Preso cubano sobre los indultos: "El Gobierno puso en libertad a quien le dio la gana"

"Lo de los requisitos fue solo una excusa. Que nadie se crea que lo que dijo el Gobierno es completamente cierto".

Flickr / Creative Commons
Imagen referencial Foto © Flickr / Creative Commons

Este artículo es de hace 2 años

Rafael casi arriba a la mitad física de la condena que le impusieron por un delito económico en 2015. A pesar de estar relativamente cómodo en un centro de trabajo correccional con internamiento, añora salir. "Pensé que sería indultado, pero no fue así. Hasta última hora estuve en una lista de posibles absueltos, pero no me aceptaron porque estoy ‘mandado a matar’ y cuando eso pasa los tribunales te llevan más recio que si hubieras matado a alguien”.

Sin embargo, explica el prisionero de 59 años que a un amigo suyo lo soltaron y estaba preso también por corrupción y a otro que conocía lo dejaron ir a pesar de que había aguantado a una muchacha para que la violaran. Al final, el Gobierno puso en libertad a quien le dio la gana. Lo de los requisitos fue solo una excusa. Que nadie se crea que lo que dijeron es completamente cierto.

A los de afuera pueden meterle el cuento y decirles que no se incluyeron determinados delitos entre los indultados, como los de violación y robo con fuerza, pero no a nosotros que estamos aquí. Creo que la mitad de los excarcelados volverá a delinquir y estará presa en unos meses. Hay gente que entra porque mete la pata una vez, pero hay otros a los que les gusta la vida en prisión y ese es el tipo de casi todos los liberados, indica el también abogado.

Asimismo, María Isabel, cuyo esposo está preso desde hace cuatro años, dijo saber que en Cuba se considera un delito lo que los de arriba quieran, pero yo hubiera indultado también a los relacionados con corrupción económica, sacrificio de ganado mayor y sustracción de combustible porque no cometieron actos violentos contra seres humanos.

“Es cierto que, para los familiares de los indultados, la medida es una bendición, pero creo que no se hizo un estudio detallado de cada caso y eso provocará que el porciento de reincidentes aumente. Por ejemplo, salieron muchos ladrones de los que se meten a robar en una guagua o a asaltar a extranjeros. 

Si ni siquiera los oficiales que atienden a los prisioneros los conocen realmente y mucho menos les dan seguimiento a sus casos, ¿qué se esperará de un proceso que se hizo sin un análisis profundo? Hay muchos presos disgustados, sobre todo los que tienen dos dedos de frente, porque saben que no se actuó como ha anunciado la prensa, sino que se eligió casi aleatoriamente y sin respetar lo legislado.

Entre los 2 604 beneficiados hay acusados por delitos de hurto, relacionados con el tránsito, alteración del orden, riñas tumultuarias y uso de documento público con fines privados, afirma la económica, de 42 años.

En opinión del vendedor de libros Rogelio, de 62 años, tenemos más que razones suficientes para no creer lo que se ha dicho porque los indultos otorgados por las visitas papales excluyeron una serie de delitos que coinciden con los excluidos ahora, pero conozco más de un caso que fue indultado sin cumplir los requisitos. Lo más triste es que los indultados seleccionados podrían volver a la cárcel por cometer delitos mayores ya que hubo parcialidad en muchos sentidos.

Además de que debieran ser muchos más los indultos porque en este país no hay como mantener a tantos presos, debiera haber más sanciones no privativas de libertad que conlleven al decomiso de bienes o más trabajo correccional. Así se evitaría que las prisiones sigan siendo las mayores escuelas de delincuentes.

“Pienso que todos los seres humanos tienen el derecho de rectificar sus errores y estoy seguro de que, si se aplicaran con seriedad las multas y se sancionara a los acusados con labor comunitaria, se solucionarían muchos problemas.

“Lo que más debe tenerse en cuenta son las consecuencias del delito y la posibilidad de reeducación del prisionero. Si el delito es cometido para tener un beneficio económico, entonces una multa severa debería ser suficiente si es la primera vez que la persona lo hace, añade el cuentapropista, quien tiene a su único hijo preso hasta diciembre próximo.

Según advierte Norma, con evidente preocupación, hay demasiada juventud implicada en hechos delictivos. Habría que preguntarse por qué cogen el camino más fácil. ¿Por qué no estudian o no trabajan? ¿Por qué reinciden tanto en delitos como la posesión o el consumo de drogas y el robo con violencia?

“¿Cuántas madres esperan más indultos? ¿Cuántas mujeres? ¿Cuántos hijos? Las leyes cubanas deben aprender a ser recias con quien verdaderamente lo merezca. Debemos aplicar más acciones preventivas, además de utilizar menos la privación de libertad. Hay hechos delictivos que pueden ser sancionados de otra manera. La prisión lejos de reeducar empeora a las personas.

Que los órganos del orden interior sean más justos, proactivos, constantes y exigentes en la prevención y la aplicación oportuna de multas ante las indisciplinas sociales. Con mayor efectividad y rigor, muchos males se evitarían y al disminuir el índice delictivo, también se reduciría la población penal, agrega la otrora maestra.

De acuerdo con Osvaldo, quien fue sancionado por hurto y sacrificio de ganado mayor hace una década, “es cierto que matar una vaca es un delito, pero ¿hasta cuándo será visto como algo peor que asesinar? No es un delito que deba incluirse en el mismo grupo de violadores y asesinos. Si la población tuviera carne para comer no habría que matar a ninguna res.

A tenor con lo expresado por el Consejo de Estado, el más reciente indulto otorgado no benefició a aquellos que cumplían condenas por asesinato, violación, pederastia con violencia, homicidio, corrupción de menores, hurto, sacrificio ilegal de ganado mayor, sustracción de combustible, así como por conductas relacionadas con las drogas, la intimidación de personas, robo con violencia y hechos de corrupción.

La medida tampoco tuvo en cuenta a los reclusos reincidentes que anteriormente fueron beneficiados con un indulto y reingresaron a prisión tras cometer un nuevo delito.

Archivado en:


¿Tienes algo que reportar?
Escribe a CiberCuba:

editores@cibercuba.com

 +1 786 3965 689

Necesitamos tu ayuda:

Como tú, miles de cubanos leen y apoyan el periodismo independiente de CiberCuba. Nuestra independencia editorial comienza por nuestra independencia económica: ninguna organización de ningún país financia CiberCuba. Nosotros hacemos nuestra propia agenda, publicamos nuestras opiniones y damos voz a todos los cubanos, sin influencias externas.

Nuestro diario se ha financiado hasta hoy solamente mediante publicidad y fondos propios, pero eso limita lo que podemos hacer. Por esto pedimos tu ayuda. Tu aporte económico nos permitirá hacer más acciones de periodismo investigativo y aumentar el número de colaboradores que reportan desde la isla, mientras conservamos nuestra independencia editorial. Cualquier contribución, grande o pequeña, será muy valiosa para nuestro futuro. Desde solo 5$ y con solo un minuto de tu tiempo puedes colaborar con CiberCuba. Gracias.

Contribuye ahora

Comentarios

Playlist de videos en CiberCuba