Ana de Armas. Foto © Instagram de la artista

Ana de Armas: "Me encantaría ser una chica Almodóvar"

Ana de Armas está viviendo sus sueños e incluso los que nunca tuvo. La actriz cubana ha escalado en Hollywood -no sin esfuerzo- a pasos acelerados y se ha convertido en un rostro habitual en la gran pantalla y las alfombras rojas.

Actualmente, la artista de 31 años se encuentra filmando la última entrega de James Bond y acaba de finalizar el rodaje de Blonde, la biopic en la que interpreta a Marilyn Monroe, y con la cual ha logrado su primer gran protagónico.

"Nunca pensé que iba a ser una chica Bond. Nunca pensé que iba a ser Marilyn Monroe", confesó la actriz durante una entrevista con C Magazine.

Sin embargo, admitió que probablemente de manera inconsciente sí lo creía, pues la razón por la que se mudó de España -donde ya tenía una carrera hecha- a Los Ángeles hace cinco años y sin saber casi nada de inglés, es porque sabía que podía llegar a Hollywood.

"Al mismo tiempo, supongo que sabía (que podría suceder) porque es por eso que me mudé a Los Ángeles. Algo dentro de mí sabía que iba a poder hacerlo", afirmó. 

No obstante, su decisión de mudarse a Estados Unidos fue porque sintió la necesidad de probar algo nuevo y diferente y no tenía la menor idea de que lograría hacer tantas películas en tan poco tiempo. 

"No me aburría, pero quería algo nuevo y diferente. Quería inspiración en otro lugar. Cuando tengo eso en mi cabeza, no hay nada que pueda detenerme. Pero nunca pensé que iba a trabajar tanto", dijo.

La prueba de su determinación la dio en su primer casting, cuando el director le dijo que la vería otra vez en dos años, cuando ella hubiera aprendido a hablar bien el inglés, a lo que ella respondió "que no, que hablábamos en dos meses. Él se rió y me dijo que estaba loca, que no podía hacerlo. Pero en dos meses, ya estaba audicionando para grandes películas".

De Armas ha trabajado en Knock Knock, en 2015; War Dogs y Hands of Stone, en 2016; Blade Runner 2049, de 2017; entre otras.

Este año la actriz estrenó Knives Out y Wasp Network , y pronto comenzará a filmar el thriller erótico Deep Water, junto a Ben Affleck. El próximo año tendrá el estreno de No Time to Die y de Blonde, en Netflix.

"Trabajé en el acento durante todo un año. Tenía la responsabilidad de retratarla a ella y a su vida de la mejor manera posible. Todo fue estresante, y todo fue emocionante, inspirador y aterrador", dijo sobre la oportunidad de interpretar a Marilyn Monroe.

Sin embargo, interpretar a la actriz estadounidense no fue el único reto, sino también combinarlo con su actuación en James Bond No. 25, una película de acción con una dinámica y personaje totalmente opuesto.

"Fue una transición muy extraña. Es muy diferente...Nunca había hecho una película de acción, y debo haber subestimado qué son este tipo de películas, pero debo decir que estoy realmente impresionada. Es realmente difícil. El entrenamiento para mantenerse fiel al tipo de película, al tono. Todo se demora mucho, por lo que tu nivel de energía cuando está esperando, disminuye. Y de repente estás en el set y tienes que empezar a matar gente o patearla. ¡Y está en tacones altos!", contó. 

Ana ahora apunta a otro de sus sueños: trabajar con el director español Pedro Almodóvar, a quien no conoce todavía a pesar de vivir durante años en España.

"Eso sería un sueño. Él es una leyenda, es increíble. Ahora soy una chica Bond, pero me encantaría ser una chica Almodóvar. De seguro voy a audicionar para él".

Puedes seguir a CiberCuba Entretenimiento en Facebook, Instagram o Youtube.

Archivado en:

Comentarios

Playlist de videos en CiberCuba



¿Tienes algo que reportar? escribe a CiberCuba:

editores@cibercuba.com

 +34621383985