Mujer en Florida sufre la picadura de la oruga más venenosa de EE.UU.

“Estaba viendo a mi hijo practicar y de repente no podía respirar. Pensé que me iba a desmayar, y luego vino el dolor. En mi pecho... en todo mi brazo derecho, irradiando desde mi muñeca a través de mi brazo”, relató la víctima.

Oruga de gato u oruga peluche, la más venenosa de Estados Unidos Foto © Bri Oteri/ Facebook

Este artículo es de hace 1 año

Una mujer de Florida tuvo un incidente con una oruga venenosa que terminó con un ingreso en el hospital.

Bri Oteri, residente en Dade City, decidió contar su historia en su muro de Facebook para alertar a otros de un posible encuentro con estos animales.

“Estaba apoyada en una valla de madera e inmediatamente sentí que me ardía la muñeca. Empecé a gritarle a mi hermano para que me lo quitara. No tenía ni idea de lo que estaba pasando. Se sentía como hormigas de fuego en ese momento. Miré hacia abajo y vi esta cosa borrosa moviéndose por el bosque”, relató.

El hermano de Bri cogió pronto su teléfono y tomó las fotos que aparecen en el post. En ellas se ve el aspecto que presentaba el brazo de la mujer y el animal que la picó.

Se trata de una oruga de gato u oruga peluche, la más venenosa de Estados Unidos.

“Estaba viendo a mi hijo practicar y de repente no podía respirar. Pensé que me iba a desmayar, y luego vino el dolor. En mi pecho... en todo mi brazo derecho, irradiando desde mi muñeca a través de todo mi brazo y hombro. Miré a mi marido y le dije que teníamos que ir a urgencias ahora mismo. Estaba asustada”, añadió.

“El dolor era tan insoportable que lloraba histéricamente en el hospital y pedía a los médicos y enfermeras que me ayudaran. La morfina ni siquiera tocó el dolor. Lloré y rogué a Dios durante horas para que se detuviera. He tenido dos cesáreas, otras cirugías, y nada se acercó al dolor. Sentí como si alguien estuviera perforando mis huesos. Por favor, por favor, estén atentos a estas cosas o lean sobre ellas en internet. Hay artículos por todas partes. Estoy tan contenta de que fuera yo y no mis hijos ni los hijos de nadie”, concluyó.

La larva de la Megalopyge opercularisoruga debe su nombre a que está cubierta de espinas venenosas que parecen pelos, lo que la hace similar a un pequeño gato persa. La exposición a esas espinas causan una irritación inmediata en la piel, y un dolor descrito como el de un hueso roto. Las reacciones se localizan en el área afectada, pero con frecuencia son muy graves e irradian hacia arriba, provocando ardor, hinchazón, náuseas, dolor de cabeza, malestar abdominal, erupciones cutáneas, y a veces, dolor en el pecho, entumecimiento o dificultad para respirar.

Según el doctor Alfred Aleguas, director del Centro de Envenenamiento de Florida, en 2018 se reportaron más de 220 casos por envenenamiento con la oruga peluche.

 

 

Archivado en:


¿Tienes algo que reportar?
Escribe a CiberCuba:

editores@cibercuba.com

 +1 786 3965 689

Necesitamos tu ayuda:

Como tú, miles de cubanos leen y apoyan el periodismo independiente de CiberCuba. Nuestra independencia editorial comienza por nuestra independencia económica: ninguna organización de ningún país financia CiberCuba. Nosotros hacemos nuestra propia agenda, publicamos nuestras opiniones y damos voz a todos los cubanos, sin influencias externas.

Nuestro diario se ha financiado hasta hoy solamente mediante publicidad y fondos propios, pero eso limita lo que podemos hacer. Por esto pedimos tu ayuda. Tu aporte económico nos permitirá hacer más acciones de periodismo investigativo y aumentar el número de colaboradores que reportan desde la isla, mientras conservamos nuestra independencia editorial. Cualquier contribución, grande o pequeña, será muy valiosa para nuestro futuro. Desde solo 5$ y con solo un minuto de tu tiempo puedes colaborar con CiberCuba. Gracias.

Contribuye ahora

Comentarios

Playlist de videos en CiberCuba