Varadero | Foto © CiberCuba
Varadero | Foto © CiberCuba

Unas vacaciones "agridulces" en Cuba


América Latina Cuba

Publicado el Jueves, 22 Agosto, 2019 - 11:33 (GMT-5)


La semana pasada viajé desde México para pasar unos días en Cuba, visitando La Habana, Varadero, Viñales y Soroa.

Me hospedé en La Habana, en el hotel Tryp Habana Libre, que según la agencia de turismo es 4 estrellas. Grande fue mi sorpresa, lo único que tiene de 4 estrellas es el lobby, de 6 elevadores, solo sirven 3, para un hotel que se encontraba repleto de huéspedes y eventos públicos. Al llegar al corredor que nos llevaría a la habitación, las alfombras parecía que tenían años sin lavarse, dando un terrible aspecto a suciedad, en los baños de las habitaciones unas tinas en las que no cabían los dos pies juntos.

Desde México compramos las cenas incluidas que ofrecía el hotel, y día tras día nos dieron exactamente lo mismo de cenar. Aún cuando el hotel tiene tres restaurantes, todo el tiempo nos mandaron al mismo con el mismo platillo.

No ad for you

Al salir del hotel te aborda una cantidad impresionante de personas que lo mismo te ofrecen taxi, o te están pidiendo limosnas. En una de las ocasiones un sujeto se nos acercó y nos ofreció como obsequio un habano, en ese momento textualmente dijo: “es un regalo de Cuba, tienen que aceptarlo”. Después de negarnos en repetidas ocasiones, finalmente logró su objetivo, aceptamos el habano y nos ofreció fuego. Al momento de encenderlo, le dijimos gracias y procedimos a retirarnos, nos siguió por varias cuadras exigiéndonos el pago de 2 CUC por el habano, tuvimos que pagar el “obsequio de Cuba”, desde ese momento sentíamos terror de salir de las instalaciones del hotel, por lo cual decidimos todo el tiempo permanecer dentro de las instalaciones hasta que día tras día el representante de Cubatur pasara por nosotros para los diversos recorridos.

En los días posteriores, visitamos Soroa y Viñales, qué hermosura de lugares, la gente increíble, quedamos sorprendidos de los hospedajes 3 estrellas que nos proporcionaron, una calma y una tranquilidad que no tienen precio, la comida bastante aceptable, de verdad muy sabroso.

Para finalizar nuestro recorrido por Cuba, visitamos Varadero, en el hotel Meliá Varadero “5 estrellas”, Cubatur nos dejó en el hotel alrededor del medio día, el check-in era a las 4 de la tarde, sin embargo, el hotel nos recibió y nos ofrecieron el uso de las instalaciones en tanto las habitaciones se encontraban listas. Llegaron las 4 de la tarde y las habitaciones aún no estaban listas, moríamos de calor, habíamos viajado desde la habana hasta Varadero, obviamente queríamos un descanso y darnos un baño, pues eso no fue posible hasta las 5 de la tarde, en cambio, para españoles que apenas llegaban a registrarse sus habitaciones estaban listas sin problemas.

Llegamos a la habitación, y el balcón daba a un techo rojo de otras habitaciones, incluso con ropa interior tirada justo frente al balcón, increíble para un hotel 5 estrellas.

Para comer en sus restaurantes especializados debes reservar con tres días de anticipación para encontrar lugar, lo raro es que al momento de acudir al restaurante solo había entre 4 y 5 mesas ocupadas, es decir, hay disponibilidad, pero supongo que es más económico mandar a la gente al buffet. A pesar de que todos pagamos por un servicio de 5 estrellas, no hay sombrillas suficientes, líneas interminables para conseguir un trago, si no hay CUC no hay trago.

Por otra parte, debo reconocer el gran trabajo de la agencia Cubatur, muy profesionales, muy a tiempo y muy amables.

Sin embargo, a mi regreso a México vengo con una sensación agridulce que cuando me preguntan qué tal Cuba, no quieres hablar mal de un país que acabas de visitar y en el cual hay muchas carencias y lo que más necesitan es el turismo, pero si los mismos cubanos y sus cadenas hoteleras no se ayudan a ser más hospitalarios, a terminar con los acosos a los turistas, a mejorar su industria hotelera, realmente dudo que en los próximos años puedan superar los 5 millones de visitantes extranjeros.

Saludos desde México, 

Alejandra.

Las declaraciones y opiniones expresadas en esta carta a CiberCuba son de exclusiva responsabilidad de su autor. CiberCuba hace su mejor esfuerzo para verificar la veracidad de la información recibida pero no da garantías sobre la misma.


¿Tienes algo que reportar? Envíalo a CiberCuba:

editores@cibercuba.com 
 +34-962-353-194


Recibe todo el contenido de CiberCuba sin censura por Telegram:

CiberCuba en Telegram


Suscríbete a las notificaciones de CiberCuba:


Comentarios

Siguiente artículo:

Esta Web utiliza cookies propias y de terceros, para mejorar la experiencia de usuario, recopilar estadísticas para optimizar la funcionalidad y mostrar publicidad adaptada a sus intereses.

Más información sobre nuestra política de privacidad.