Planta desalinizadora en Punta de Maisí, Guantánamo Foto © ACN

Cuba construye planta desalinizadora en Maisí con donativo millonario de Rusia a UNICEF

Este artículo es de hace 1 año

La Empresa Constructora Integral de Guantánamo (GUANCO) se encuentra inmersa en la construcción de una planta desalinizadora en Punta de Maisí, el municipio más oriental de la Provincia de Guantánamo, gracias a un donativo millonario de Rusia a UNICEF, informó el medio oficialista Venceremos

Con un presupuesto de más de un millón y medio de pesos, la entidad estatal está finalizando la edificación de un inmueble socio-administrativo, una garita de seguridad, la cerca perimetral y la preparación de los viales de acceso internos. 

Según explicó Jacqueline Montoya Lara, especialista de inversiones de Recursos Hidráulicos, una vez concluidas estas primeras obras se procederá a realizar el montaje tecnológico. Un proceso relativamente sencillo que consiste en la colocación de cuatro bombas -dos de explotación y dos de reserva- para el trasiego del agua potable hasta el tanque de distribución. 

A la par, se instalarán conexiones internas entre los contenedores de filtrado del agua salobre y el equipamiento que realiza la ósmosis inversa. Este último mecanismo garantiza la calidad del vital líquido para el posterior consumo humano. 

Se prevé que la planta, la primera en su tipo en Guantánamo con una capacidad de producir hasta 12 metros cúbicos de agua potable por hora, esté lista para el venidero mes de septiembre y de abasto a más de 1.700 pobladores.  

Supuestamente, estas métricas deben solucionar de forma “definitiva”  los problemas de abasto de los vecinos de la Punta de Maisí, quienes -hasta el momento- reciben el agua por medio de carros cisterna.  

La planta, con un tiempo de vida útil de 20 años, está preparada para soportar sobrecargas o descargas atmosféricas, voltaje irregular y bajos niveles de agua en bomba. Incluso, sus contenedores pueden transportarse hacia sitios más seguros, en caso de eventos metereológicos. 

Los problemas con el suministro de agua potable no son exclusivos de Guantánamo. Todo lo contrario, estos se expanden a lo largo del territorio nacional.

A inicios de mayo vecinos del capitalino municipio de la Habana Vieja, cerraron la calle Sol 470 en señal de protesta por la escasez del líquido. De acuerdo con la artista Rossana Oliva, las pipas de agua estuvieron ausentes durante más de 15 días "a pesar de las constantes llamadas al mando de Aguas de La Habana".

Este artículo es de hace 1 año

Archivado en:


¿Tienes algo que reportar? escribe a CiberCuba:

editores@cibercuba.com

 +1 786 3965 689

Necesitamos tu ayuda:

Como tú, miles de cubanos leen y apoyan el periodismo independiente de CiberCuba. Nuestra independencia editorial comienza por nuestra independencia económica: ninguna organización de ningún país financia CiberCuba. Nosotros hacemos nuestra propia agenda, publicamos nuestras opiniones y damos voz a todos los cubanos, sin influencias externas.

Nuestro diario se ha financiado hasta hoy solamente mediante publicidad y fondos propios, pero eso limita lo que podemos hacer. Por esto pedimos tu ayuda. Tu aporte económico nos permitirá hacer más acciones de periodismo investigativo y aumentar el número de colaboradores que reportan desde la isla, mientras conservamos nuestra independencia editorial. Cualquier contribución, grande o pequeña, será muy valiosa para nuestro futuro. Desde solo 5$ y con solo un minuto de tu tiempo puedes colaborar con CiberCuba. Gracias.

Contribuye ahora

Comentarios

Playlist de videos en CiberCuba