Edificio del Departamento del Tesoro de Estados Unidos, en Washington DC Foto © Cibercuba

Estados Unidos pone en vigor restricciones de remesas y operaciones financieras con Cuba

Este artículo es de hace 1 año

Estados Unidos puso oficialmente en vigor este miércoles un grupo de medidas que restringirán los envíos de remesas y las operaciones financieras con Cuba como parte de una política de reforzamiento del embargo contra la isla.

La implementación de las nuevas normativas fue anunciada por el Departamento del Tesoro el pasado 6 de septiembre, pero no eran efectivas hasta 30 días posteriores a su publicación en el Registro Federal.

Los cambios implementados este miércoles por la Oficina de Control de Activos Extranjeros (OFAC) abarcan cuatro áreas de restricción y comenzarán a hacerse sentir fundamentalmente en las remesas familiares:

  • Remesas familiares:  Se impone un límite de $1.000 dólares por trimestre en los envíos que un remitente puede hacer a un ciudadano cubano, y se prohíben las remesas a familiares cercanos  que sean altos funcionarios del gobierno y del Partido Comunista. La restricción familiar se extiende a hijos, padres, abuelos y primos.
  • Donaciones privadas:  La OFAC elimina la autorización para envíos de remesas en la categoría de donaciones a ciudadanos cubanos.
  • Remesas a personas y organizaciones no gubernamentales  independientes en Cuba:  La OFAC incorpora desde este 9 de octubre una disposición que autoriza estas remesas en apoyo a la actividad económica en el sector no estatal y a personas que trabajan por cuenta propia, en virtud de la política estadounidense de fomentar el crecimiento del sector privado cubano independiente al margen del control gubernamental.
  • Eliminación de las transacciones "U-Turn" o triangulaciones bancarias: Queda eliminada la autorización para que las instituciones bancarias bajo jurisdicción de Estados Unidos procesen ciertas transferencias de fondos que se originan y terminan fuera del territorio estadounidense, comúnmente conocidas como transacciones "U-turn".  Las instituciones bancarias sujetas a la jurisdicción de Estados Unidos deberán rechazar estas transacciones y no podrán continuar procesándolas.

La relación de estas medidas aparece en un documento de ocho páginas, emitido por el Departamento del Tesoro para establecer oficialmente las sanciones anunciadas por la Casa Blanca desde el pasado abril.

El paquete de restricciones golpea principalmente la actividad de remesas familiares, que en estos momentos operan con un monto y una frecuencia ilimitados. Las personas que comparezcan a partir de ahora a agencias de envíos de dinero como Western Union recibirán la advertencia.

Sin embargo, no afecta a los envíos por herencias adjudicadas en Estados Unidos a residentes en Cuba.

Las remesas familiares en efectivo desde Estados Unidos a Cuba ascienden a $29 mil millones de dólares durante la última década (2008-2018), período que coincide con la flexibilización de las transacciones que autorizó la administración de Barack Obama, según estadísticas de The Havana Consulting Group, con sede en Miami.

La otra restricción significativa es la prohibición de operaciones financieras de bancos estadounidenses con personas o entidades en Cuba, conocidas como "transacciones U-turn". La decisión golpea numerosas actividades de instituciones y ciudadanos nacionales que lograban a acceder a pagos internacionales por instituciones bancarias de Estados Unidos a través de una triangulación de las transacciones. 

El Departamento de Estado dijo en una declaración que la política de la administración de Donald Trump busca respaldar al sector privado y a las manifestaciones independientes, y permitirles operar sin el control gubernamental.

  “Las remesas a negocios privados, grupos de derechos humanos, organizaciones religiosas y trabajadores independientes que operan en el sector no estatal están autorizadas sin límite en este momento”, aclaró el comunicado del Departmento de Estado.

Las medidas de control financiero fueron anticipadas por el Departamento de Estado y el consejero de Seguridad Nacional, John Bolton, desde el pasado 17 de abril, pero no es hasta ahora que se implementan legalmente. El Departamento del Tesoro había enviado una notificación a instituciones vinculadas a las remesas en territorio estadounidense para recibir y analizar sus comentarios con respeto a la decisión puesta en vigor este miércoles.

El incremento de la hostilidad de Estados Unidos hacia el régimen cubano se ha potenciado en los últimos meses, tratando de cortar o minimizar los vínculos de La Habana con el régimen de Nicolás Maduro en Venezuela. Washington incluso has dispuesto medidas adicionales para sancionar a las embarcaciones que trasladan combustible venezolano a la isla.

Las disposiciones de este miércoles se unen a las adoptadas el pasado 5 de junio, cuando la OFAC impuso limitaciones a los viajes no familiares a la Isla, incluyendo las excursiones turísticas en cruceros.

Se espera que los efectos de las medidas comiencen a verse para fines de año, particularmente en el primer trimestre de 2020, aunque el impacto sobre los viajes de ciudadanos estadounidenses a la isla ya se han visto mermados notablemente desde agosto.

Las medidas entran en vigor horas antes de que se la Asamblea Nacional de Cuba designe presidente y vicepresidente de la República, cumpliendo los acuerdos de la nueva Constitución, instaurada el pasado abril. Se desconocen nombres de candidatos, pero se espera que Miguel Díaz-Canel sea el designado para la presidencia.

Este artículo es de hace 1 año

Archivado en:

Wilfredo Cancio Isla

Periodista de CiberCuba. Doctor en Ciencias de la Información por la Universidad de La Laguna (España). Redactor y directivo editorial en El Nuevo Herald, Telemundo, AFP, Diario Las Américas, AmericaTeVe, Cafe Fuerte y Radio TV Martí.

Comentarios

Playlist de videos en CiberCuba



¿Tienes algo que reportar? escribe a CiberCuba:

editores@cibercuba.com

 +34621383985