Pescado que se vende en las carnicerías cubanas Foto © Captura de video en Youtube

La explicación del Gobierno de Cuba al “pescado liberado controlado” que ha molestado a la población

Esta noticia es de hace 1 año

El Ministerio de Comercio Interior (Mincin) ha publicado en su página web una nota acerca de la venta del “pescado liberado controlado”, uno de los alimentos cuya comercialización ha sido regulada por el Gobierno cubano en la actual escasez.

Esta semana comenzó a comercializarse el pescado (tipo jurel) en las carnicerías de la Isla, de manera racionada y con precios que nunca antes tuvo: a 20 pesos la libra.

La medida se suma a la limitación de la venta de otros productos alimenticios como el pollo, el huevo y las salchichas.

De acuerdo con la normativa, solo se oferta un pescado al mes para núcleos familiares con uno a tres consumidores, dos para hogares con hasta seis, y tres pescados en aquellos donde viven seis personas o más.

Ante las quejas de la población por las condiciones de la venta así como por sus elevados precios, el Mincin asegura que “las medidas que se adoptan tienen en cuenta la disponibilidad de productos con que contamos y sus características”.

“Para proteger a la población, se mantiene la distribución de productos normados a precios subsidiados y se adoptan medidas de regulación del mercado de los productos liberados”, añade el documento.

El organismo clasifica al pescado como un producto dentro de la categoría de venta liberada controlada: “no es un producto normado, por tanto, su precio no es subsidiado”, recalca.

Los cubanos han reclamado ante el exorbitante coste de un producto que, como máximo, se puede aprovechar en apenas dos comidas.

A continuación, el texto íntegro de la nota del Mincin:

A partir de la tensa situación económica que atraviesa el país, la cual se ha visto reflejada en inestabilidad de la producción industrial y agropecuaria y el desabastecimiento de productos alimenticios liberados, con incremento de la demanda, el Ministerio de Comercio Interior adoptó medidas temporales para la distribución equitativa de los mismos, las cuales se han ido implementando de forma progresiva.

Para proteger a la población, se mantiene la distribución de productos normados a precios subsidiados y se adoptan medidas de regulación del mercado de los productos liberados, que no incluyen incrementos de precios de los productos con venta estatal.

Las medidas que se adoptan tienen en cuenta la disponibilidad de productos con que contamos y sus características. Algunos productos con mayores disponibilidades en el mercado en CUP se regulan incorporándolos de forma controlada, con cantidades máximas definidas por personas o por núcleos familiares, en los establecimientos de la canasta familiar normada.

Se anotan en la libreta de abastecimiento y se venden a los precios actuales de venta liberada, sin subsidios.

La venta regulada se realiza limitando cantidades máximas por personas, a los precios de venta liberada y sin anotar en la libreta de abastecimiento.

Sobre la comercialización del pescado en La Habana:

El pescado es un producto que se incluye dentro de la categoría venta liberada controlada y teniendo en cuenta lo explicado con anterioridad, no es un producto normado, por tanto su precio no es subsidiado.

Distribución controlada del pescado: Las cantidades de pescados en la venta liberada controlada del producto, se determinan por composición de núcleos, al precio de 20 CUP la libra. Se expende en la red de carnicerías donde se adquieren los productos normados y se anota en la libreta de control de abastecimientos, a núcleos vinculados al establecimiento.

Composición de núcleos  Cantidad de pescados

1 a 3 personas / 1

De 4 a 6 / 2

7 y más / 3

La venta comenzó desde el 24 de mayo para los municipios de Regla, Guanabacoa, La Habana Vieja y Arroyo Naranjo; y el resto de los municipios de La Habana recibirán el producto de forma gradual.

Actualmente solo se distribuye en la capital y se realiza una distribución única. Una vez llegado a los puntos, la venta se efectúa durante 48 horas, luego de lo cual, de quedar existencias, se venden dos pescados por núcleo.

El pescado se vende por unidades, para impedir trocear y con ello evitar insatisfacciones e inquietudes por incongruencias con el porcionamiento.

 

Esta noticia es de hace 1 año
Archivado en:

Comentarios


¿Tienes algo que reportar? escribe a CiberCuba:

 +34621383985