La visita de los Reyes de España a Cuba sigue pendiente de "ajustes de agenda" | Foto © Collage Escambray / Twitter Casa de S.M. el Rey
La visita de los Reyes de España a Cuba sigue pendiente de "ajustes de agenda" | Foto © Collage Escambray / Twitter Casa de S.M. el Rey

La penúltima pirueta de España en Cuba


Publicado el Lunes, 23 Septiembre, 2019 - 06:00 (GMT-4)


El gobierno en funciones del socialista Pedro Sánchez Pérez-Castejón, con elecciones a la vista en noviembre próximo, se apresta a hacer la penúltima pirueta de España en Cuba con la anunciada visita de los Reyes a la isla, pendiente aún de “ajustes de agenda” porque los monarcas no querrían hacerse la foto con Daniel Ortega y Nicolás Maduro, al coincidir con ellos el 16 de noviembre en La Habana, que ese día cumplirá 500 años.

En Nicaragua y Venezuela, la oposición a los regímenes de Ortega-Murillo y Maduro tienen representación parlamentaria, en Cuba no. La Asamblea Nacional es un coro de mansos al servicio de la casta verde oliva y la oposición cubana es reprimida con contundencia por el aparato represivo y bandas paramilitares, organizadas por el gobierno comunista de La Habana.

Los errores en política exterior se pagan a medio y largo plazo y nadie sensato acepta el interés de Sánchez y su gobierno en contaminar a los Reyes de España certificando a una dictadura sexagenaria y que –excepto con Franco- no ha dudado en atacar a España, especialmente en las épocas de Felipe González y José María Aznar.

No ad for you

Lamentablemente, la pirueta española no es excepción en la Unión Europea, que de defensora de las libertades y los derechos humanos en la isla, ha pasado a ser guardiana de los intereses en usufructo de empresas europeas que operan en Cuba sobre propiedades arrancadas a sus legítimos propietarios por la dictadura castrista.

España lidera la ofensiva simplista y carente de ética que la UE pretende en Cuba, como contrapeso a su enfrentamiento con Trump y de la que se han desmarcado Chequia y Suecia, diciendo claramente que La Habana es inasequible a los gestos; como demostró el embullo Obama y otros esfuerzos anteriores de la propia Europa de defender un “diálogo crítico” frente a la dictadura.

Premiar ahora a La Habana con un viaje de los Reyes españoles carece de sentido y revela la ética de Sánchez y su equipo.

Si los monarcas no han ido antes a La Habana es porque -hasta ahora- los gobiernos españoles democráticos han tenido claro que no existen condiciones para un gesto diplomático de esa magnitud y menos ahora con el tardocastrismo enrocado en su continuidad vacía y en el uso del palo y la escasez crónica contra los cubanos.

Que luego nadie se rasgue las vestiduras y llore como el rey Boabdil la pérdida de Cuba y cuando sufra el rechazo de los opositores, la emigración y la gente de a pie, principales víctimas de la política castrista, que no dudará en vender a la población que la visita de los Reyes es un reconocimiento a su gobierno.

Legitimar una dictadura, aún vendiendo la falacia de que en privado se dice lo que no quieren oír, solo contribuye a fortalecer tiranías y a generar en la sufrida población cubana la sensación de que sigue sola frente a la barbarie gubernamental, carente de legitimidad incluso entre muchos antiguos combatientes de la revolución y ante la mayoría de la juventud cubana.

Si se consuma la visita de los Reyes de España a Cuba, con el pretexto del 500 cumpleaños de La Habana, Madrid habrá cometido un error descomunal en su política hacia Cuba que pagará caro en los próximos años. Una cosa es apoyar al empresariado español con intereses allí, frente a la pretensión extraterritorial de la Ley Helms-Burton, y otra muy distinta, y grave, premiar a una dictadura en su agonía.

Artículo de opinión: Las declaraciones y opiniones expresadas en este artículo son de exclusiva responsabilidad de su autor y no representan necesariamente el punto de vista de CiberCuba.

Contribuye con CiberCuba

Como tú, miles de cubanos leen y apoyan el periodismo independiente de CiberCuba. Nuestra independencia editorial comienza por nuestra independencia económica: ninguna organización de ningún país financia CiberCuba. Nosotros hacemos nuestra propia agenda, publicamos nuestras opiniones y damos voz a todos los cubanos, sin influencias externas.

Nuestro diario se ha financiado hasta hoy solamente mediante publicidad y fondos propios, pero eso limita lo que podemos hacer. Por esto pedimos tu ayuda. Tu aporte económico nos permitirá hacer más acciones de periodismo investigativo y aumentar el número de colaboradores que reportan desde la isla, mientras conservamos nuestra independencia editorial. Cualquier contribución, grande o pequeña, será muy valiosa para nuestro futuro. Desde solo 5$ y con solo un minuto de tu tiempo puedes colaborar con CiberCuba. Gracias.

Contribuye ahora

Carlos Cabrera Perez

Periodista de CiberCuba. Ha trabajado en Granma Internacional, Prensa Latina, Corresponsalías agencias IPS y EFE en La Habana. Director Tierras del Duero y Sierra Madrileña en España.

Comentarios


¿Tienes algo que reportar? Envíalo a CiberCuba:

editores@cibercuba.com 
 +34-962-353-194


Recibe todo el contenido de CiberCuba sin censura por Telegram:

CiberCuba en Telegram


Carlos Cabrera Perez

Periodista de CiberCuba. Ha trabajado en Granma Internacional, Prensa Latina, Corresponsalías agencias IPS y EFE en La Habana. Director Tierras del Duero y Sierra Madrileña en España.

Siguiente artículo:

Esta Web utiliza cookies propias y de terceros, para mejorar la experiencia de usuario, recopilar estadísticas para optimizar la funcionalidad y mostrar publicidad adaptada a sus intereses.

Más información sobre nuestra política de privacidad.