq) y Hugo Chávez junto a Fidel Castro (der) Foto © Infobae y Pedro/Flickr

Exoficial y secretario privado de Hugo Chávez declara que Fidel Castro "lo encegueció con mujeres y con brujería"

Este artículo es de hace 1 año

El Teniente coronel retirado Emiro Antonio Brito Valerio, quien fuera durante el mandato de Hugo Chávez ministro consejero de la Embajada de Venezuela en Cuba, embajador de Venezuela en Brasil y secretario privado del presidente venezolano, dijo que "Fidel lo encegueció con muchas cosas, con mujeres, lo sugestionó con brujería".

Estas declaraciones las hizo Brito Valerio a través de un audio enviado a un amigo llamado Julio, donde rememoró la última conversación que según él tuvo con Chávez, quien era de su entera confianza: "Mete el freno, mete el freno, nos vamos a desbarrancar. Fidel no quiere nada bueno para ti. Pero Fidel lo encegueció con muchas cosas, con mujeres, lo sugestionó con brujería", dijo.

El medio Infobae tuvo acceso a ese mensaje de audio de Brito Valerio y confirmó con el general de división José Gregorio Montilla Pantoja que evidentemente se trataba de la voz de este.

Sobre la relación estrecha entre Castro y Chávez dijo: "Cuando llego al Palacio de Miraflores me doy cuenta de cosas con Fidel Castro, que lo enamoró; y Chávez se enamoró perdidamente de Fidel Castro. Fidel quería que Chávez trabajara para él, el hombre lo envolvió con el cuento del poder, lo engañó y Chávez se engatusó y se j…".

También agregó en la grabación: "Hoy en día uno no sabe si a Chávez lo mataron los cubanos. Es muy probable. Porque Chávez estaba hablando de reconstruir la Gran Colombia, mientras Fidel tenía en su mente era la Gran Cuba y ahí no podían haber dos jefes".

Valerio Brito contó que cuando fue enviado como ministro consejero para Cuba, se dio cuenta de que Fidel "todo lo urdía desde Cuba. Todo aquel carajo del mundo que quería hablar con Chávez, llegaba a Cuba y quien hacía el lobby era Fidel, quien conseguía las entrevistas, los negocios de los medicamentos y de la refinería Cienfuegos, todo eso".

Sobre la etapa en que la que Chávez se atendió el cáncer que padecía en el Centro de Investigaciones Médicas Quirúrgicas (CIMEQ), de Cuba, Brito Valerio dijo que le advirtió: "Búsquese un buen médico, en Alemania o donde los gringos. Es que usted también tiene una vaina contra esos gringos. Esa gente son los más avanzados. No se vaya a meter allá en Cuba".

Dijo además que Chávez "intentó irse para el hospital de Brasil donde curaron a Lula y Dilma, pero allá llegaron los cubanos a querer adueñarse del hospital. Que querían no sé cuantas alas, no salas, alas del hospital desocupadas porque iban a instalar cosas de espionaje y seguridad para Chávez. Y ese hospital, que es una empresa privada, no les aceptó las condiciones y por eso terminó en Cuba".

Según Valerio Brito, conoció a Chávez en agosto de 1971, cuando entró a la Academia Militar. "Lo vi tan campesinito, tan arruinadito y me ganó en su simpatía, su campechanidad, un muchacho de pueblo, un veguero, con una maletica casi de cartón", dijo.

Entre las varias declaraciones que hizo, dijo haberle comunicado al propio Chávez que "el Diosdado Cabello, el Chacón Escamillo, el Andrade cogieron demasiado vuelo".

"Chávez se pervirtió, botó la oportunidad de haber llevado al país a un sitio de honor, de bienestar", sostuvo.

Este artículo es de hace 1 año

Archivado en:

Comentarios

Playlist de videos en CiberCuba



¿Tienes algo que reportar? escribe a CiberCuba:

editores@cibercuba.com

 +34621383985

Esta Web utiliza cookies propias y de terceros, para mejorar la experiencia de usuario, recopilar estadísticas para optimizar la funcionalidad y mostrar publicidad adaptada a sus intereses.

Más información sobre nuestra política de privacidad.