La Diosa | Foto © Facebook / #YoSíTeCreo

Carta abierta en apoyo a La Diosa y a las mujeres en situación de violencia de género en Cuba


Publicado el Jueves, 27 Junio, 2019 - 18:07 (GMT-4)


Una carta abierta en apoyo a la cantante cubana Dianelys "La Diosa" Alfonso, quien recientemente reveló que había sido abusada y agredida por José Luis Cortés "El Tosco" durante su paso por NG La Banda, ha sido publicada en Facebook.

La misiva fue posteada en la plataforma de apoyo a las víctimas de violencia de género en Cuba, #YoSíTeCreo, y es extensiva a todas las mujeres cubanas que han sufrido o sufren abusos sexuales y/o maltratos físicos y emocionales.

La iniciativa busca recoger firmas no solo en apoyo a las mujeres víctimas de violencia, sino para reafirmar "la necesidad de tener en Cuba una normativa específica sobre violencia de género que garantice justicia, debido proceso, y seguridad para las denunciantes".

No ad for you

Asimismo, se solicitan "políticas públicas integrales contra la violencia de género, que consideren procesos educativos ciudadanos, visibilicen el problema como un asunto colectivo, estimulen las denuncias, construyan protocolos institucionales para acompañar los casos, y establezcan diálogos con las feministas cubanas y de todos lugares del mundo que luchan contra la violencia".

La confesión pública de La Diosa no solo ha reavivado el debate en contra de la violencia de género en Cuba, sino que ha destapado la podredumbre social de un país en el que "una galleta no es nada" o "mejor te hubieras quedado callada" son opiniones más que recurrentes.

A continuación, reproducimos la carta de la plataforma #YoSíTeCreo:

CARTA ABIERTA en apoyo a la cantante y compositora Dianelys Alfonso Cartaya, “La Diosa”, y a las mujeres en situación de violencia de género

Nosotras, mujeres feministas cubanas, estamos convencidas del daño profundo, silencioso y en ocasiones irreversible, que causa la violencia de género a la sociedad en general y a las mujeres en particular. A lo anterior se añade lo difícil que resulta aceptar que las víctimas no siempre denuncian inmediatamente, sino que pueden tardar años en exponer públicamente que han vivido una relación abusiva o no hacerlo nunca. 

En Cuba, voces de las mujeres sobrevivientes del maltrato machista se encuentran en libros, documentales, obras de arte e investigaciones académicas. Sin embargo, el problema está insuficientemente visibilizado aún cuando contamos con datos que muestran su calibre. Según la Encuesta Nacional de Igualdad de Género (2016), el 27,9 por ciento de las 10.698 mujeres entrevistadas declararon haber recibido algún tipo de maltrato por parte de su pareja en los 12 meses previos a la encuesta.

De ellas, solamente 3,1 por ciento buscó ayuda para sí y 0,9 por ciento lo hizo para otra mujer. Como podemos observar, la brecha entre vivir una relación de abuso y la denuncia es muy amplia. Las víctimas no siempre denuncian inmediatamente, pueden tardar años en exponer que han vivido una relación abusiva, o pueden no hacerlo nunca. 

Romper el silencio es, además, un acto que las expone a más violencia, por parte del agresor y de la sociedad en general. Las mujeres que han hecho público sus testimonios son frecuentemente re-victimizadas, se enfrentan al escarnio y escrutinio, a la vergüenza, al descrédito, se les tilda de mentirosas y de oportunistas, y deben probar una y otra vez que han sido víctimas de violencia frente a sistemas policiales y de justicia que muchas veces no están sensibilizados ni preparados para procesar ese tipo de denuncias. 

La reciente denuncia pública de la cantante Dianelys Alfonso Cartaya contra el músico José Luis Cortés, “El Tosco”, en la que sostiene haber padecido violencia psicológica, física, emocional y sexual durante su trabajo en NG La Banda, se produce en un contexto de mayor sensibilización nacional e internacional respecto a la violencia de género. El espacio inicial de la denuncia –las redes sociales– y el mayor acceso a internet en el país, han propiciado que la misma active debates y opinión pública sobre el problema en general y sobre el caso en específico. 

Las personas aquí firmantes expresamos nuestro apoyo a Dianelys Alfonso Cartaya, quien ha ejercido su derecho a revelar los episodios de abuso que asegura haber vivido.

La denuncia de Dianelys Alfonso recuerda la necesidad de tener en Cuba una normativa específica sobre violencia de género que garantice justicia, debido proceso, y seguridad para las denunciantes. Llama la atención, además, sobre la necesidad de políticas públicas integrales contra la violencia de género, que consideren procesos educativos ciudadanos, visibilicen el problema como un asunto colectivo, estimulen las denuncias, construyan protocolos institucionales para acompañar los casos, y establezcan diálogos con las feministas cubanas y de todos lugares del mundo que luchan contra la violencia.

Apreciamos la valentía de Dianelys al compartir su testimonio en los medios, las redes sociales y el sistema de justicia. Del mismo modo, reconocemos los mensajes positivos que ha enviado a las mujeres que actualmente son víctimas de la violencia de género, a quienes se ha dirigido en varios momentos, alentándolas a salir de sus relaciones de maltrato y abuso. Expresamos nuestro respeto y consideración a las tantas mujeres que son abusadas y quienes, por cualquier razón, no pueden quebrar dichos vínculos ni denunciar en alta voz.

Nuestra solidaridad con todas las víctimas de la violencia machista. También queremos recordar a las que ya no están, pues fueron asesinadas por conocidos, desconocidos, familiares, parejas, exparejas.

Necesitamos tu ayuda:

Como ha sucedido en todas las esferas de la vida económica, los ingresos derivados de publicidad en Internet se han reducido considerablemente por la crisis del coronavirus. En CiberCuba estamos solicitando tu ayuda para mantener una cobertura noticiosa independiente sobre el acontecer cubano en momentos en que la información inmediata, transparente y abarcadora es una necesidad de primer orden para orientarnos y tomar las decisiones más acertadas para el bienestar y protección de nuestras familias y seres queridos. Por eso, cualquier contribución, grande o pequeña, será muy valiosa para la continuidad y el futuro de nuestro diario. Gracias.

Enviar ayuda

Comentarios


¿Tienes algo que reportar? Envíalo a CiberCuba:

editores@cibercuba.com

 +34-962-353-194


Recibe todo el contenido de CiberCuba sin censura por Telegram:

CiberCuba en Telegram


Esta Web utiliza cookies propias y de terceros, para mejorar la experiencia de usuario, recopilar estadísticas para optimizar la funcionalidad y mostrar publicidad adaptada a sus intereses.

Más información sobre nuestra política de privacidad.